Buscar este blog

miércoles, 26 de noviembre de 2014

SOCIEDAD MINERA LOS GUIJARROS

En Noviembre de 1904 D. Pedro Lloret Lloret, vecino de San Vicente del Raspeig presenta una solicitud de registro designando 20 pertenencias de la mina de sales alcalinas denominada "Los Guijarros" en el paraje de La Cañada, término municipal de Alicante.
El Sr Lloret que unos años después sería Alcalde del Municipio, fue socio fundacional en 1894 de la Sociedad de Aguas El Carranchalet y durante esos primeros años del siglo XX solicita doce pertenencias de la mina de lignito "San Francisco" en el norte del término.

Constitución de la Sociedad Minera Los Guijarros

La escritura de constitución de la Sociedad Los Guijarros se llevó a efecto el 6 de Abril de 1905, cuyos miembros eran: D. Manuel Pastor Perez, D. Carlos Lillo Pastor, D. Mariano Lillo Pastor, D. José Mas Iborra y D. Pedro Lloret Lloret.


La Sociedad estableció veinte condiciones, siendo la primera:

"Que teniendo el compareciente D. Pedro Lloret Lloret, solicitadas y denunciadas veinte pertenencias mineras de sales alcalinas en estado sólido en la partida de la Cañada del término de Alicante, sitio denominado Cañada del Rambuchar, tiene convenido con los demás comparecientes fundar una sociedad anónima denominada Los Guijarros para explorar y explotar los minerales que puedan encontrarse en dichas pertenencias y en las que en lo sucesivo pueda la sociedad adquirir o registrar."

El capital de la Sociedad era de 600 pesetas distribuidas en 200 acciones de tres pesetas cada una, indivisibles, transferibles e individuales.


---------------

El 14 de Diciembre de 1909 el Sr Lloret eleva una instancia al Ayuntamiento de San Vicente como presidente de la Sociedad "Mina de los Guijarros" exponiendo su deseo de conducir las aguas recién alumbradas al término de San Vicente, para el riego de los terrenos pertenecientes a los miembros de la mencionada Sociedad. Con tal motivo solicita de la Corporación la concesión del correspondiente permiso para efectuar los trabajos de conducción en caminos vecinales y servidumbres públicas.
El Ayuntamiento presidido por D. Carlos Lillo accedió a lo solicitado inmediatamente, manifestando además el Concejal D. Angel Barberá, "se de toda clase de facilidades por lo beneficioso que resulta el paso de las aguas por este término Municipal."

La Correspondencia de Alicante
(14-11-1904)
Pleito con D. Florentino de Elizaicin

De idéntica manera que todas la empresas destinadas al abastecimiento de aguas, la Sociedad Minera Los Guijarros pronto se vio envuelta en trámites y pleitos causados por las faenas de alumbramiento y conducción de los caudales.
Las obras para la travesía de las aguas debía cruzar el camino vecinal que unía San Vicente a Agost y Novelda. En ese punto D. Florentino de Elizaicin y España ordenó la paralización de los trabajos alegando que ese terreno eran vesantes por donde discurren aguas pluviales para el riego de su propiedad denominada "San Manuel".
Enterado el Ayuntamiento a través de una reclamación interpuesta por D. Pedro Lloret y estudiado nuevamente el caso, la Corporación dio la razón al Presidente de la Sociedad autorizando la continuidad de las obras, manifestando en su dictámen que el Sr Elizaicin se había extralimitado en sus derechos al ordenar la paralización de las obras y no haberlos defendido por los medios legales a su alcance.

D. Florentino de Elizaicin ya era por esas fechas una persona influyente. Durante su carrera fue fundador y director de el Diario El Correo, director de El Lunes, Presidente de la Asociación de prensa de Alicante; fue nombrado Alcalde de la Ciudad en Abril de 1930; poseía viñedos donde elaboraba la marca del nombre de su propiedad "San Manuel" situada en La Cañada; dueño de la fábrica de yesos "El Cisne"; de la Finca Villa Elía, llamada así en honor a su esposa y a su hija, la niña Elía Elizaicin Orts, fallecida el 28 de Agosto de 1904 a los 12 años de edad. En el año 1929 le fue concedida la medalla de oro de la ciudad.

