sábado, 16 de noviembre de 2013

CASCADA LLOPIS - CASCADA ELORRIAGA

Ruta realizada el 27/10/2013

Dos meses y medio después de haber realizado el primer internamiento en el "Túnel del Sumidor", volvemos, pero esta vez con trajes de neopreno totalmente cubiertos, para descender por las cascadas que existen en la zona de "Rio Abajo".
Somos tres los miembros del equipo, portando además de todo el material necesario para el descenso y posterior ascenso, dos cuerdas de 50 y 60 metros respectivamente. Todo el peso hay que repartirlo equitativamente entre los tres.
Nos dirigimos directamente "Rio Abajo", hacia las cascadas; Al ser final de verano y no haber llovido en mucho tiempo por los alrededores corría menos agua que en la vez anterior.
Situados ya en la cabecera del pozo de la "Cascada Llopis" realizamos un anclaje en roca con una cuerda dinámica; un nudo de pescador haciendo de reaseguro y la propia cuerda con nudo de ocho, y de ahí con un nudo de ocho de doble gaza sobre los anclajes ya existentes haciendo que la cuerda baje limpia.
Asegurados en cuatro puntos iniciamos el descenso.

Las fotos no tienen la calidad deseada por el nivel de humedad en la cavidad y la falta de luminosidad.



Descenso por el pozo de la Cascada Llopis

El pozo es prácticamente redondo y completamente vertical. A medida que se desciende va cayendo una suave lluvia desde lo alto. Una vez bajo, en la gran sala "S.A.R", cae un chaparrón de agua que se extiende por toda la estancia.
Es espectacular la visión que desde abajo se tiene del descenso de otro compañero con el agua golpeándote la cara en todo momento.

Vicente en la S.A.R

Continuamos adelante salvando una pequeña cascada, hasta llegar 50 metros adelante a la "Cascada Elorriaga". Efectuamos un rappel de 6 metros hasta una poza y desde aquí otra instalación para descender nuevamente.

Descenso por la Cascada Elorriaga

Nosotros no avanzaríamos mucho más. Llegamos hasta una sección donde una roca afilada avanzaba horizontal tras lo cual había un voladizo hasta abajo.
En este punto decidimos no continuar a riesgo de que la cuerda sufriera con el roce de la roca.

Iniciamos el camino de vuelta y ascenso por la "Cascada Llopis" en un espectacular y vistoso rappel en volado.
Una vez Vicente y yo estuvimos arriba coincidimos con un grupo espeleológico de Valencia que estaban enseñando la cavidad a unos iniciados en este mundillo.
Posteriormente desinstalamos el material y vuelta a la superficie.

Rafael en la cabecera del pozo