Buscar este blog

miércoles, 30 de enero de 2013

COVA DE LES DONES (BUSOT)

Longitud de la ruta ida y vuelta; 7 Kms aprox.

Según los expertos la Cova de les Dones es una cueva-santuario íbera usada para ritos iniciáticos datada durante los siglos V - I a.c .
Para acceder a ella comenzamos la ruta en el mismo lugar en que lo hizo el arqueólogo Julio Asunción, en el Preventorio de Aguas de Busot, quien ya hizo un estudio de la cavidad,  y cuyo itinerario comparto.
Desde la población tomamos la carretera de acceso que conduce al antiguo balneario. Situados en su parte trasera continuamos por el camino que sigue hacia el oeste.

El imponente edificio que en la actualidad presenta un estado descuidado, fué en el pasado el lujoso Hotel Miramar, levantado con un presupuesto de "un millón de pesetas" por el Arquitecto Pedro García Faría y propiedad del Conde Casa Rojas
En el piso de abajo estaban ubicadas las instalaciones hidroterápicas con estufas, duchas, piscinas, desnudaderos, grutas artificiales con estalactitas y con un sistema de agua caliente y fría.
En los tres pisos superiores estaban ubicadas las habitaciones con amplios balcones.
El hotel contaba también con un casino, salas de billar, sala de piano y de lectura.
Los manantiales que daban servicio a todo el complejo sanitario eran: La Fuente de los Baños, la Fuente de San Ignacio y la Fuente de La Cogolla. Todos ellos manaban a una temperatura de 32º a 36º , cuyas aguas ya se usaban desde tiempos de los romanos.
Los enfermos acudían aquí para tratarse de asma, tisis pulmonar y paludismo entre otras.
Las habitaciones de los enfermos estaban barnizadas con aceite y redondeadas en sus rincones para que pudieran lavarse y esterilizarse fácilmente.
En el complejo había además varios chalets diseminados por el bosque para familias particulares y una vaquería para que los enfermos pudiesen tomar leche recién ordeñada.

Diario "El Laurel" 25 de Agosto de 1898

No es difícil imaginarse el trasiego y la opulencia de gentes por este lugar cuando el Sanatorio estaba en funcionamiento, en contraste con el abandono y la soledad en que se encuentra. 

Balneario de Aigües de Busot

----------

El camino transcurre entre una pinada. Aún se conservan viejos bancos de obra a los lados y restos de acequias que circulan paralelas al camino.
Por la zona, en tiempos de esplendor cuando funcionaba el sanatorio, habían en el interior de la pinada,  kioskos-abrigo para la "cura de aire".
El escritor Giner de los Ríos describe de forma poética el paisaje:

"El pinar, verdaderamente suntuoso, ora por su espesura, ya por el esmero con que está cuidado, ofrece en la actualidad un tono general de tornasoles verdes que semejan rico manto de terciopelo iluminado por el límpio sol, y rompen su monotonía en los oscuros de la luz cernida allá, en el fondo de la maleza, gigantescas adelfas cuajadas de flores, ora blancas, ora rojas, ya sencillas de ténues pétalos, ya dobles ya carnosas como apretadas camelias"

A unos 800 metros del Preventorio hay unas ruinas a la derecha. Si miramos a la izquierda vemos en un claro una gran balsa, se trata de la "Balsa de la Caba". El agua procedía de un alcavón situado a 16 metros de ésta. La galería está en buen estado y tiene una longitud de 56 metros. A la mitad de su recorrido tiene un ligero movimiento ondulante a derecha e izquierda que no impide ver la entrada desde el final del túnel. A 11 metros del final pierde el enlucido de las paredes terminando bruscamente por un derrumbe.
Ignoro si este nacimiento es el que menciona D. Joaquín Fernandez Lopez en sus Opúsculos Médicos cuando menciona las fuentes ubicadas en el paraje refiriéndose a la "Mina o Caba"

Fotos del alcavón y la balsa click Aquí

Continuamos hasta llegar a un cruce de caminos con unas señales de PRS. Seguimos por la derecha siguiendo el PR- 243 en dirección "Alt del Cantal."
Bordeando la loma que tenemos al oeste podemos ver las acequias de riego de las empresas tomateras Bonny y Etasa.
Desde aquí continuamos 415 metros ignorando los caminos que salen a la izquierda; giramos a la derecha por el camino principal pasando por una nave de bloques de hormigón abandonada. A la derecha en lo alto, vemos la peña del Cantal y grandes rocas desprendidas desperdigadas por la ladera.

