jueves, 5 de febrero de 2015

AGUAS DEL JUNCARET - "LA INSPIRACION"

Francisco Figueras Pacheco en su descripción de Muchamiel dice:

"Las aguas potables proceden de la mina denominada El Juncaret, termino del pueblo, y son conducidas a este por tubería de hierro, que las vierte por cinco fuentes instaladas en el casco de la población y dos en sus caseríos.... Los riegos proceden del pantano de Tibi, del canal del Zaricejo, de la mina llamada Juncaret, del manantial denominado Els Plans y de algunas norias abiertas en varios puntos del término".

Ni Antonio José Cavanilles ni Pascual Madoz en sus respectivas descripciones del término de Muchamiel mencionan los antiguos afloramientos de agua en el Barranco del Juncaret y sus inmediaciones.

Durante todo el siglo XVIII la huerta de Alicante estuvo azotada por las fiebres tercianas. La gente debido a la escasez, bebía agua encharcada y la proveniente del Pantano de Tibi. El eminente Doctor D. Vicente Guillem aconsejaba "acudiesen a tomarla a una fuente llamada del Juncaret.... Villa de Muchamiel".

Jose Alfonso Roca de Togores en el capítulo 6 titulado Riegos y Aguas potables de su Guia de Alicante apunta "El minado hecho en el sitio de la Torreta con objeto de mejorar los riegos del inmediato pueblo de Muchamiel".

En la primera mitad del siglo XX toda la zona que nos ocupa era conocida como El Juncaret donde había y aún existen varios pozos y minados para extraer agua para consumo humano y para el riego.
En este lugar se encuentra la Mina del Collao, tema principal de este artículo, la Mina del Juncaret, el minado situado al norte de la Finca La Torreta, la Mina de Tángel situada hacia levante, y el pozo situado en el cauce del barranco al lado del acueducto, que en la actualidad, conduce el agua del Canal de Riegos de la Huerta para suministro a la Finca de los Pedros.
En general en todo el término de Muchamiel son innumerables los pozos excavados para el afloramiento de aguas. Algunas ligeramente saladas. "Agua salmaia" como dice un vecino.



-------------

SOCIEDAD EXPLORADORA DE AGUAS 
"LA INSPIRACIÓN"

El 14 de Octubre de 1877 se constituyó la Sociedad exploradora de aguas denominada "La Inspiración", domiciliada en la Ciudad de Alicante con el objeto de "explorar las aguas subterráneas que existan en el sitio denominado El Juncaret, término de Muchamiel, sacándolas por medio de galería para utilizarlas en el riego de tierras...".




La Junta Directiva estaba compuesta por: D. José Bevia y Lillo, Presidente; D. Joaquin Troyano de Castañeda, Vicepresidente; D. Juan Such y García, Depositario; D. Juan Aquilino y Torregrosa, Secretario-Contador; D. Nicolás Gimenez y García, D. José Berenguer y Sala, D. José Antón y Pastor y D. Francisco García y Martínez, Vocales.
Siendo los seis primeros vecinos de Alicante y los dos restantes de San Vicente del Raspeig.

La Sociedad se compuso de 150 acciones de pago y otras 4 gratis, cedidas a D. Francisco Forner y Gozálvez y Dª María Forner y Gozálvez, en compensación por el permiso y autorización concedido a la Sociedad para la búsqueda de aguas en sus tierras.

Unos días antes de la firma de la escritura el Presidente Sr Beviá adquirió una finca rústica en la partida del Juncaret o Maneta a D. Laureano Antón y Ferrándiz, futuro Director del Sindicato de riegos de la huerta de Alicante, "compuesta de casa, pozo y era pan trillar de ocho hectáreas, diez y seis áreas y sesenta y ocho centiáreas... y con derecho a las aguas de la fuente existente en las tierras contiguas y propias de Dª María Forner y Seva y de poder cavar hasta el camino que dirige a San Vicente por medio de las tierras de ésta, con el objeto de ceder esta finca, o sea los derechos que tiene sobre ella a favor de la Sociedad..."

