Buscar este blog

martes, 9 de septiembre de 2014

EL CAMINO DEL AGUA - LA FUENTE DE ORGEGIA

En la actualidad el paisaje que nos ofrece a la vista la Partida de Orgegia no es grata ni interesante. No se debe solamente a la presencia de determinados elementos que difieren bastante en un medio natural como son, la autovía y la estación depuradora de aguas en lo alto de una loma, sino a las ruinas de la Finca de Les Fontetes y al deterioro a ojos vistas de la Finca San Clemente. Cito estos dos por ser los mas evidentes.
A duras penas todavía puede contemplarse las ruinas abandonadas de la torre que da nombre al paraje, y como no, el descuidado estado en que se encuentra la fuente y la balsa, tema principal de este artículo.

Por aquí discurría el antiguo camino de peregrinación a la Santa Faz. En esas fechas hoy en día, el lugar se convierte en punto de acampada y posterior basurero de algunos excursionistas.
Sin embargo aún son visibles algunos bancales con olivos y algarrobos. Llama la atención a lo lejos un solitario y gran olivo como mudo testigo de los cambios que han ocurrido a su alrededor.

Orgegia y el Palamó fueron adquiridos por Pedro Franqueza a D. Baltasar Vidaña y a otros poseedores de tierras en el año 1590, en lo que posteriormente se denominaría Villafranqueza.
Mª Carmen Dueñas Moya sugiere la posible intencionalidad económica del Conde de Villalonga al comprar estos terrenos ubicados en el área regable por las aguas del Pantano de Tibi, en construcción en ese momento, ya que tierras de secano se convertirían en áreas de regadío.
La autora también hace notar que el lugar que se pretendía fundar debía llamarse Santa Magdalena en lugar de Villafranqueza a juzgar por algunos planos de Cristobal Antonelli de 1590.
Por su parte Armando Alberola Romá informa que tras el nuevo riego del Pantano le correspondieron a Pedro Franqueza 37,5 hilos de agua para amerar 2.268 tahúllas de tierra distribuidos por los brazales de Alfaç, Albercoquer y Aljucer.
Las aguas se repartieron entre las primeras 29 familias asentadas junto con una casa y 42 tahúllas de tierra mediante un contrato enfitéutico "leonino", debido a las imposiciones y condiciones a que se sometía al enfiteuta.

En la obra Ingeniería y obras públicas en la época de Felipe II hay plasmados algunos planos de la villa con las fuentes de aguas potables y también, apartado hacia el Este, la Fuente y Balsa de Orgegia como se refleja en el recorte siguiente.


Plaza del lugar de Santa Magdalena (Villafranqueza)
con el aprovechamiento de fuentes para el regadío 
de campos próximos a finales del siglo XVI


El emplazamiento de estos dos elementos parece salvado milagrosamente tras la construcción de la autovía, ya que su trayectoria circula paralela, a escasos metros de la acequia y la balsa.
Según la documentación consultada y vistos los planos del siglo XVI el uso de las aguas por parte de los regantes "data de tiempo inmemorial, sin que jamás haya osado nadie perturbarles ni menos despojarles de tal posesión.... y sin interrupción ninguna".

Reglamento para el gobierno, distribución del agua y demás de la fuente y balsa de Orgegia.

El día 10 de Abril de 1855 D. Luis Ramos, Fiel Repartidor de las aguas de la Fuente de Orgegia y un grupo de propietarios, bajo la Presidencia del Alcalde de Villafranqueza D. Antonio García y Torregrosa acordaron la elaboración de un reglamento y distribución de dichas aguas.
En esa reunión se nombró una Comisión encargada para la redacción del documento, y cuyos miembros fueron D. Domingo Morelló y Segura, D. Jose María Sessé, D. José Elull y D. Victorio Die.

