Buscar este blog

miércoles, 4 de agosto de 2021

EL CAMINO DEL AGUA - SANTA ROSA Y LA FUENTE DEL REMEDIO

"La escasez de aguas que aflige a esta ciudad, sugirió a D. Antonio Mas y Gil el pensamiento de hacer excavaciones para buscarlas en el distrito rural de Los Angeles, donde en tiempos pasados corría un riachuelo por las faldas de la eminencia en que estaba erigido el Convento de Nuestra Señora de Gracia, bastante a surtir este monasterio, regar el hermoso huerto del mismo y fertilizar los campos que lo cercaban.
Sin contar el Sr Mas y Gil con el auxilio de nadie.... ha gastado crecidas sumas perforando una mina, cuya longitud mide ya unos 1.700 metros; y en la tarde del día 5 de Agosto último encontró una fuente que da un caudal de aguas de 15.000 cántaros diarios, oséa 150.000 litros según aforo practicado.."

Así es como narra la noticia el diario "El Eco de la Provincia" en un artículo titulado "Bendición de la Fuente del Remedio" el feliz hallazgo.
Casualmente, el agua fue descubierta el mismo día en que Alicante celebraba la fiesta de su patrona. Ello motivó al Sr Mas y Gil a llamar a su fuente como "Fuente del Remedio".

A principio del año 1879 D. Antonio Mas y Gil da comienzo unas obras de exploración de aguas en la partida de Los Angeles. Enterada la Comisión de Aguas a 13 de Febrero declara que:

"Según el dictamen facultativo las exploraciones no perjuidican a la ciudad, por carecer ésta de manantiales; y considerando que la población se haya sumamente escasa de aguas potables y que las pocas que dan abasto a las fuentes públicas, se extraen por medio de norias; considerando que el Ayuntamiento se halla en el que caso de proteger a todo el que intente hacer exploraciones de aguas que pueda utilizar en su día la población, y considerando por último que las que verifica D. Antonio Mas y Gil, caso de encontrarse aguas, a nadie sino a la ciudad puedan aprovechar; tiene el honor de informar que el Ayuntamiento debe prestar su apoyo moral a D. Antonio Mas y Gil, para la realización de su empresa, obligándose éste por su parte, para el día en que encuentre aguas a vender al Ayuntamiento las que necesite para el abasto de la población al precio de veinte céntimos de real o cinco céntimos de peseta por metro cúbico".

Días mas tarde el Sr Mas y Gil comunicaría estar completamente de acuerdo con la resolución de la Comisión, informando además que la demarcación sobre la que se practican los trabajos de la Mina Santa Rosa son a nombre de su hijo político D. Federico Amérigo y Jornet.

El plano de demarcación de la mina fue levantado el 30 de Noviembre de 1878. Dentro del perímetro se encontraba un tramo de lo que años mas tarde sería la Avenida de Novelda, la cerámica Los Angeles y la granja de El Fariner.
Por el Norte limitaba con la Venta de Diego García, por el Suroeste con la casa de Escoto y por el Este con la era del Marqués del Surco.

Demarcación de la Mina Santa Rosa sobre una imagen del Vuelo Americano.


INAUGURACION DE LA FUENTE

La fuente fue iluminada junto a la Casa de Beneficencia, al lado de la carretera de Villafranqueza.
El día 31 de Agosto de 1879 tuvo lugar la bendición e inauguración de las recién alumbradas aguas. Al acto acudieron personas ilustres de la sociedad alicantina: el Gobernador de la Provincia D. Ricardo Puente y Brañas, el Alcalde de Alicante D. José Bueno, el Marqués de Rio Florido D. Adrián Viudes y Girón, el Director del Instituto Provincial de 2ª enseñanza D. Manuel Senante y Sala, el Comisario Regio de agricultura, D. Juan Vignau, el Canónigo de la Colegiata D. Antonio de P. Ibañez, el Director de las Casas de Beneficencia D. Antonio Campos y Martinez, el Director del Hospital Civil San Juan de Dios, D. Gerónimo Ruiz, entre otras distinguidas personas como el Sr. Mariano A. Mingot, El Sr Marqués de Escalambre, D. Manuel Palacios, D. Jose Gabriel Amérigo, D. Francisco Mingot y Valls y  D. Rafael Terol.

