Buscar este blog

domingo, 14 de julio de 2013

ALJIBE Y VENTA DE MONTNEGRE

Ruta realizada el 13 de Julio de 2013

Pequeño pero interesante recorrido a través de uno de los innumerables barrancos que van a morir al río Montnegre.
Jose Luís, un vecino de la zona, sabedor de mi interés por la temática del río, me sugirió este itinerario apartado de caminos y sendas transitadas.
Aljibe

En la cabecera del mencionado barranco, situado en la margen izquierda del Montnegre, hay ubicado lo que a primera vista parece una casa, pero que en realidad corresponde a un aljibe para embalsar agua de lluvia.
El depósito tiene 3 metros de profundidad, desde el canal de entrada del agua hasta el fondo y 10 metros de largo y 4.40 metros de ancho. El techo construido en pendiente es de teja, y parte de él se ha desplomado. Por el lado que mira al sur se puede observar varias de estas tejas alineadas haciendo la función de canal para conducir el agua del tejado y depositarla en el aljibe.


Bajo de éste hay una estancia o cueva artificial abovedada, donde hay construidos a ambos lados unos bancos, y entre ellos, al fondo, un surtidor donde antaño era utilizado para llenar cántaros de agua.
Esta cavidad tiene unas medidas de 2.60 metros desde la entrada hasta el fondo; 2.70 metros de ancha; y 2.63 metros de altura.

Cavidad dispuesta bajo el aljibe, donde se observan los bancos o 
poyos y el surtidor, ahora inexistente

A escasos metros, aguas abajo, en el margen derecho, hay unas casas-cueva, idénticas a tantas otras que hay en estos parajes. 
Según la opinión de Jose Luís y de otros vecinos del río, estas cuevas fueron una "Venta" en el pasado, lo que indica que este fué un lugar de tránsito importante.
Salvo una pequeña sección que se ha derrumbado, el resto está en relativo buen estado

Casa - cueva

---------------

Nos situamos de nuevo en el aljibe para bajar por el barranco en dirección norte - sur. En primer lugar atravesamos pequeños bancales abandonados de olivos y algarrobos.
A medida que avanzamos, el barranco se estrecha y las paredes a ambos lados, adquieren mayor altitud. En el lecho crecen baladres de considerable altura en busca de la luz del sol en la superficie.
Como corresponde a este tipo de terrenos, el suelo es irregular y en tramos inestable, teniendo que sortear al mismo tiempo la maleza con multitud de plantas espinosas.


Cuando este pequeño desfiladero está próximo a finalizar, podemos observar de nuevo el afán del hombre antiguo para construir estructuras, con el fin de guiar y aprovechar las aguas de escorrentía, y darles uso.
Se trata de un alcavón de 17 metros de longitud por 1.40 metros de alto, y 60 cms de ancho, y que finaliza en unos bancales.

Entrada del alcavón

Esta no es sino, una muestra más de los esfuerzos de nuestros antepasados de aprovechar los escasísimos recursos hídricos necesarios para la vida.
Sin salirnos de la zona en que nos encontramos, exiten, entre el barranco descrito y la acequia de Bonny, boqueras sobre el terreno, para dirigir las aguas de lluvia de las lomas sobre las que se apoyan, hacia una acequia principal, y de aquí a los campos de cultivo.
Y por todas partes hay pequeños aljibes aislados y acequías prácticamente derruidas que llegan hasta ellos, para conducir también las aguas de las vaguadas y colinas circundantes.

Aljibe prácticamente destruido. Ha perdido
completamente la cúpula que lo cubría.

Agradecimientos:

Jose Luís. Vecino de Montnegre

2 comentarios :

Anónimo dijo...

FELICITACIONES POR ESTE ARTICULO Y OTROS, ENSEÑARNOS RINCONES ENTRAÑABLES. A MODO INFORMATIVO EL BARRANCO POR DONDE HAS DESCENDIDO ES EL LLAMADO POR LOS LUGAREÑOS BARRANC DEL INFERN.

rutas y vericuetos dijo...

Gracias por la aclaración y por comentar. Celebro que te guste el blog.
un saludo.
sergio.