El Sr Elizaicin recurre en alzada la resolución del Ayuntamiento mediante una instancia fechada el 22 de Febrero de 1910, donde solicita se deje sin efectos los acuerdos anteriores y denunciando además a la Sociedad "Los Guijarros" por haber abierto cinco pozos en terrenos de su propiedad y haber perjudicado el cauce natural de las aguas pluviales que de "inmemorial" riegan sus plantaciones.
En el informe del Ayuntamiento no constaba la autorización para abrir lumbreras y mucho menos en terrenos de particulares, y sí para atravesar con acequias los caminos vecinales y servidumbres públicas.
Finalmente el Gobernador de la Provincia con fecha 6 de Junio de 1910 reconoce que la Administración ha atacado el derecho de la propiedad del recurrente y a la posesión legal sobre el aprovechamiento de las aguas públicas, por lo tanto acordó estimar el recurso del Sr Elizaicin y revocar y dejar sin efecto el acuerdo del Ayuntamiento de San Vicente.
Este parece ser el punto final de este pleito, ya que una vez enterado el Sr Lloret, éste declino recurrir por la vía Contenciosa una vez pasados tres meses de la fecha de la notificación.

--------------

Seguidamente en Noviembre de ese año la Sociedad remite sendas instancias al Ministerio de Fomento y a la Dirección General de Obras Públicas para cruzar con una conducción de agua los puntos kilométricos 446,296  y 447.636 de la vía férrea Madrid a Alicante en el término de San Vicente del Raspeig por medio de acequia y galería subterránea, y posteriormente en Marzo de 1911 solicita cruzar la vía férrea por el P.K 447,686.
En Julio el Director de Obras Públicas comunica al Gobernador Civil la Real Orden confirmando ambas autorizaciones.
Las obras comenzaron el 17 de Agosto finalizando el 1 de Septiembre.

Posteriormente la Sociedad estaría presidida por D. Federico Guardiola Forgas. El Sr Guardiola fue Diputado Provincial por Alicante y Elche en los años 1909 y 1911, Caballero de la R.O de Isabel la Católica y Comendador de la Orden del Mérito Agrícola.
Fue propietario de varias fincas como el Sabinar, la Venta Nova y el Rabosal. Compro las acciones de la Sociedad El Carranchalet y Los Guijarros e inicio la excavación de la mina Piedad para aflorar aguas en las inmediaciones de la Venta Xirau, con el objeto de aumentar los caudales y extender el riego a puntos mas distantes. Concesión ésta última fechada en Septiembre de 1909.
El Sr Guardiola fue además dueño de varias minas de ocre en el paraje del Sabinar, presidente de la Sociedad Minera La Resucitada y Vicepresidente de la Electra Alicantina
En el año 1923 en plena ejecución de estas faenas falleció sin que finalizara su proyecto.
El nieto del Sr Forgas, D. Federico Guardiola Viudes presidió la Sociedad Los Guijarros hasta su fallecimiento en el año 1980.
Seguidamente desde esta fecha hasta el año 1992 la empresa paso a manos de su hijo Federico.

Al comienzo de ese periodo la falta de mantenimiento de la mina y los acueductos originaban la pérdida de mas de la mitad del caudal disponible. Por ese motivo quizás se opto por la formula de arrendamiento de las acequias a otras empresas con caudales alóctonos, hacia las tierras de San Vicente del Raspeig y proximidades de Hondo de Piqueres.
Empresas dedicadas al cultivo de tomate como Casamitjana o Martinez Vicente hicieron uso de los canales de Los Guijarros para conducir sus aguas procedentes de Villena y de otros afloramientos.

Por fortuna he contado con los testimonios de D. Federico Guardiola, realizando además una inspección sobre el terreno para identificar toda la infraestructura hidráulica de la Sociedad para la conducción de aguas para riego en el pasado.