Alt del Cantal

Unos metros antes de llegar a un transformador eléctrico tomamos la senda que aparece a la izquierda; pasamos por encima de una acequia y continuamos por la empinada y zigzagueante senda hasta llegar a lo alto, donde hay un cruce de caminos y nuevas señales de senderos.
En este lugar está situado el linde entre los municipios de Aguas y de Busot. A partir de ahora caminamos por tierras de éste último.
Seguimos por el camino que sale enfrente. A 345 metros del cruce aparece una senda a la izquierda y otra justo enfrente a nuestra derecha. Continuamos por ella hasta llegar a lo alto donde hay un pequeño llano y un pino a nuestra izquierda. A escasos metros al oeste hay una peña. Justo debajo de ella está la cavidad que buscamos. 
No hay una senda evidente que conduzca a la cueva. Hay que dirigirse a ella cruzando unos bancales abandonados.

Cova de les Dones

DESCRIPCION DE LA CAVIDAD

La cavidad presenta una orientación Noroeste, teniendo al macizo del Cabeçó justo delante; debajo se encuentra el Barranco de Salmitre, y por la ladera del Cabeçó y lomas circundantes restos de antiguos bancales aterrazados.
La entrada a la cueva tiene una longitud de 12 metros de ancho y mas de cuatro metros de altura en su lugar más elevado.
Para acceder al interior subimos por un montículo. A la derecha hay un curioso canal labrado en el suelo de 8 metros de longitud que se dirige al interior.

Canal labrado en el suelo

Al inicio del canal hay una abertura en la pared a 1´30 metros del suelo que avanza hacia el interior girando a la derecha; continua recto, y después vuelve a girar a la izquierda. Esta galería casi circular y de paredes alisadas tiene un diámetro de 50 cms que disminuye a medida que se interna en la roca.
Se baraja la posibilidad de que de esta galería surgiera un manantial interior y que el agua fuese dirigida a través del canal labrado en el suelo hasta lo más profundo de la cueva.

Galería por la que posiblemente discurriera un manantial

A 3´20 metros hay una oquedad a la derecha con una altura de 60 cms y suficientemente ancho para poder pasar agachados. Cuando hemos recorrido 3 metros entramos en una sala de 5´5 metros cuadrados y 1´75 metros de altura en su punto más alto. En esta sala se puede observar concreciones ya secas.
Una vez en el interior vemos a la derecha una abertura de 1´70 metros de profundidad y 50 cms de ancha casi circular.
Enfrente, avanza una pequeña galería ascendente de 4 metros de profundidad y 80 cms de anchura, también de paredes lisas.
En esta sala fue donde aparecieron la mayoría de las cerámicas encontradas en la cueva.



De nuevo en el exterior, continuamos hasta final de la cavidad donde hay una grieta de fácil acceso de 4 metros de longitud, hasta  una sala de unos 9 metros cuadrados con techos altos donde podemos permanecer erguidos.
A la izquierda hay una galería ascendente por la que podemos acceder apoyándonos sobre dos escalones labrados en la roca. Esta gira a la derecha para entrar en una pequeña sala donde permanecemos agachados. A la izquierda hay otra pequeña estancia a la que se puede acceder arrastrándose donde se puede observar una columna rota

Galería ascendente donde se observan los
escalones tallados en la roca
----------

Las cuevas-santuario, como apunta Julio Asunción,  están situadas en lugares estrategicamente complicados y de difícil acceso, señalando además que el agua desempeñaba un papel esencial en la cosmogonía de los íberos.
En el interior de estas cuevas se depositaban materiales a modo de ofrendas en puntos relacionados con el agua como gours, cubetas y formaciones estalagmíticas.
Lugares similares al de la Cova de les Dones de Busot sería la Cueva de Collado de los Jardines en Sierra Morena, de proporciones algo mayores y que posee un manantial en su interior, o la de la Cueva Negra ubicada en Fortuna (Murcia) donde en la actualidad hay un manantial que recoge aguas de lluvia y que en la antigüedad las aguas surgirían por la oquedades que hay en las paredes de la cavidad.

MAPA:



Fuentes Consultadas:
Julio Asunción. Cova de les Dones. Santuario Ibero
Dr Valenzuela. BUSOT: Estación Médica Invernal

miércoles, 9 de enero de 2013

EL BARRANC DE LES COVES


El Barranc de Les Coves está situado en la umbría de la Font Roja. Como su nombre indica en él hay gran cantidad de cuevas (abrigos) donde ya en el año 1981 se descubrieron yacimientos del neolítico.
Ese mimo año se estudian y se catalogan cada uno de los abrigos; cuatro de ellos conservan restos de pinturas rupestres y son: Abric I, Abric II, Abric III y Abric IV
Y otros dos con sedimentación que son:
- El Abric de la Figuera
- El Abric de la Falguera

Este último es el más interesante de todos y objeto de múltiples estudios y cabecera de muchos artículos. 
En el Abric de la Falguera se encontraron cerámicas, restos de animales y semillas y frutos, que dan una pista de lo que recolectaban.
Estudios indican que el Abric de La Falguera fué usada como redil durante el neolítico, así como el resto de abrigos esparcidos en el barranco.
Llama la atención el hallazgo de una moneda de Claudio II llamado "El Gótico" en una excavación realizada en el año 1.999 datada posiblemente en el siglo III D.C.