El precio de la Hacienda y los terrenos tuvieron un coste de siete mil reales vellón, o sea mil setecientas cincuenta pesetas, que la Sociedad debía abonar al comprador con un interés del doce por ciento mas los gastos originados a la firma de la escritura.
El 13 de Septiembre de 1881 el diario "Las Circunstancias" anunció el descubrimiento de las aguas  gracias a la acción de un barreno.
"Las aguas son tan ricas, que pueden competir con los manantiales de La Alcoraya en cuanto a su bondad, y superar a éstas en su coste.... La fuente ha sido encontrada en el Juncaret punto bien conocido de todos, y en el que siempre han existido aguas de tan buenas cualidades que muchas familias de esta capital las usaban con preferencia".

D. José Beviá solicitó la demarcación del terreno solicitando 35 pertenencias mineras. Concesión que fue autorizada y delimitada por el Ingeniero Jose Vilanova y Piera  el siguiente 20 de Mayo de 1882.
Por aquellas fechas se calculaba el caudal diario de la fuente encontrada en 1000 metros cúbicos.
El descubrimiento del manantial renovó las esperanzas de los agricultores de la huerta y se esperaba solucionar así el problema de abastecimiento de agua potable para la población y del riego para la huerta.
En Septiembre de ese mismo año se celebró una reunión entre la empresa exploradora de aguas y de otras interesadas en la adquisición de los caudales del manantial.
En dicha reunión acude D. Manuel Gomis y Orts, director del Sindicato de riegos de la huerta, proponiendo a nombre de la Comunidad de Regantes, la adquisición a perpetuidad de las aguas, ya que con su aprovechamiento la huerta alcanzaría notable mejora ya que representaba un caudal importante.
La proposición del Sr Gomis fué desestimada.
En Noviembre, la Sociedad anuncia la subasta al mejor postor, la construcción de una balsa de 7.500 metros cúbicos de luz, con un muro central, presupuestada en 27.958 pesetas y 93 céntimos, en la partida de Maneta, término de Muchamiel.
El 27 de Agosto de 1882 el Ayuntamiento de Muchamiel publica en el Boletín Oficial el edicto señalando el día 3 de Septiembre para la adjudicación en subasta pública de las obras para la construcción de una acequia de riego desde el depósito del Juncaret, así como la construcción del acueducto y muros sobre el Barranco.



Abastecimiento a Alicante y Villafranqueza

En Octubre de 1883 la ciudad de Alicante siempre sedienta, anhelaba las aguas nacidas en Muchamiel. Hasta esa fecha Alicante se abastecía principalmente de los manantiales de La Alcoraya, del Sagrat y de los exiguos caudales de la Casa Blanca. En Septiembre el caudal del manantial de la Casa Blanca es tan escaso que el Ayuntamiento de la ciudad ordena cegar todas las presas de las casas particulares derivando el agua a las fuentes públicas. Y en cuanto al Sagrat, D. Mariano Esteve concesionario de la mina, comunica que debido a la sequía no está en condiciones de suministrar los 300 metros cúbicos comprometidos.
Aún así el Sr Esteve solicita una prórroga al Ayuntamiento de Alicante por 10 años más de concesión, responsabilizándose desde el momento en que fuera aceptada y atendiendo a los grandes gastos que debía realizar, para suministrar esos 300 metros cúbicos diarios.
Parecía evidente que para igualar el caudal del Sagrat, el Sr Esteve comprária las aguas del Juncaret.
Las aguas del Sagrat le costaban al Ayuntamiento de Alicante la suma de 62 céntimos de peseta el metro, y las tomadas directamente del Juncaret ascendían a 12 céntimos de peseta el metro. Las diferencias de precio entre unas y otras demuestran al Ayuntamiento las ventajas que la sociedad del Sagrat obtiene con el nuevo contrato.

