lunes, 19 de mayo de 2014

EL PANTANET Y LA FUENTE DEL MERLANCHERO (ALCOY)

Creo que sobran los comentarios para ensalzar el extraordinario paisaje, y mas en esta temporada, del entorno del carrascal de la Font Roja.
Una vez mas he vuelto a las tierras situadas al Norte del parque, en la umbría. En la ocasión precedente se trataba de un itinerario circular pasando cerca de grandes Masías, con sus fuentes, algunas de ellas todavía vivas, en un panorama donde se distingue claramente el contraste del carrascal con las grandes extensiones de campos de cultivo cuidados con esmero. Click en el enlace:  Umbría de la Font Roja.
Esta travesía discurre a través de dos barrancos, remontando sus cauces, aislado de sendas y caminos, para observar una vez mas este paisaje y sus elementos vinculados directamente con el agua.

El Barranco del Pantanet es tributario del Río Troncal o Polop. Tiene una pequeña pero interesante infraestructura hidráulica prácticamente desconocida. A 600  metros siguiendo el cauce de la rambla hasta el Río del que es afluente, hay situada, una presa para retener las aguas que discurren por la barrancada formando un estanque.

El Pantanet

En su coronación tiene una anchura de 23,50 metros y en su vertiente izquierda tiene un aliviadero para achicar las aguas sobrantes.
El vaso del estanque está colmatado por su falta de drenaje. La maleza impide ver en parte el alcavón por donde salían las aguas destinadas al riego.
Por su modestia se puede interpretar que el uso de estos caudales fueran destinados para uso particular, posiblemente para amerar las tierras de la finca del Azafraner sin otra pretensión mayor.
Hay una acequia que nace de la parte inferior del dique y que avanza excavada en la roca hasta una pequeña balsa, apenas visible. Desde la alberca parte otra reguera que continua siguiendo la cota de nivel, rodeando una pequeña loma hasta unos bancales, donde desaparece.
En el margen derecho del embalse, a escasos metros, se encuentra un manantial de aguas potables: La fuente de la Parra.


Fuente La Parra y conducción de aguas en desuso

Hay un pozo cerrado con una compuerta, una pila y un pequeño lavadero. Por encima de él hay un registro tapado con una plancha metálica del Ayuntamiento de Alcoy.
Desde aquí parten dos conducciones: una que pasa al lado del aljibe ya sin uso, y otra, que se dirige hacia la finca del Azafraner.

Continúo ahora aguas arriba lo mas cerca posible del cauce dejando atrás este lugar sereno y apacible. En algún punto se oye correr el agua. En ocasiones se puede deambular por el mismo lecho rodeado de la vegetación típica del carrascal y de la sierra de Alcoy. Pinos compartiendo terreno con encinas y multitud de plantas espinosas.

Vista del Pantanet aguas arriba

Hay muestras evidentes tanto aquí como en el barranco siguiente de la gran población de cabras salvajes y jabalíes, a juzgar por las huellas, excrementos y tierra removida en busca de bulbos y raíces.
El barranco asciende hasta los Morros de Vistabella. Aquí empiezan a aparecer restos de muros de contención de piedra en seco de antiguos bancales.
A la izquierda en lo alto, atravesando terrenos privados se encuentra el Mas de Vistabella. Hay una construcción cuadrangular que es la actual vivienda, y otra a su espalda que corresponde a la vieja y original Masía.
Oculto bajo unas enredaderas y protegida por un muro en un bancal, se encuentra la fuente que suministraba a la finca. El agua salía al exterior a través de un extrecho alcavón, y por medio de un surtidor hasta una pila. Al lado hay un lavadero y anexo a él, una pequeña balsa. 
El horizonte que se vislumbra desde este lugar justifica el nombre de la Masía.

Después de una charla con los amables dueños de la propiedad continúo hacia el Mas de Cotet.

Parte trasera del Mas de Cotet

A diferencia de todos los caserones desperdigados por la comarca, el Mas de Cotet  es una vivienda y un establo unidos en un mismo edificio. En los bancales posteriores aún se observan antiguos bancales plantados de olivos, hoy invadidos por la maleza y grandes aliagas.
A escasos metros se encuentra una pequeña balsa arruinada. Por los restos de la construcción dispersos por el camino y los bancales se comprueba también la existencia de un lavadero.
Por encima de la alberca hay un bosque de pinos y encinas en un terreno montuoso y empinado, poniendo en duda que el agua para su llenado fuera de lluvia.
Por proximidad el único manantial existente en el pasado es la ignorada y oculta fuente del Merlanchero.
Hacia el Este de la casa asciende el barranco del mismo nombre. Se puede remontar por el lecho de la rambla en un trayecto bastante empinado en el primer tramo.
A medida que se progresa la pendiente se suaviza ligeramente. Igual que el barranco precedente hay que esquivar constantemente el ramaje enmarañado que dificulta la caminata.

Vista del Barranco del Merlanchero

Las rocas están alfombradas de musgo, la hiedra asciende a lo largo de los troncos de los árboles, la humedad, las hojas secas sobre el suelo y el silencio, ofrecen una vista misteriosa del bosque.
En lo alto, cuando el terreno ya no es tan abrupto y se allana, en un punto a la derecha está la vetusta fuente.
Está seca. En el pilón vertical hay unas letras grabadas casi ilegibles del Ayuntamiento de Alcoy.
El agua fluía al exterior por una caño hasta una pila y de ahí a una balsita. Frente a ella se observa una tubería de hierro enterrada y, teorizando, en dirección a la balsa de El Cotet.


Fuente del Merlanchero

Evidentemente este no es el camino mas accesible para llegar a la fuente. Desde el GR-7, en el tramo que une la ermita de la Font Roja hasta el Pla dels Galers nace una senda no muy evidente por su poco tránsito, hasta el manantial.

No hay comentarios :