martes, 25 de septiembre de 2012

LA COVA POLIDA

Ruta realizada el 23 de Septiembre de 2012

La Cova Polida está situada en la vertiente noreste de la cresta del Malladar en el término municipal de Benimantell. Está bien escondida y en el pasado dió cobijo a pastores. Esta es la razón por la que creímos en un principio que la cueva no sería muy visitada y se conservara en relativo buen estado.

Para llegar a ella en vehículo se puede acceder por dos lugares; Tomando como punto de inicio el Restaurante El Trestellador y siguiendo el  PR-9 o Camí del Comptador hasta llegar al paso del mismo nombre, o bien desde Sella. Los cuatro miembros que realizamos esta ruta elegimos trasladarnos desde Sella a través del PR-9 paralelos al Barranc de L´Arc hasta llegar a les Cases D´Isidor, donde abandonamos el coche e iniciamos la ruta a pie en las coordenadas 38º 38' 23.95" N   0º 11' 59.89" W

Desde aquí continuamos por el PR-9; pronto el camino empieza a ascender bruscamente. Ignoramos los dos caminos que salen a la derecha que nos llevan a Cantacucos y seguimos por el principal hasta llegar al punto más alto donde se encuentra el Pas de Contador a 922 msnm, entre el Malladar y el Penyó Roc. Llamado así porque en el pasado los pastores utilizaban este estrecho para contar el ganado. Con el tiempo este paso fué ensanchado para el paso de carros y vehículos.

Pas de Contador desde su lado norte. Al fondo la cresta del Malladar

Desde este punto el camino empieza a descender. Cuando hemos recorrido 600 metros desde el paso, aparece una senda a la derecha que avanza en una pronunciada pendiente. El sendero está perfectamente perfilado rodeado de pinos, brezo; de plantas aromáticas como romero y tomillo; otras espinosas como enebros, aliagas y coscoja, y algún ejemplar desperdigado de escaramujo. Vemos a la derecha una barrancada donde las piedras están cubiertas de hiedra.

Cuando ya llevamos unos 480 metros por este sendero, nace una senda a la derecha en dirección sur. Hay que avanzar por ella hasta llegar un momento en que desaparece bruscamente.

Vista desde la senda de los peñascos a los que nos dirigimos

A partir de aquí empieza un recorrido muy interesante andando sobre piedras y rocas desprendidas. Sobre algunas de ellas se adivinan puntos rojos ya desteñidos y algunos casi invisibles que indican la dirección a seguir. Continuamos prestando atención e intuyendo el camino correcto.
Pasamos entre dos grandes rocas, una apoyada sobre la otra.


En algunos puntos parece que hay antiguos mojones de piedra indicativos del recorrido, y los seguimos, avanzando por el camino que nos parece más obvio.
Pasamos a través de una estrecha grieta entre dos rocas donde solo cabe el cuerpo de una persona.


Seguimos andando por vericuetos. Hay que prestar atención por donde se pisa ya que andamos sobre rocas desprendidas que dejan grandes grietas entre ellas.
Para continuar hay que esquivar una pequeña sima llamada Avenc del Camí de la Polida. Bautizada así por los miembros del Centro Excursionista de Alcoy. se trata de una oquedad de 6 metros de profundidad y 20 metros de largo.
Una vez salvados estos obstáculos vemos enfrente nuestra grandes peñascos tapizados de hiedra, donde hizo su aparición una cabra que no se asustó al vernos.


Avanzamos en dirección donde se encuentra el animal y continuar por una profunda brecha entre dos rocas, entre las que hay cuatro piedras encajadas a distintos niveles.
Cuando llegamos al final de esta estrechez, observamos una grieta en el suelo de unos 2.5 metros de alta por donde tenemos que bajar sin demasiada dificultad.


Una vez bajo, enfrente nuestra y mirando al sur, bajo una gran enredadera que cubre un peñasco se encuentran las entradas a la cueva.
Justo delante de las entradas hay una gran roca cortada como "a cuchillo" donde encaramándose a ella hay unas vistas espléndidas destacándose al fondo la Sierra de Bernia.


La otra entrada se encuentra justo a la izquierda tapada por la roca de la foto.
Nos tomamos un descanso y nos disponemos a entrar. Esta cueva ya fue visitada, descrita y topografiada perfectamente por R. Pla Salvador y F. Pavia Alemany del centro excursionista de Alcoy.

Podemos entrar por cualquiera de las dos bocas que nos llevan a la sala de entrada. Nada mas a entrar, a escasos metros hay una columna desde el techo hasta el suelo.

Sala de entrada y columna

A pesar de que la cueva se encuentra en un sitio muy poco accesible, comprobamos de inmediato que  también ha sido "saqueada" y maltratada. Prueba de ello son las numerosas estalactitas y concreciones calcáreas rotas desperdigadas por el suelo.
Los topógrafos R. Plá y F. Pavía describen minuciosamente la caverna dividiéndola en 7 salas. Nosotros que somos profanos en la materia nos limitamos a visitar toda la estancia sin hacer demasiado caso al plano de los expertos.

Sala de las columnas
Gran columna




En las fotos solo se reflejan partes de la cueva digamos "intactos" ya que como he comentado más arriba hay multitud de estalactitas y estalagmitas rotas por el suelo. Además de inscripciones hechas por los excursionistas para dejar constancia de su paso por aquí.
Al final de la cueva hay una pequeña estancia donde alguien puso un altar y una pequeña estatua de un buda. La estancia se llama "La sala del buda". Aquí se observan pequeños estanques estalagmíticos llamados "gours".

Sala del Buda

Una vez llegados aquí nos dispusimos a recorrer la totalidad de la cueva intentando seguir el plano de los topógrafos y fotografiando algunos pequeños recovecos intactos donde los vándalos no han llegado.

Una vez en el exterior, almuerzo y fotos del grupo en lo alto de la roca frente a la entrada de la caverna observando el espléndido paisaje y vuelta por el mismo camino.

1 comentario :

Iván Ponce dijo...

Hola, hace unos días visité con dos amigos por segunda vez la COVA POLIDA, esta vez con la intención de recorrerla en su totalidad. Tardamos una hora aproximadamente y me pareció una maravilla. Un saludo.