El Ayuntamiento de Alicante se plantea traer por sus propios medios directamente el agua a la ciudad, desde el mismo manantial en el Juncaret, hasta los depósitos en la Casa Blanca.
Se nombró una comisión formada por seis miembros para estudiar el caso llegando a la siguiente conclusión:

  • No existe convencimiento de acometer esa empresa, ya que las aguas que en la actualidad existen inmediatas a la capital son las del Juncaret, y la comisión no puede aconsejar a V.E invierta a costa de grandes sacrificios gran parte de sus recursos ordinarios y extraordinarios, en realizar por su cuenta la conducción de unas aguas que la experiencia de lo sucedido con otros manantiales ha demostrado que no pueden ser permanentes.
  • La comisión propondría a V.E se sacaría a pública licitación este servicio; pero teniendo en cuenta que nadie tiene los medios que la actual empresa del Sagrat por tener en gran parte realizadas las obras necesarias, opina acepte V.E el dictámen de la comisión de aguas puesto en la instancia de D. Mariano Esteve, como medio de conjurar el conflicto presente.

En esta ocasión las aguas del Juncaret no viajaron hasta Alicante. Sin embargo el día 1 de Agosto de 1886 se estudia de nuevo el asunto de la traída de las aguas desde Muchamiel a nuestra ciudad. El diario El Liberal de 20 de Agosto de 1886 hace eco de esta noticia.



El 17 de Abril de 1887 tiene lugar en la Casa Consistorial de Villafranqueza la subasta para la construcción de una acequia desde "El Collado al Sagrat", la cual comprendía 3370 metros cúbicos de excavación en tierra y rocas y unos 850 metros cúbicos de mampostería y hormigón, siendo el contratista de las obras D. Vicente Alcaraz Rodulfo alcalde de Villafranqueza en ese momento.
El trayecto de la conducción se iniciaría en la Balsa del Collao o Juncaret pasando por las partidas "des aseguins, chareus y angeles", hasta terminar en el punto denominado Sagrat.

Los acueductos del Juncaret regaron las tierras de la Hacienda El Rabolsal y la Finca La Reynera.
Sobre esta última, Dña Pepa Espuch, dueña de la finca me mostró la conducciones de agua, así como el lavadero y la gran balsa a espaldas de la casa procedentes del Juncaret.

Se concede a La sociedad de aguas La Conciliación, la autorización para atravesar la carretera de San Vicente con una tubería para conducir las aguas del Juncaret a Alicante.
La Conciliación es la misma sociedad que proyectaba unos años antes conducir aguas nacidas en Villafranqueza también hasta Alicante. Esta sociedad fue constituida por la fusión de otras dos denominadas "El Ebro" y "La Lealtad".




De nuevo en el Diario El Liberal aparece una noticia datada en Agosto de 1887 referente a la construcción en el Pla del Bon Repós de varias fincas de recreo bajo la Sociedad Cooperativa que posee D. Pascual Pardo "rodeadas de bonitos jardines, regados por las abundantes aguas del Juncaret, circunstancias que contribuiran, indudablemente, a que el barrio de que nos ocupamos, sea dentro de poco tiempo uno de los mas cómodos y agradables del ensanche de Alicante".

Acequia lavadero a su paso por la partida
de El Collao
En la población de Villafranqueza, beneficiarios desde siempre de las aguas del Juncaret, D. Agustín Segura Guijarro, Presidente del Sindicato Agrícola, denuncia en Julio de 1931 el elevado precio de estas aguas de 70 pesetas/hora y el escaso caudal en ese momento que era de 60 litros/segundo. Además de la nueva orden dada por el encargado de riego de la balsa del Juncaret (La Inspiración) de pagar anticipadamente (20 días) el agua antes del turno de riego, manifestando que en el transcurso de esos 20 días el agua ya no sea necesaria por haberse perdido las plantaciones, dada la acuciante sequía que padecían, y a la apurada situación económica de los labradores.

En Septiembre de 1932 en la población de Muchamiel figura una noticia publicada por El Luchador que dice:
"Reina gran descontento entre los regantes de las partidas de "Morreta y El Collado", por la actitud adoptada por la sociedad de aguas "La Inspiración", más conocida por la "Balsa del Collado", prohibiendo el riego por sus acequias, de otras aguas que no sean las suyas.
No podemos estar conformes con esta actitud, ya que la propiedad de tales acequias es muy discutible pues fueron construidas por el pueblo de Muchamiel y los regantes cedieron el pozo gratuitamente ya que de un beneficio general se trataba.
Según nuestros informes, la citada compañía, piensa denunciar, o por lo menos ha amenazado con ello, a varios regantes, que ante la tardanza de abrir las compuertas del embalse del Collado, y viendo como se les secaban los cultivos, utilizaron las acequias para el riego, adquiriendo aguas del "Canal de la Huerta de Alicante".