La fuente fue rodeada de bancos vestidos con banderas nacionales; en el centro un altar con un crucifico de plata alumbrados por cirios y el suelo cubierto de flores y hierbas olorosas.
El Gobernador y el Alcalde abrieron los grifos de la fuente mientras el Cura de la Misericordia D. Pascual Monera procedió a bendecirlas según el ritual romano. Un coro de profesores cantaron el "Salve Regina" en honor a la Virgen del Remedio.
Seguidamente D. José Charques al frente de la Banda militar de la Beneficencia entonaron el "Molinero de Subiza".
Finalmente las gentes allí reunidas probaron el agua que les fueron servidas en vasos de cristal de Sevres (prestigiosa marca francesa).

--------------------

Las excavaciones proseguían para aumentar el caudal, así a comienzos de Septiembre se pudo incrementar éste en 5000 cántaros más al día.

La Comisión de aguas del Ayuntamiento reconoce en su informe fechado el 5 de Septiembre de 1879 que las aguas del Remedio no reúnen las condiciones necesarias pero, "pueden sin embargo aliviar en mucho la precaria situación que há tiempo viene agobiándole".

La Comisión considera que el caudal destinado a la población prescindiendo de la cantidad que el Sr Mas reserva para él, sería de 110.000 a 120.000 litros diarios a un precio de 10 céntimos de peseta el metro cúbico, proponiendo finalmente acordar el abastecimiento, ordenando la construcción inmediata del acueducto que les ha de poner en comunicación con la ciudad.

La prensa de la época criticó esta decisión sobre todo "El Graduador", matizando 16 días después, que se estuviera suministrando agua del Remedio, de que no se hubiera hecho el análisis de las mismas, señalando que "el público empieza a preocuparse y a dudar de las buenas condiciones higiénicas de las citadas aguas".

"El Eco de la Provincia", parte interesada en este proyecto por ser su director el Sr Mas y Gil proclama:
"La calidad de aquellas aguas (del Remedio), es la misma que siempre tuvieron las de Alicante y mejor que la de las norias que hasta aquí han surtido a la población. Así lo reconoce el vecindario".

PRESUPUESTO Y TRAZADO DE LAS OBRAS

El 4 de Septiembre el Arquitecto Municipal firma el presupuesto de la conducción con un montante total de 1.500 pesetas. El canal partía desde el inicio de la acequia de la Mina Santa Rosa en dirección a la carretera de San Vicente, con un trayecto de 365 metros. Desde aquí avanza paralela a la carretera durante 135 mas para enlazar con la cañería de hierro de la ciudad, atravesar la carretera de San Vicente, donde a escasos metros estaban los depósitos.
El trazado atravesaba terrenos de los Sres Asín y Francisco Cayetano Polo. El Sr Asín se opuso al paso de la cañería por lo que el Ayuntamiento declaró la servidumbre forzosa temporal de acueducto.



ANALISIS DE LAS AGUAS

Por fin el 19 de Septiembre de 1879 llega el esperado análisis de las aguas efectuado por el prestigioso D. Jose Soler y Sanchez que transcribo aquí:

"Certifico haber ensayado en mi laboratorio una muestra de unas aguas, para su clasificación presentada por el Sr Alcalde Constitucional de Alicante procedente según su declaración del Manantial de la Mina Santa Rosa oséa Fuente del Remedio habiendo dado por resultado que dichas aguas, recibidas en dos botellas cerradas, lacradas y rotuladas con el nº 2 son claras, diáfanas, incoloras e inodoras, de sabor soso o empalagoso o, como se dice vulgarmente blandas al paladar; contiene 18,87 c.c de aire en disolución por litro de agua, no descompone el cloruro de oro, contiene 2.132 gramos de sustancia fija por litro, cortan profundamente la disolución del jabón; el sabor antedicho y el precipitar abundantemente por el oxalato amónico y por la ebullición, nos hacen clasificarlas en el grupo de aguas calcáreas o crudas, subgrupo de las incrustantes, y por lo tanto estas aguas NO TIENEN LAS CONDICIONES QUIMICAS DE AGUAS POTABLES"

Pese al dictamen del Dr Soler, el diario "El eco de la Provincia", cuyo director recordemos una vez más era el dueño de las aguas de Santa Rosa, se defendía de los ataques de la competencia diciendo que si la ciencia había declarado las aguas no potables, éstas continuaban siendo mejores que las de Casa Blanca y mejores que las de Valladolid y Cabanes, cuyas aguas habían sido consumidas por los alicantinos durante siglos.