Balsa y acueductos de Los Guijarros

No fue tan sencillo como parecía. El terreno ha sido brutalmente modificado por barreras arquitectónicas como la autovía A-77 y los ramales que nacen en ella y la multitud de pequeños chalets desperdigados por la zona.
Hay que señalar que la balsa y parte de las acequias están situadas en un llano de inundación donde desembocan la rambla de Rambuchar por el Este y los barrancos de Pepior y Alabastre por el Noroeste y Oeste.

Una balsa entarquinada y unas acequias prácticamente inexistentes son el fruto del abandono de las instalaciones en la actualidad.

Balsa de Los Guijarros

A su llegada a la Presidencia en el año 1980 el Sr Guardiola inició los trabajos de recuperación comenzando con la localización y limpieza de los acueductos, dejando el drenaje de la mina para el final.
La balsa tiene una capacidad de 2.300 metros cúbicos, cuyo llenado se realizaba en dos días en los primeros años del siglo XX.
A su llegada el Sr Guardiola comprobó que el caudal que fluía de la mina era mínimo y la capacidad del embalse de apenas 600 metros cúbicos, no pudiendo garantizar plenamente el agua para los regantes.
En primer lugar se saneó y reparó la acequia madre desde la balsa hasta el partidor de aguas denominado Portó de Ferro.
En este tramo hay bancales de olivos y cañaverales, justo donde desagua el barranco de Rambuchar.
El canal atraviesa la rambla con una profundidad de tres metros cubierto con grandes lajas de piedra. En este trayecto el acueducto tenía practicados ocho respiraderos separados diez metros entre sí para acceder a él y realizar la limpia.


Acequia madre
A día de hoy la acequia está tapada por los lodos y barros de las aguas de arroyada y los respiraderos han sido invadidos por el carrizo.
Se puede observar como el tronco de los olivos ha sido cubierto en mas de la mitad de su altura motivado por la elevación del terreno causado por las avenidas y acumulación de tarquines.
De aquí el canal atraviesa el Camí de Colomina y sale a la superficie para continuar salvando el desnivel por medio del acueducto de los Alós o del Tío Creilla.

Casa de Colomina

El Sr Guardiola afirma que el muro que se observa en la actualidad tiene unos unos arcos u ojos en su parte inferior que han sido cubiertos por el barro.
El trazado continúa atravesando la autovía donde se encuentra el Portó de Ferro adosado a la valla de una finca.
De aquí nacían dos ramales:

  1. Ramal del Poble, que se dirigía al núcleo urbano de San Vicente del Raspeig.
  2. Ramal de la Serreta, en dirección al Margefons y los terrenos situados al Oeste del Barranco de las Ovejas.
En las siguientes fotografías se observa la acequia restaurada y un pocillo de decantación donde estaba el Portó de Ferro

 

El Ramal del Poble continúa al Noreste mediante una acequia subterránea atravesando la carretera, cruzando la Finca del Tío Parrusa y avanzando paralela a la carretera de La Alcoraya. Continúa por el Barrio Los Tubos y por el Norte de la desaparecida Finca La Foraca.
Circula entre el cementerio del Municipio y la fábrica de cemento. Bordea la factoría por su lado Sur, atravesando las vías del ferrocarril en dirección a Los Montoyos.
El ramal surtía a la Finca Los Molinos, siguiendo su camino hacia el Huerto de los Leones propiedad de D. José Guardiola Ortiz hasta el Rabosal donde finalizaba.

Acceso al Ramal del Poble. Al fondo circula la galería subterránea
El Ramal del Poble tenía lo largo de su trayectoria tres lumbreras o accesos para el proceso de limpia del acueducto.

El Ramal de la Serreta ameraba los terrenos plantados de olivos y viñas junto a la elevación del mismo nombre en dirección al cementerio de Alicante.
En su camino cruzaba frente a las casas del Margefons avanzado paralela al camino de La Alcoraya.
Este ramal tenía también una lumbrera o acceso en un tramo donde circulaba enterrada.