Archivo Municipal de Muchamiel

La Junta de accionistas estaba compuesta por D. José Carratalá, D. José Jover y Pastor, D. Victorio Die, D. José Cerdá y Ors, Dña Josefa Asensi y Aznar, Dña Josefa y Francisca Jover y Gomis, Dña Vicenta Molo y Barceló, Dña Teresa Jover y Pastor, Dña Rosa Mira, Dña Josefa Alcaraz de Elull, D. Sebastián Segura, D. Rafael Rodulfo, Dña Trinidad Martinez, D. José Sendra, D. José Manresa y D. Juan Sogorb.
Las aguas estaban divididas en 32 partes o acciones de 16 dedos cada una, y cada dedo en dos medios. (un dedo eran dos centímetros aproximadamente).
El reparto del agua lo realizaba un propietario distinto en cada turno juntamente con el Fiel Repartidor, que recibía el listado de regantes y la vara de medir. Al propietario encargado se le gratificaba este trabajo con una parte de agua de 16 dedos.
La persona que en ese momento realizaba esa labor debía verificar el agua existente en la balsa al tiempo de destaparse, no permitiendo que saliese de la misma mas que cuatro partes o tandas y cuatro dedos (1 balsada), quedando el agua sobrante en el estanque.
El riego comenzaba a las ocho de la mañana desde el primer día de Noviembre hasta el primero de Mayo. Y a las seis de la mañana desde el dos de Mayo hasta el treinta y uno de Octubre.
Si por abundancia sobraba agua y no había ningún interesado propietario que la solicitase, ésta se vendía a otro comprador si lo hubiere y si no se vertía a la albufera de la huerta.
Se nombró una comisión de gobierno que debía disponer de la limpia de la fuente, balsa y acueductos, tarea que debía realizarse en el mes de Marzo de todos los años, y las obras necesarias, cuyo gasto no debía exceder de 300 rs. Para cubrir los gastos autorizados por la comisión se podía vender en turno o tanda cuatro partes de agua de 16 dedos cada una.
Para otras faenas como la limpia de la balsa y acueductos debían llevarse a cabo previo remate público.

En el reglamento se dispuso además la construcción de una casamata al lado de la balsa y la instalación de una paleta con una señal visible en la salida del agua. Y la prohibición de abrevar los ganados en la acequia de la fuente, lavar la ropa en la acequia y balsa y macerar cáñamo, lino o esparto.

A principios de siglo XX se realizaron importantes mejoras y se creó una nueva comunidad de regantes. Esta nueva asociación incrementó el caudal de agua con un nuevo sistema de tandeo cuya tanda o turno equivalía a 17 balsadas: 8 de agua vieja y 8 de agua nueva, suplementadas por una balsada para la venta en pública subasta a usuarios que no pertenecían a la comunidad de regantes.

--------------


Las aguas de la fuente de Orgegia nacen de una mina de reducidas dimensiones, con una reja en la entrada de la galería y el techo formado por sillares inclinados en forma de cuña. Los lodos acumulados en el interior por su falta de mantenimiento y limpieza ha ocasionado la elevación del suelo quedando el espacio que se observa en las siguientes fotografías.
La galería tiene continuidad aguas arriba bordeando el barranco. En su trayectoria se observan pozos de aireación o lumbreras (algunas de ellas destruidas con las obras de encauzamiento de la rambla).

Interior Fuente de Orgegia
Bocamina

Pese a la tremenda sequía sale bastante agua que recorre 600 metros por medio de una acequia descubierta invadida de cañas y carrizo hasta una balsa.

En la hemeroteca encontramos algunas noticias referentes a la reparación del sistema donde se hace constar las avalanchas ocurridas en los años 1884 y 1885 que cegaron la balsa, la acequia y el manantial y la posterior rehabilitación por parte de sus usuarios.
El Diario el Nuevo Alicantino anuncia el 30 de Octubre de 1897 la subasta para la limpia de la balsa y acequia por un montante de 1.250 pesetas.

El Alicantino (30-10-1897)

Un documento de 1905 hace una pequeña descripción del embalse que corresponde con la realidad.
"Esta balsa que mide 37 metros con cincuenta metros de larga, por 23 metros y 50 centímetros de ancha y un metro cincuenta centímetros de profundidad media y tiene una capacidad aproximada, (pues la profundidad no es la misma en toda ella) de 1.300 metros, se ha llenado siempre con las aguas que fluyen del manantial indicado en el espacio máximo de tres días, que han subido hasta cinco como máximum en las épocas de mayores sequías".

