viernes, 12 de noviembre de 2010

EL RUNAR DE LA MONA

Ruta realizada el 19/08/2010

Este verano de 2010 durante mi estancia en Sella hice esta ruta circular por el sendero PR- 198 "Runar de la Mona". Un pastor del pueblo me indico que la subida por la senda es muy dura; yo lo comprobé después. Es una senda que practicamente no existe y solo nos podemos guiar por las marcas de prs que algún valiente puso.
Con todo y con esto, la ruta la defino de "camino de cabras".
¡Eso sí!, la ruta no es apta para novatos del senderismo...

Aproximadamente a 1'5 km de Sella por la carretera asfaltada que nos lleva al Barranc del arc, encontramos en una curva la indicación del sendero.



A partir de aquí empieza la subida y ya no dejamos de ascender hasta llegar a lo alto de la Penya. Tomamos un sendero de tierra y a unos 700 metros nos topamos con una carretera asfaltada.
Unos metros a la derecha hay un poste indicativo de la dirección a tomar. Siempre hacia el norte, o sea hacia arriba. 
A partir de aquí, hay que estar atento a las marcas, porque la senda es casi imperceptible y como he dicho más arriba es más propia de cabras que de personas. Las marcas están sobre las rocas o sobre postes, algunos casi derribados.




Cuando ya llevamos un rato subiendo en dirección Norte, la senda se desvía a la derecha y vamos a ir durante un buen rato en paralelo sobre la montaña.
A la derecha las vistas son increibles. El Puig Campana, Els Castellets, El Ponoig allá al fondo...



Continuamos avanzando hasta que la senda. salvando alguna que otra dificultad. vuelve otra vez hacia el norte. Y es aquí donde verdaderamente empieza el tramo duro del ascenso.
No tendremos más remedio que parar a descansar  en el pino que hay en la foto para poder seguir


Iremos por el lado derecho del runar, siempre pendientes de las marcas del sendero. El PR- 198 nos lleva ahora a la "Cova del Runar de la Mona", que queda a la derecha de la pedrera. 


Siguiendo con nuestro ascenso, veremos a nuestra derecha la ya mencionada Cova del Runar. Y es una buena ocasión para pararse y descansar, porque el ascenso aún no ha terminado.

Cueva Runar de la Mona
En el interior de la cueva

Retomando nuestro itinerario ahora nos vamos dirigiendo hacia el noroeste, hacia el tramo final que nos lleva a lo alto de la Penya de Sella.
Pasaremos por una señal muy llamativa indicándonos el camino a tomar...


Haciendo un último esfuerzo ya nos damos cuenta de que estamos llegando a la cima. Una vez arriba podemos ver enfrente nuestro la impresionante mole de la Sierra Aitana y del Barranco de Tagarina entre la Sierra y nosotros. Y si nos damos la vuelta por donde hemos venido vemos el omnipresente Puig Campana, y el Mar.

Sierra Aitana

Ahora en algún lugar de la cima existe una senda que nos lleva hacia la izquierda, o sea hacia el oeste. Una vez la hayamos encontrado vamos por ella. A medida que avanzamos podremos deleitarnos con los paisajes que se nos ofrecen.
Llega un momento en que a nuestra derecha aparecen unos árboles y detrás de estos unos terrenos de cultivo ya abandonados y restos de construcciones ya derruidas. Nos encontramos en la "Casa de Dalt".
Continuamos y la senda ya se convierte en un camino. Ahora estamos caminando en el "Azagador de la Penya de Sella".




Pozo y ruinas de la Casa de Dalt
   .
Assegador de la Peña
                                          
Seguimos por el camino principal entre árboles durante un rato, hasta llegar a una intersección de caminos.
Nos sale uno por la derecha; el principal que sigue hacia la izquierda y que va a morir a una casa. Y enfrente tenemos el camino que hemos de seguir.
Un poco más adelante el camino desaparece en una intersección de sendas.
Tomaremos la senda de la izquierda, jalonada con dos piedras, y "a disfrutar del descenso".


El descenso en su totalidad es bastante empinado, y al igual que durante el ascenso hay que estar atento a las marcas para no desviarse.
Ahora el objetivo es llegar a Sella.



El descenso es dificultoso para senderistas con poca experiencia hasta llegar ya a un camino que nos lleva a una caseta con antenas.



Justo al lado de estas antenas se ve que nace una carretera que va hacia el oeste, pero nosotros seguimos hacia abajo teniendo siempre enfrente el pueblo de Sella, ya que en este tramo ya no existen marcas de senderos.
Pasaremos por la Casa de Vistabella y comprobaremos que hay en el suelo una flecha, que parece que quiere indicar por donde transcurre la senda.
Haciendo caso a la indicación de la flecha, la senda nos lleva a un depósito  a los pies de la Ermita de Santa Barbara de Sella. Y fin de la ruta.

Seguir la flecha

Ermita de Santa Bárbara


3 comentarios :

Anónimo dijo...

BONITA RUTA

miguelo dijo...

Vaya con mi primo. No conocia tu multifaceta de explorador-arqueólogo- documentalista-escritor. Te felicito, por las detalladas descripciones de las rutas y su ilustración con las forografias. Me tienes que contar más acerca de tus objetivos cuando nos veamos. A ver si me puedo ir a alguna ruta contigo. Te llamo para cenar o comer y hablamos.

sergio dijo...

¡hombre miguelo! ¿como tú por aquí? es lo que tiene esto de internet.
llámame y charrem.
un saludo.