A principios de Enero de 1880 D. Federico Amérigo y Jornet solicita permiso para establecer 5 fuentes públicas. Solicitud que fue aceptada el 18 de ese mismo mes.

"La Comisión de aguas, tiene el honor de proponer a V.S se concedea la autorización que solicita D. Federico Amérigo y Jornet para establecer fuentes públicas en la calle San Vicente, Plaza de San Cristobal y Progreso y Paseo de los Mártires, debiendo presentar previamente el solicitante los modelos de dichas fuentes".

El 16 de Enero de 1880 D. Antonio Mas y Gil hace una solicitud para conducir las aguas de Santa Rosa mediante una cañería hasta la ciudad con el fin de que puedan utilizarse a domicilio.
A finales de ese mes la Comisión de Aguas responde dictando unas bases que el Sr Mas y Gil no acepta.
El 16 de Abril de 1880 el Sr Amérigo vuelve a dirigirse al Ayuntamiento para proponer unas nuevas bases para el abastecimiento de agua de Santa Rosa. La corporación esta vez sí aprueba unas condiciones "inaceptables a todas luces".

El diario "El Graduador" no tardó en criticar esta decisión tildando al nuevo contrato pactado como "leonino".

"El Ayuntamiento no debía esperar, pues, que el Sr Amérigo y Jornet formulara y presentara proposiciones, ofreciendo la aguas de la mina Santa Rosa; ni que nadie pensara negociar sobre nuestra miseria y ruina; ni mirar como un obstaculo para el cumplimiento de la ley determinadas exigencias, sino expropiar temporalmente esas aguas doquiera que más convenga a la salud del pueblo que está por encima de todas la consideraciones, en la forma que dicta el artículo 168 de la Ley de 13 de Junio, haciéndolas suyas al Ayuntamiento para darlas gratuitamente al vecindario como obligación tiene.
... Y que es una ruindad someter la primera necesidad de un pueblo, es decir, el agua que ha de beber una población compuesta de más de 30.000 habitantes, a la voluntad o al capricho de un afortunado particular, que, valido de algunas de las bases de dicha proposición, o interpretándolas a su manera, puede cerrar con cualquier pretexto las puertas de su mina, dejando en seco, repentinamente en seco, nuestras fuentes y pereciendo de sed a la inmensa mayoría de sus paisanos que no pueden comprar el agua para beber".

En Abril se efectuó el pedido de la tubería a la prestigiosa empresa fundidora de tubos para conducción de aguas de D. Emilio Festugiere sita en la calle Jovellanos, 2 de Barcelona.
En el A.M.A  figura un telegrama fechado el 16 de Junio de 1880 donde la empresa que preside D. E. Festugiere comunica  que la tubería ha salido para la empresa consignataria en Marsella y que en breve tiempo estará en Alicante.
Anexo a este telegrama hay otro donde Monsieur Bechet, depositario de la tubería en Marsella confirma el envio a Alicante.







En esas fechas Alicante se suministraba del agua desalada de Normandy, las aguas del Sagrat, las aguas de la mina Nuestra Señora de los Remedios y de Santa Rosa. A la espera estaba la finalización del proyecto de traída de aguas de Torremanzanas y la traída de aguas desde La Alcoraya. Al mismo tiempo el Ayuntamiento se plantea la posibilidad de traer unas aguas afloradas en la partida de Vallongas en el término de Elche.
Todas juntas formaban un caudal muy deficiente para las necesidades de la población, tanto es así que, las fuentes permanecían casi todo el día secas.
En Enero de 1881 fallece D. Antonio Mas y Gil pasando la mina Santa Rosa a otros propietarios.

