martes, 16 de noviembre de 2010

SIERRA ELS PLANS

Ruta Realizada el 04/01/2010

Longitud de la Ruta; 21 km aprox

La ruta que voy a describir la realicé como viene indicado más arriba el 4 de Enero de 2010 durante unos días que pasé en Alcoy. Buena parte del trayecto transcurre por el sendero PR- 132.
Pues bien, como he dicho saliendo de Alcoy con dirección a Alicante y una vez hemos dejado atrás el Barranco de la Batalla, sale a nuestra izquierda una carretera que lleva a la Urbanización El Estepar.

Tomamos esta carretera, pasaremos por un restaurante hasta que poco más adelante la carretera se bifurca hacia la derecha y hacia la izquierda; y justo enfrente de nosotros veremos un descampado que será donde  comenzará nuestra ruta circular por la sierra dels Plans concretamente en las coordenadas 38º 39’ 34.14"N  0º 26’ 55.65"W.
Tomamos el camino que tenemos justo enfrente en sentido descendente hasta que llegamos a lo que parece una nave industrial abandonada y una caseta al lado; es el Caserío Regadiu.


Avanzamos unos metros y el camino se bifurca girando nosotros hacia la derecha y andaremos durante unos metros hasta que el camino gira de nuevo a la derecha y justo enfrente de nosotros se adivina una senda pedregrosa que va hacia arriba y es la que vamos a coger.
La senda no tiene posibilidad de pérdida, pero de todas formas encontraremos algún pino con las señales blancas y amarillas que indican que vamos por senderos.




Es un duro ascenso hacia la cumbre y esta senda tiene un curioso sobrenombre que alguien le puso alguna vez "la costera de la mare de Déu". A medida que vamos subiendo podemos ver a nuestra izquierda todos lo pequeños pueblos que componen la Comarca de L´alcoia.
Parece que no estemos en el sureste mediterraneo, sino más bien en una zona montañosa del norte de España, ya que la vegetación es muy  abundante, unido a que la noche anterior al ascenso estuvo lloviendo y el frio era muy intenso.
Todo esto hacía que la percepción de nuestros sentidos se acentuasen. Todo se ve más nitido y más bonito, igual que el olor a plantas olorosas y tierra mojada.

 Después de un rato ascendiendo, llegamos a un pequeño claro, y es una buena ocasión para descansar y observar el entorno.




A partir de aquí la senda se vuelve un poco más escabrosa, e iremos caminando casi por la cresta de la sierra. A nuestra izquierda veremos formaciones rocosas. 



En ocasiones la senda parece un  camino de cabras y es más dificultosa pero esto aumenta su encanto, hasta que ya llegamos a la cima a 1.330 metros sobre el nivel del mar, y unos 5.50 kms recorridos.
Aquí, en el punto más alto las vistas son espléndidas. Si miramos al norte vemos el Montcabrer, hacia el sur y sureste el Cabezó d´or y el Maigmó; hacia el este la Aixortá, la Aitana, el Puig Campana y el Ponoig; y si lo hacemos hacia el oeste el Menejador e Ibi al fondo.


Vértice geodésico

Continuando con nuestra ruta observamos que desde el mismo vértice geodésico salen dos senderos; el que sigue recto, hacia el sur y que nos lleva al pozo de nieve del Rentonar y a la salida de Torremanzanas; concretamente al puerto de Rentonar.
Nosotros iremos por la senda que sale a la derecha y a escasos metros vemos unas señalizaciones de senderos indicándonos la dirección de Montagut y Torremanzanas ya que en nuestro trayecto veremos que son varios los senderos que  bajan a esta población.
Seguiremos siempre sin soltar este sendero olvidándonos de los que salen a ambos lados.


Observamos la senda que sale a nuestra izquierda que nos lleva a Torremanzanas, y unos metros más adelante un camino que sale a nuestra derecha y que conduce a La Sarga, pedanía perteneciente a Jijona y que merece la pena visitar y observar sus pinturas rupestres; pero esto será otro día... Ahora mismo nos encontramos en el Collado de Portell.. Si miramos a la izquierda observaremos Torremanzanas allá abajo.
Continuando nuestro camino, lo que parecía un día despejado empezó poco a poco a nublarse y a caer una intensa niebla que aportaba más misticismo al lugar.
Con alguna que otra pendiente hacia arriba vamos acercándonos al Pou del Surdo, que es un pozo de nieve antiguo remodelado junto a la antigua casa dels nevaters, convertido en un hotel rural muy recomendable.
Por la derecha nos saldrá un sendero que nos lleva a la carretera principal entre Jijona y Alcoy pasando por el Mas de Cano.






A partir de aquí el sendero se convierte en una carretera muy estrecha asfaltada que nos lleva a la carretera nacional N - 340 entre Jijona y Alcoy.
Una vez en el cruce, giramos a la derecha, dirección Alcoy. A partir de ahora y durante aproximadamente 5 kms la ruta pierde un poco su encanto al tener que andar por el arcén de la carretera.
A la izquierda hay un nevero y un poco más adelante vemos el Mäs de San Ignacio con otro nevero del mismo nombre, y unos metros adelante a pie de carretera el aljibe de la foto.


Cuando ya llevamos andados unos 2 kms pasamos por la verja de entrada del Más de Cano, y por la izquierda la entrada al Mas de Rovira, para encontrarnos casi inmediatamente con la casona que está pegada a la carretera a nuestra izquierda que corresponde a la Venta San Rafael; parada obligada, allá por 1898 de La Alcoyana en sus viajes de idas y venidas a Alicante pasando la Carrasqueta.
Y cuando hemos andado poco más de 4.5 kms sale a nuestra derecha un camino que nos lleva a la pedanía de La Sarga.
Unos 10 metros más adelante pasa por debajo de la carretera una senda que no es otra cosa que el antiguo trazado del Ferrocarril entre Agost y Alcoy.
En este punto saltamos los guardarrailes y comenzamos a andar en dirección Este, justamente por el trazado del ferrocarril.