El asunto pasó a manos de D. Juan Martinez Blanquer, Abogado del Estado, en cuyo dictamen informa al Ayuntamiento de Villafranqueza se abstenga de intervenir ya que las cuestiones surgidas entre los agricultores y la Sociedad de El Juncaret son privadas y a resolver en su caso, por los Tribunales de Jurisdicción Civil ordinaria.

Abastecimiento al Municipio de Muchamiel

La mina del Collao es una galería subterránea con lumbreras que avanza en dirección NO - SE. Está situada al oeste de la cabecera del barranco, entre este y los terrenos de Bonny. Pasa justo al lado del depósito de El Salt; atraviesa la carretera de La Torreta y los terrenos de una escuela de equitación, hasta llegar a la Balsa del Collao.

El agua destinada para abastecimiento de la población era desviada desde la caseta de toma situada al lado de la balsa, hasta un depósito situado a 190 metros del estanque.

Interior del depósito

Desde aquí posiblemente se dirigiera al depósito dels Plans situado en la partida de Los Llanos para distribuirse en las 5 fuentes instaladas en el municipio y en el Ravalet y Peñacerrada respectivamente. Y la destinada para riego era depositada en la balsa del Collao y distribuida a través de una red de acequias.
En el año 1882 la sociedad La Inspiración cede a perpetuidad al Ayuntamiento de Muchamiel 1L/segundo en compensación por la construcción de dos acequias de riego.
Según Francisco Maciá Navarro, una acequia se dirigía al molino de Gosálvez y otra para el riego en la partida del Collao.

A las cinco de la tarde del 8 de Agosto de 1883 y siendo alcalde del municipio D. Felipe Antón quedaron inauguradas las fuentes de agua del Juncaret.

Años mas tarde, en 1936 se presenta el primer proyecto para abastecer de agua potable a domicilio, propósito que al parecer no se llevó a cabo.
Posteriormente se redactaron dos proyectos más. Uno en 1949 para sustituir parte de la tubería de aguas potables al depósito regulador, y otro en el año 1957 para modificar el trazado y cambio de cañerías de aguas potables y sustitución de varios tramos por una nueva tubería de fibrocemento.
El trozo a sustituir era el tramo final junto al depósito dels Plans y la modificación de la toma de la mina de la Sociedad La Inspiración.


Depósito de Els Plans
En 1958 la cañería desde el collado debido a sustancias cálcicas en su interior, están obstruidas e inservibles.
En 1967 el Ayuntamiento de Muchamiel hace una solicitud para abastecerse casi únicamente del Canal de la Huerta, agua proveniente de Villena, ya que la población del municipio iba en aumento y las cañerías del Juncaret estaban obsoletas.
En el punto en que coinciden el barranco del Juncaret y la carretera de la Torreta se desviaron los caudales del canal de la huerta hasta el depósito de La Estacá; aquí se mezclaban con las escasas aguas del collao, camino de Muchamiel.
Poco tiempo después el caudal del collao disminuyó y este fue el fin del abastecimiento de agua potable durante 84 años a Muchamiel.

--------------------

Análisis de las aguas

D. Esteban Sánchez Santana manifiesta que las aguas del Juncaret "no son potables, no pueden en modo alguno utilizarse para las necesidades de la vida, y esta sola consideración, sería bastante para que no la mentásemos siquiera". 
En su crónica lamenta que dichas aguas no hubiesen sido conducidas a la Ciudad de Alicante ya que hubieren sido útiles para la limpieza pública y doméstica y que con su caudal de 35 litros por minuto, aseguraría la higiene de Alicante y el riego del arbolado, jardines y paseos.