Las aguas del manantial se embalsaban en un depósito situado en lo que actualmente es la plaza América, al Sur de lo que fue el Huerto de Devesa, al lado del nacimiento.
Desde aquí partía una cañería general que bordeaba la carretera de Villafranqueza, pasando frente a la plaza de toros; enlazaba con la calle de San Vicente, doblando finalmente por la Calle Concepción (actualmente Calle Vicente Inglada).

Ubicación del depósito de aguas de la Mina Santa Rosa sobre una imagen de Ruiz de Alda.


En Abril de 1882 el Ayuntamiento autoriza a D. Ricardo Mas y Navarro a abrir una zanja para conducir las aguas de Santa Rosa hasta un domicilio que posee en la Calle San Vicente, para que el público pueda adquirirla con mayor facilidad y baratura que acudiendo a la Fuente del Remedio.
A finales de Julio el Sr Mas y Navarro solicitó autorización para establecer dos fuentes públicas en la plaza de Hernán Cortés y en la carretera de Los Mártires surtidas con aguas de Santa Rosa con objeto de expenderlas a buen precio.

El 8 de Octubre de 1884 se presenta una solicitud en la que "D. José Gosalvez, en representación de su esposa Dña Teresa Aznar ofrece al Ayuntamiento las aguas de la mina Santa Rosa por la mitad de precio que al que al presente haya estipulado por metro cúbico".

En la solicitud del mencionado Sr Gosálvez indica que debido al crecimiento del caudal que ha experimentado la mina Santa Rosa, está en condiciones de suministrar el agua bajo unas condiciones que nadie más puede hacerlo.
Indica que mientras subsista el manantial ofrece el agua al pueblo por la mitad de precio por metro cúbico al que haya hasta la fecha estipulado, absteniéndose el Sr. Gosálvez de cualquier desembolso por excavaciones y colocación de tubería.
Así mismo ofrece al Ayuntamiento la llave de paso y la tubería del difunto Sr. Mas y Gil, antiguo propietario de la mina. La Corporación rechazó el ofrecimiento argumentando de la existencia de un contrato formal y escriturado con "El Sagrat", y que el Ayuntamiento no puede prescindir sin causa justificada, alegando además que la municipalidad tampoco podría sufragar los gastos de la tubería.

El 11 de Julio de 1893 se elevó a escritura pública el contrato que el Ayuntamiento había firmado con D. Emilio Herault, ingeniero director de las aguas de Sax.
La cláusula primera de la escritura otorga a la sociedad concesionaria el derecho a la exclusiva por sesenta años contados desde que el agua vertiese en los depósitos, hecho que sucedió en Septiembre de 1898.
Por este motivo el Ayuntamiento se obligó a no conceder ni permitir durante ese tiempo la concesión a otro abastecimiento por lo que hizo cortar el abastecimiento del Sagrat y de La Alcoraya.
El Sr Herault tuvo la noticia de que la plaza de toros y la fábrica de luz eléctrica propiedad de los Sres Pritz y Campos se suministraban de la mina Santa Rosa por lo que solicitó al Ayuntamiento cortase el agua de la misma.
Esto originó un complejo entramado judicial entre las dos partes que terminó con el corte de las aguas de Santa Rosa advirtiendo así el fin del suministro.
Sin embargo el 8 de Noviembre de ese mismo año debido a la alarmante escasez de aguas y con el ánimo de elevar la dotación de las mismas, la Comisión de aguas propone que se puedan tomar 200 metros cúbicos diarios de la mina Santa Rosa al precio de 15 céntimos de peseta el metro cúbico.
En Julio de 1895 varios vecinos de la partida de Los Angeles, concretamente del barrio de Carolinas, solicitan la instalación de una fuente pública con el fin de atender las necesidades del vecindario.
Finalmente ya el 13 de Mayo de 1912 se venderían en pública subasta trece vigésimas partes de la mina.

Fuentes consultadas:
- Archivo Municipal de Alicante (A.M.A)
- Diario El Eco de la provincia.
- Diario El Graduador.