El trayecto por este tramo es muy agradable y bastante cómodo. Pasaremos por el arroyo de la Sarga, hasta aproximarnos de nuevo a las inmediaciones de la urbanización El Estepar, justo a la entrada del túnel en el Barranco de la Batalla.
Estamos casi en el punto de partida. Solo queda enlazar con la carretera que entra en la Urbanización e ir directamente donde hemos dejado el coche.

Mapa de la Ruta



viernes, 12 de noviembre de 2010

EL RUNAR DE LA MONA

Ruta realizada el 19/08/2010

Este verano de 2010 durante mi estancia en Sella hice esta ruta circular por el sendero PR- 198 "Runar de la Mona". Un pastor del pueblo me indico que la subida por la senda es muy dura; yo lo comprobé después. Es una senda que practicamente no existe y solo nos podemos guiar por las marcas de prs que algún valiente puso.
Con todo y con esto, la ruta la defino de "camino de cabras".
¡Eso sí!, la ruta no es apta para novatos del senderismo...

Aproximadamente a 1'5 km de Sella por la carretera asfaltada que nos lleva al Barranc del arc, encontramos en una curva la indicación del sendero.



A partir de aquí empieza la subida y ya no dejamos de ascender hasta llegar a lo alto de la Penya. Tomamos un sendero de tierra y a unos 700 metros nos topamos con una carretera asfaltada.
Unos metros a la derecha hay un poste indicativo de la dirección a tomar. Siempre hacia el norte, o sea hacia arriba. 
A partir de aquí, hay que estar atento a las marcas, porque la senda es casi imperceptible y como he dicho más arriba es más propia de cabras que de personas. Las marcas están sobre las rocas o sobre postes, algunos casi derribados.




Cuando ya llevamos un rato subiendo en dirección Norte, la senda se desvía a la derecha y vamos a ir durante un buen rato en paralelo sobre la montaña.
A la derecha las vistas son increibles. El Puig Campana, Els Castellets, El Ponoig allá al fondo...



Continuamos avanzando hasta que la senda. salvando alguna que otra dificultad. vuelve otra vez hacia el norte. Y es aquí donde verdaderamente empieza el tramo duro del ascenso.
No tendremos más remedio que parar a descansar  en el pino que hay en la foto para poder seguir


Iremos por el lado derecho del runar, siempre pendientes de las marcas del sendero. El PR- 198 nos lleva ahora a la "Cova del Runar de la Mona", que queda a la derecha de la pedrera. 


Siguiendo con nuestro ascenso, veremos a nuestra derecha la ya mencionada Cova del Runar. Y es una buena ocasión para pararse y descansar, porque el ascenso aún no ha terminado.

Cueva Runar de la Mona
En el interior de la cueva

Retomando nuestro itinerario ahora nos vamos dirigiendo hacia el noroeste, hacia el tramo final que nos lleva a lo alto de la Penya de Sella.
Pasaremos por una señal muy llamativa indicándonos el camino a tomar...


Haciendo un último esfuerzo ya nos damos cuenta de que estamos llegando a la cima. Una vez arriba podemos ver enfrente nuestro la impresionante mole de la Sierra Aitana y del Barranco de Tagarina entre la Sierra y nosotros. Y si nos damos la vuelta por donde hemos venido vemos el omnipresente Puig Campana, y el Mar.

Sierra Aitana

Ahora en algún lugar de la cima existe una senda que nos lleva hacia la izquierda, o sea hacia el oeste. Una vez la hayamos encontrado vamos por ella. A medida que avanzamos podremos deleitarnos con los paisajes que se nos ofrecen.
Llega un momento en que a nuestra derecha aparecen unos árboles y detrás de estos unos terrenos de cultivo ya abandonados y restos de construcciones ya derruidas. Nos encontramos en la "Casa de Dalt".
Continuamos y la senda ya se convierte en un camino. Ahora estamos caminando en el "Azagador de la Penya de Sella".




Pozo y ruinas de la Casa de Dalt
   .
Assegador de la Peña
                                          
Seguimos por el camino principal entre árboles durante un rato, hasta llegar a una intersección de caminos.
Nos sale uno por la derecha; el principal que sigue hacia la izquierda y que va a morir a una casa. Y enfrente tenemos el camino que hemos de seguir.
Un poco más adelante el camino desaparece en una intersección de sendas.
Tomaremos la senda de la izquierda, jalonada con dos piedras, y "a disfrutar del descenso".


El descenso en su totalidad es bastante empinado, y al igual que durante el ascenso hay que estar atento a las marcas para no desviarse.
Ahora el objetivo es llegar a Sella.



El descenso es dificultoso para senderistas con poca experiencia hasta llegar ya a un camino que nos lleva a una caseta con antenas.



Justo al lado de estas antenas se ve que nace una carretera que va hacia el oeste, pero nosotros seguimos hacia abajo teniendo siempre enfrente el pueblo de Sella, ya que en este tramo ya no existen marcas de senderos.
Pasaremos por la Casa de Vistabella y comprobaremos que hay en el suelo una flecha, que parece que quiere indicar por donde transcurre la senda.
Haciendo caso a la indicación de la flecha, la senda nos lleva a un depósito  a los pies de la Ermita de Santa Barbara de Sella. Y fin de la ruta.

Seguir la flecha

Ermita de Santa Bárbara