Balsa de Orgegia


Un recorte de prensa del año 1907 nos informa de la subasta por la Sociedad Balsa de Orgegia para las obras de un canal de 564 metros.

La voz de Alicante (14-06-1907)

En 1906 D. Rafael Mengual, Procurador de los Tribunales, en su propio nombre y en representación de Doña Asunción Manresa y Oriente y D. Ramón Vidal e Irles, como marido y administrador de Doña María Morelló, presenta un interdicto de recobrar la posesión, manisfestando ser usuarios de la balsa de Orgegia conforme a la participación que cada uno tiene con arreglo a las prescripciones del correspondiente reglamento que rige la Comunidad de regantes.
En el pleito iniciado señalan a D. Jose Santana Segura, D. Manuel Pastor (Alcalde), D. Agustin Santana Gozálvez, D. Salvador Santana Barrachina, D. Vicente Guijarro Guijarro y D. Cosme Urios Soler por haber excavado un pozo cerca del manantial, instalando una noria para su extracción, mermando con ello el caudal de la fuente de Orgegia.
Los demandados junto con los Sres D. Miguel Guijarro Román, D. Manuel y D. Jose Brotons poseían una balsa a la misma altura del manantial, pero en el lado izquierdo del barranco, (balsa visible en el vuelo de Ruiz de Alda de 1929), y que servía para recoger las aguas superficiales e intermitentes que corrían por el mencionado barranco para riego de sus tierras.

La excavación objeto del pleito era un pozo rectangular de 3 metros de profundidad en el cauce del Barranco de Orgegia a 250 metros aguas arriba del manantial. Posteriormente se instaló una noria conduciendo el agua aflorada a través de una acequia a cielo abierto, por el margen izquierdo del barranco hasta la mencionada balsa.
Realizados estos trabajos el caudal de la fuente de Orgegia mermó hasta tal punto que se necesitaban 14 días para llenar la balsa en lugar de los tres habituales.
El Ingeniero de minas D. Luis García Ros hace constar que el agua aflorada por la noria instalada por los demandados es la misma que circulaba por la mina de Orgegia y causa de la merma de ésta.

Paralelamente a este interdicto el Sr Mengual eleva otros dos relacionados con el nacimiento de aguas de la Partida: En el primero de ellos demanda a D. Antonio y D. Jose García Brotons propietarios ambos de la Finca Les Fontetes por instalar una noria en un pozo cuyas aguas hasta ese momento eran sacadas a mano y tras la instalación del artefacto las aguas de la mina  mermaron considerablemente.
En el segundo de ellos los demandados fueron también los Sres García Brotons. En la demanda se hace notar que los mencionados Sres habian cortado las cañas y unas hierbas denominadas "almaset" (tipo de esparto mas corto, débil y de aspecto desmochado y de menor valor), que crece en los cajeros y cauce de la acequia cuya pertenencia es única y exclusivamente de los regantes usuarios de la misma. Alegando además ser uno de los pocos ingresos con que contaba la Sociedad.

Otro proceso vinculado con el tema que nos ocupa es la demanda promovida en el año 1801 por D. Francisco Martinez y Hernández contra el Conde de Cirat y Villafranqueza. El Sr Martinez solicita la remisión de un censo enfiteútico de sesenta y una tahúllas de tierra de una heredad en la Partida de Orgegia y seis tandas de agua de la balsa del mismo nombre sujetas al Sr Conde de Cirat.
Por último un apunte de Armando Alberola indica que D. Pedro Morote ademas de las tierras recibe una tanda de agua de la Fuente de Orgegia donde estaba obligado a limpiar en Abril y Mayo la acequia y la balsa con la contribución del Conde, que pagaba la mitad de los gastos que la limpieza originara.