La avalancha de 20 de Octubre de 1982

La espantosa tromba de agua caída en las primeras horas del 20 de Octubre arrasaron con toda la infraestructura hidráulica de Los Guijarros.
De los 217 mm totales caídos según el pluviógrafo de Ciudad Jardín, 200,7 cayeron en las siete primeras horas del día 20 y de ellos 136 mm de las cuatro a las seis.
Como indica Antonio Gil Olcina la crecida de las Ramblas de la Zarza y el Barranco Blanco cuyas cabeceras están situadas en el piedemonte del Maigmó y Sierra del Cid, recogiendo los derrames del conjunto Ventós-Castellar, fueron inmensamente mas grandes que la del Barranco de las Ovejas, transformando la Rambla del Alabastre en colector de estos.
El Barranco de Pina o de Pepior tiene su cabecera en la Sierra del Castellar, alcanzando un recorrido de 11,5 Kms, desembocando en el Verdegás.
La colosal avenida de los mencionados barrancos del Alabastre, Pepior y Rambuchar arrasaron con La Cañada, justo donde se encuentra la mina, balsa y acueductos de Los Guijarros.

El Sr Guardiola se expresaba en los siguientes términos:

"... la altura del agua en el tramo que nos interesa llegó a cubrir los centenarios olivos y, como resultado, los 7 pozos abierto para la limpieza de la acequia de desagüe quedaron removidos y las aguas de la rambla echaron a perder todo el trabajo realizado. La balsa, que se encuentra en la confluencia entre la rambla de Agost y el Rambujar quedó arrasada de escombros, árboles y deshechos que la gente tiraba al barranco; de las marcas del agua en la casamata donde está la paleta de desagüe, se deducía que únicamente quedó fuera de la ramblada del tejado, la acequia cubierta que desde la bocamina llevaba los caudales a la balsa, la fuerza del agua arrancó las lajas de piedra que la cubrían; la bocamina se hundió y estaba llena de escombros y ladrillos de los encañonados que reforzaban las bóvedas de la mina; algunas lumbreras de la galería funcionaron como auténticos sumideros; sobre la red de acequias, aquellas que cruzaban la rambla desaparecieron y los tubos que entubaban algunos tramos aparecieron en San Gabriel. La virulencia fue tal que para sacar a los habitantes de la Casa de Lo Povil tuvieron que utilizar helicóptero."

Tras el desastre la Sociedad se planteó su disolución, pero se optó finalmente por la continuidad de la misma.
Se volvió a recuperar el trabajo perdido y con la ayuda de una retroexcavadora se retiraron las montañas de escombros depositados en el interior y alrededores de la balsa, volviendo a recobrarse los 2.300 metros de origen.

La mina de agua de Los Guijarros

La mina de agua es una galería subterránea de 1.316 metros de longitud. La bocamina está situada en una finca privada a 345 metros de la balsa.
Tiene 11 pozos de aireación o lumbreras, de los cuales 9 están situados en fincas particulares. El último de ellos está asentado en un descampado y desde el exterior se oye correr el agua.

Lumbrera nº 11

El Sr Guardiola afirma que la longitud de la mina es de 4 kilómetros. Casi con toda probabilidad ese recorrido se deba a la "ampliación de Los Guijarros".
La lumbrera nº 4 que se encuentra en medio de un bancal fácilmente identificable, era uno de los accesos a la galería para controlar el caudal y realizar el mantenimiento de la misma. El canal estaba cubierto con un pequeño puente de obra para que el usuario no se mojara en los trabajos de reconocimiento.

En la riada de Octubre de 1982 la galería no corrió mejor suerte que el resto de los elementos. La bocamina se hundió y se abrió otra 30 metros mas arriba, donde se encuentra actualmente.
La galería quedó casi colmatada de lodos y barros.
Con gran esfuerzo se limpió la mina haciendo aflorar el agua por la nueva salida.
Por último se reparó la casamata de la balsa, la paleta de bronce con sus raíles, y se restauró todo el sistema de medición del agua.

Concluye el Sr Guardiola:

"De todas estas obras, todo el sistema de riego funcionó como un reloj, como el día de su inauguración. Los tomateros nos dejaron y aquellas rentas por los derechos de acequia se acabaron. Unicamente se percibían las rentas por la venta de agua para riego, que era su objetivo fundacional."