En la hoja de Alicante del Instituto Geográfico y Minero figura el siguiente análisis de las aguas del Juncaret:

  • Cal .................................................. 0,30877 gramos en litro
  • Magnesia ......................................... 0,11889      "           "
  • Anhídrido sulfúrico ........................... 0,35703      "           "
  • Cloro ............................................... 0,39050      "           "
  • Cloruro sódico .................................. 0,64354      "           "
  • Grado hidrotimétrico .........................    71,5º

Sobre el terreno

En la actualidad y salvo en épocas de sequía, todavía se sigue regando con el agua de la mina del Collao que se deposita en la balsa del mismo nombre tal y como se venía haciendo desde el descubrimiento del manantial.

La situación del minado está descrito más arriba. Son visibles perfectamente hasta 10 lumbreras rodeadas de toneladas de basuras y escombros. El resto de los respiraderos de la mina están dentro de terrenos privados igual que la balsa. Los usuarios de esta balsa dicen que el caudal de la mina es importante en la actualidad.

Las flechas indican el lugar de algunas lumbreras

En el fotograma 34353 del vuelo americano se puede observar con atención las lumbreras de la mina del Collao camino de la balsa.

Balsa del Collao

El Sr. Rafael, es propietario de unas tierras por donde pasa la galería del collado. Una de las lumbreras se encuentra en su propiedad. Cuenta que su padre construyó un alcavón para desviar aguas del Canal y de la mina, a través de una pequeña loma hacia unos terrenos situados al norte.
El alcavón tiene 110 metros de longitud con dos lumbreras. Al otro lado, el agua salia al exterior entre una grieta en el terreno donde se distribuía por una red de acequias, casi todas derruidas.

Grieta-acequia. al fondo se encuentra
la entrada o salida del alcavón.
Alcavón. Se ve un animal caído por una lumbrera

Una de estas acequias se dirigía al norte, hasta una balsa situada al otro lado de la actual autovía al lado de unos invernaderos. Un ramal salía desde el alcavón bordeando la pequeña elevación y se dirigía hacia el Este, camino de dos balsas. Una de ellas  de unas dimensiones de 10 x 10 metros es usada hoy en día como depósito de basuras y escombros y que aún conserva un lavadero en buen estado.



A 500 metros del alcavón en dirección "Este" hay situadas en el mismo barranco, dos balsas; la más grande de 19 x 24 metros prácticamente destruida, y otra al lado pero a un nivel superior, llena de carrizo y con agua.
Entre ellas hay una caseta y un pozo donde existe la maquinaria para elevar el agua a la balsa, y desde aquí va entubada hasta el estanque de la Finca Fuentes, hoy bautizada como "El Juncaret".
De la balsa grande aún se puede ver dos acequias que se dirigen hacia el sur. Una de ellas bordea la loma que hay a la izquierda del barranco; cruza la carretera de la Torreta y se interna en terrenos de la Finca Fuentes.
La otra acequia desaparece casi inmediatamente. Posiblemente circulara por la vertiente derecha del barranco, cruzara la carretera de la Torreta para verter sus aguas en dos balsas que hay al lado de la rambla aguas abajo.
Bajo la balsa de carrizo nace una acequia hacia el sur. Un ramal comunica con una de las acequias de la balsa grande y la otra desaparece.


Balsa grande. al fondo se ve la caseta y el pozo y al lado la balsa
de carrizo
Acequias desde la balsa grande

Bajo del barranco existe una galería subterránea con lumbreras (tapadas) llamada "Mina del Juncaret". La mina y las balsas son y han sido siempre propiedad de la Finca Fuentes o Juncaret, y han sido utlizadas como agua para riego.

Lumbrera mina del Juncaret

Según vecinos de la zona, la Finca La Torreta situada a unos 500 metros de este lugar se abastecía de un pozo, o más bien de un minado por los vestigios que quedan sobre el terreno. Excavado en la tierra hay dos trincheras y un pequeño sistema de galerías. El agua era conducida a una balsa mediante una acequia invadida por la maleza y casi invisible, y que conserva restos de un lavadero.