Para visitar este lugar hay que situarse en la Carretera de Les LLacunes a la altura del Racó de Paia en las coordenadas 0º 33'58.70"W   38º40'36.60"N.
Frente al Mas hay un camino descendente que nos lleva hasta el Rio Polop o Barranc del Troncal; ignoramos los caminos que salen a izquierda y derecha y nos fijamos en una senda ascendente que avanza hacia el sureste. Continuamos por ella; la senda no es muy evidente y es fácil perderla ya que no parece muy transitada, pero hay que continuar con la misma dirección hasta encontrar el lugar para acceder al Barranc de les Coves que queda a la izquierda en el sentido de nuestra marcha.
En el lugar más estrecho del barranco hay un antiguo canal labrado en la roca  por donde circula una vetusta tubería. La cañería aunque está prácticamente destrozada, aun circula agua por su interior que todavía es aprovechada. A cierta altura hay empalmada una pequeña tubería de pvc para encauzar el agua y que ésta no se pierda.
El canal está ubicado en el margen izquierdo del barranco y derecho de nuestra marcha. Podemos seguirlo durante varios metros donde desaparece exactamente en el lugar más estrecho del barranco. A escasos metros donde dejamos de ver la tubería hay lo que parece un pequeño salto de agua, pero que está enlucido y remozado, lo que induce a pensar que en otro tiempo pudiera haber estado aquí la fuente y origen del agua. Además esta pequeña pared está colmatada de hierbas y piedras.
Aquí se pueden ver taladros practicados en las rocas para alojar barrenos lo que indica que este lugar era más angosto en el pasado


Lugar donde posiblemente estuviera la fuente

A partir de aquí el paisaje es húmedo y agreste. El lugar no parece frecuentado. Hay gran cantidad de plantas espinosas como enebro, coscoja, aliagas y grandes enredaderas que dificultan el paso. Musgo que tapiza las grandes rocas desprendidas de lo alto, y hiedra que abrazan a los árboles y caen adornando las paredes y las entradas a los abrigos.
A medida que ascendemos vemos que hay gran cantidad de pequeñas cuevas y oquedades a derecha e izquierda. Hay que andar con cuidado porque hay tramos del terreno que es muy resbaladizo y hay que deambular sobre piedras y pequeñas rocas inestables.
Si observamos el contorno vemos que desde el inicio de esta ruta la tierra está removida y escarbada por cabras y jabalíes así como el interior de los abrigos.


La foto de arriba corresponde al primer gran abrigo que encontramos en nuestro ascenso situado en el lado derecho del barranco. Un poco más arriba está situado el Abric de la Falguera que conserva restos de las excavaciones realizadas por los arqueólogos.

Excavaciones en el Abric de la Falguera

Frente a estas dos grandes cavidades hay un conjunto de pequeños abrigos en el margen izquierdo del barranco.
También en el margen izquierdo se pueden ver paredes coloreadas verticalmente y un gran abrigo ancho y profundo.




Casi situado en la cabecera del barranco en el lugar mas ancho pero en su lado derecho hay una gran cavidad alargada que tiene restos de banderas de calcita ya secas colgada de sus paredes, y frente a ella en el margen izquierdo, hay otro abrigo oculto que tiene una fuentecilla en su interior cuya agua se embalsa en una pequeña alberca circular.





Se puede observar a unos 30 cms encima de la alberca que la fuente tiene un pequeño caño instalado y la pared está reparada y remozada.
La cavidad donde se haya esta fuente es la última de este itinerario
Como he dicho al principio las dimensiones del barranco no son grandes y la dificultad de la ruta es fácil. Requiere poco tiempo pero vale la pena.
Me influyó visitar este lugar después de echarle un vistazo al libro que recomiendo, y de donde he sacado la pequeña introducción del principio de este artículo titulado:
El Abric de la Falguera: 8000 años de ocupación humana en la cabecera del río de Alcoi.

Es un libro de investigación y divulgación donde explica todos los trabajos y hallazgos que se han llevado a cabo en este lugar y en su entorno.