En 1992 el Sr Guardiola dejó la presidencia de la Sociedad.
Dos años mas tarde la Consellería de Industria, en resolución de 4 de Julio de 1994 declaró caducada la concesión "Ampliacion a Los Guijarros".
El 16 de Diciembre de 1996 el mismo organismo declaró caduca la concesión "Los Guijarros" quedando franco su terreno.


Agradecimientos.
- Federico Guardiola. Presidente de la Sociedad Los Guijarros (1980-1992). Por sus aclaraciones y conocimientos y por su acompañamiento sobre el terreno para identificar la infraestructura hidráulica de la Sociedad.

Fuentes consultadas.

- Diario La Correspondencia de Alicante (14-11-1904) (18-03-1918) (29-08-1904).
- Memoria ferroviaria de San Vicente del Raspeig. Angel Peña Ligero.
- Archivo Histórico Provincial de Alicante (AHPA)
- Lluvias excepcionales en la noche del 19 al 20 de Octubre de 1982 ... Antonio Gil Olcina.

sábado, 22 de noviembre de 2014

L' AVENC AMPLE

La sima del Avenc Ample se observa perfectamente en una vista cenital desde cualquier visor de internet. Es una gran circunferencia donde se le calculan 60 metros de profundidad en su nivel mas bajo según la placa explicativa situada a escasos metros.
Los espeleólogos tocamos tierra sobre un gran montículo cubierto de musgo y plantas cercado por una cinta de plástico indicando que no debe pisarse.
En el fondo de la sima, al Este del montículo, hay otros sectores protegidos.

Aquí crece un helecho denominado "lengua de ciervo o Phyllitis scolopendrium". En Alicante solo se ha detectado en el interior de simas y cuevas en la zona de la Vall de Ebo y alrededores. En otros lugares mas frescos y húmedos se encuentra en el exterior, con grandes hojas usadas en la antigüedad contra las afecciones del bazo, del hígado y contra la diarrea y la disentería y aplicado también a las mordeduras de serpiente.
En general el panorama es extraordinario, tanto la visión del fondo desde la superficie cuando se inicia el descenso, como a la inversa, dando la sensación ésta última de estar contemplando el brocal de un pozo gigante con vegetación y raíces cayendo a través de él... Todo iluminado de luz natural.



Las fotografías anteriores están tomadas desde las vías clásicas: La primera es una vista del brocal de la sima y la segunda del fondo, unos instantes antes de la caída en volado.


Una vez en el suelo la mirada se desvía una y otra vez al cielo, al descenso de los compañeros, a las grandes paredes con un perfil desigual y las grandes raíces y matorrales que crecen en ellas.


Llega el momento de quitarse el equipo de espeleo en su totalidad para aventurarse a través de un estrechísimo paso y contemplar la magnífica Sala Gandía.


Espeleólogos alcoyanos dibujaron por vez primera la topografía de esta cavidad en 1952 y mas tarde en 1981 sin advertir al parecer, el paso situado a 5 metros del suelo.
El descubridor fue Ricardo Bolta del Grupo Espeleológico de Gandía (G.E.G) en el año 2.001.

Pozo de acceso a la Sala Gandía
La gatera Bolta tiene una longitud total de 7 metros. Al final hay una caída con la vista espectacular de la estancia.
La sala Gandía es un monumento donde se han formado gours con infinidad de concreciones y la siempre agradable presencia de agua.



Columnas, banderas, coladas, estalactitas, estalagmitas, algunas pequeñas excéntricas....






Todos estos conjuntos están dispuestos a distintos niveles donde hay que deslizarse por pequeños y resbaladizos toboganes.

Pista de hielo

Una vez en este lugar es difícil mantenerse quieto e inspeccionar la estancia con serenidad. La sala puede visitarse a través de un pequeño itinerario circular para evitar pasar varias veces por el mismo sitio... como nos ocurrió a nosotros.

Desde aquí hay que retomar el camino a la inversa, subir el pozo, quitarse el material de espeleo una vez mas, e internarse por la gatera con la saca a cuestas y ascenso del avenc.

Fuentes consultadas:

-Cuevasalicante. Avenc Ample
- Estudio crítico de la flora vascular de la provincia de Alicante... Luis Serra Laliga