---------------

Los beneficiarios de estas aguas eran las fincas: Ca Patró, Sant Rafel, Morote, La Barraqueta, El Carteret, El De Marimón, Lo De Díe y Clavería
Hoy en día todavía son usadas para el riego, pero el estado de conservación del acueducto, junto con el aspecto que ofrece los terrenos por los que discurre son de absoluta dejadez.

Actualmente son las propiedades de la Finca el de Morote y la Finca San Clemente quienes se benefician de estas aguas. San Clemente no pertenece ni ha pertenecido a la Comunidad de regantes, pero sus aguas ameran sus terrenos con la licencia de los demás miembros
El agua conducida desde la mina por una acequia honda a cielo abierto, desagüa en la balsa a través de un alcavón. Una vez embalsada se le da salida a través de una compuerta reguladora de caudal y de un canal de desagüe situado en un extremo.




El agua conducida por una acequia principal se ramifica unos metros adelante. Un ramal se dirige a la Finca el de Marimón pasando por los lindes del Bancal de Vera.
Otro ramal se dirige al Norte cruzando por un sifón el Camí del Garbinet. Desde aquí se bifurca a su vez en dos regueras: una que circula por la Finca Ca Patró y otra que pasa entre la Casa del Carteret y la Barraqueta en dirección a la Finca San Clemente.
Entre estas dos acequias están ubicadas las Fincas San Rafael y Morote.

El canal que se dirige al Norte, a la Finca Ca Patró, pasa frente a la mencionada casa entre un pequeño bosque de pinos y palmeras de aspecto descuidado y frente al Centro de Mayores El Paular

Acequia en la Finca Ca Patró
En las proximidades, la acequia se ramifica de nuevo para repartir el riego en los terrenos de Morote.
El otro ramal continúa casi en línea recta pasando justo al lado de la valla del club deportivo y La Barraqueta. En este trayecto hay un tramo donde hay gran cantidad de basuras y escombros esparcidos por el terreno y el cajero de la acequia.

Acumulación de basuras en el Camí del Garbinet


Paso de la acequia por el club deportivo

Cruza la carretera de acceso al club en un pequeño bosquecillo de palmeras dirigiéndose a la Finca San Clemente.

Huerta en la parte trasera de San Clemente
Acequia

Hay un tema interesante además. La zona que nos ocupa es regada con el agua del Pantano a través del Brazal de Albercoquer y sus acequias secundarias.
En varios sitios el brazal se entrecruza y comparte el camino con la acequia de Orgegia.
Hay un punto de conflagración de ambas donde existió un lavadero frecuentado por mujeres de Villafranqueza. En la actualidad hay restos del mismo en medio de un cañaveral.

El paraje da sensación de abandono. Los numerosos bancales están ya desatendidos y faltos de limpieza a excepción de la Finca Morote, que es el único lugar amable del entorno. En lo que se refiere a la fuente se observa también falta de drenaje. El agua se abre paso entre algunos escombros y el carrizo, que invade en muchos lugares las acequias de riego.
El gran caserón en la Finca de San Clemente, igual que el resto del entorno, presenta un aspecto descuidado y semiderruido. Algunos alerones del tejado han caído, la fachada está desconchada presintiendo un final idéntico a la Finca El Pino de Santa Faz.

Agradecimientos

- Tomás Angel Pérez Aracil. (Finca Morote). Por sus detalladas explicaciones en su casa y sobre el terreno de la historia de la Fuente de Orgegia y riegos del Pantano de Tibi. Enseñanzas que por su profusión serían imposibles de transcribir en un solo artículo

Fuentes Consultadas.

- Archivo Municipal de Alicante. A.M.A
- Jurisdicción y Propiedad de la tierra en Alicante (s.XVII y XVIII). Armando Alberola Romá
- Territorio y Jurisdicción en Alicante. Mª Carmen Dueñas Moya
- Diario La voz de Alicante (14-06-1907)
- Diario  El Nuevo Alicantino (30-10-1897)
- Revista Lloixa (nº. 67)
- Los ingenios y las máquinas. Ingenieria y obras públicas en la época de Felipe II