Acequia excavada en la roca
En la actualidad, inexistente

Balsa y lavadero

A 100 metros al norte de la balsa de la foto hay una pozo y una acequia más próxima en el tiempo, pero también desvencijada que también vertía sus aguas en este estanque.

--------------------

Mina de Tángel

En toda la interesantísima historia de los riegos de Muchamiel y centrándonos en la zona concreta del Juncaret, hay que hablar de la Mina de Tángel o Santa Faz.

Esta mina seguramente sea más antigua que las mencionadas más arriba, posiblemente de la primera mitad del siglo XIX.
Según Concepción Bru Ronda, esta mina arranca al NW de Tángel, en las inmediaciones y propio cauce del Juncaret, vierte sus aguas en un canal enterrado a 12 metros de profundidad, y después de atravesar y bordear el pueblo por el NE, atraviesa la carretera de Tangel a San Juan para ser recogidas sus aguas en una balsa de obra.

Un vecino de Tángel, el Sr. Luis. T  ha vivido y trabajado siempre aquí. Fue mi principal fuente de información sobre el terreno y respondió a todas mis dudas. Contó cosas interesantísimas sobre este lugar. Ha visitado el interior de los minados mencionados mas arriba, y con respecto a la mina de Tángel, indica que es una galería con lumbreras en su recorrido. Existe un respiradero a 800 metros en dirección "Este" de la carretera de la Esparraguera antes de cruzar el barranco del Juncaret. La mina comienza un poco más al norte y se dirige a la rambla para continuar pegada a ella en su margen izquierdo, hasta llegar a la altura del antiguo restaurante El Cazador, y verter sus aguas en la balsa de Tangel, dando servicio al lavadero que hay al lado.

Lavadero de Tangel
Balsa de Tángel. Al fondo Finca El Pelegrí

La balsa de Tángel está en un estado lamentable invadida por la maleza y colmatada por basuras y escombros.
El lavadero está incluido en el Catálogo de bienes y espacios protegidos de Muchamiel. El grado de deterioro está a la vista de todos. Su interior está lleno de escombros y parte del tejado ya no existe.
Pronto no habrá nada que proteger.

--------------

Conclusión

Este artículo trata de sacar a la luz uno más, de los innumerables proyectos realizados en la segunda mitad del siglo XIX, para abastecer a la población y para el riego de las tierras.
En el recorrido realizado sobre el terreno queda patente el grado de dejadez y abandono de todo el paraje.
Otros lugares donde hubieron manantiales que fueron importantes en el pasado, como La Alcoraya, Los Guijarros, la mina del Verdegás, acueductos subterráneos ubicados en Elche y otros en la provincia reflejados en este blog, se han convertido en pozo de basuras y escombros.
El Barranco del Juncaret, junto con toda la infraestructura hidráulica estudiada no es una excepción.

Bibliografia consultada:

- Francisco Figueras Pacheco. Geografia general del reino de Valencia.
- Enrique Gimenez. Un testimonio desconocido del Dean Martí sobre el pantano de Tibi
- Jose Alfonso Roca de Togores y Saravia. Manual del alicantino y del forastero.
- Francisco Maciá Navarro. Suministro de agua potable en el municipio de Muchamiel.
- Vicente Seva. Alicante en 1884
- Concepción Bru Ronda. Recursos, usos y economia del agua en la provincia de Alicante
- A.M.A. legajo 2000-19-32/0
- A.H.P.A. Protocolos notariales.

Agradecimientos

-  Sr Rafael. Por permitirme el paso a su finca, mostrarme la ubicación de una lumbrera de la mina del Collao y sus explicaciones sobre la construcción de la acequia-alcavón.
- Sr Juan. Por facilitarme el acceso a su propiedad en El Juncaret y contestar amablemente a todas mis   preguntas. Además de ponerme en contacto con el Sr Luis que no escatimo en detalles sobre la ubicación y descripción de minas y acequias.
- Dña Pepa Espuch. Por la atención prestada en la magnífica Finca La Reynera y en su taller de pinturas de Alicante.
- Rafael Santacreu. Por acompañarme en una de mis excursiones por el norte del término de Muchamiel.