lunes, 21 de diciembre de 2015

INFRAESTRUCTURA HIDRÁULICA EN EL VERDEGÁS

En la partida alicantina del Verdegás existen, aunque en avanzado estado de abandono, dos pequeños sistemas hidráulicos que aprovechaban las aguas subterráneas y las aguas de escorrentía del Barranco de Pepior para el riego de la huerta circundante del mencionado caserío.
A la altura del P.K. 441.241 del ferrocarril se encuentra situada en el costado derecho de la Rambla una balsa, y aguas abajo, a escasos metros, dos diques que la cruzan transversalmente desde donde nacen una serie de boqueras a ambos lados del torrente.
El paraje donde se encuentran estos elementos ha sido alterado por el trazado de la autovía y la ampliación y modificación de los caminos que lo cruzan. La dejadez ha provocado la ruina y es motivo suficiente para que se le dedique un artículo antes de su desaparición.

La Mina y balsa de La Deseada

La balsa pertenecía a la Sociedad Minera La Deseada y en la actualidad sigue en uso a pesar del mal estado en que se encuentran tanto el propio estanque como el acueducto que canaliza las aguas hasta él. En su interior hay gran cantidad de limo y ha crecido un carrizal. A su lado hay una caseta reguladora de caudal y en el lado opuesto de la carretera hay un pozo de registro con unas escalerillas que dan acceso a la acequia mayor o principal subterránea.

Balsa de La Deseada 

En este lugar hay dos partidores o compuertas; uno que dirige las aguas hacia el Sur y el otro hacia el Este. Por el lado de poniente se efectúa el llenado de la balsa a través de un canal subterráneo que baja por la ladera del Barranco de Pepior.

Canal de salida o acequia mayor

Durante un tramo aguas arriba circula enterrada en el lecho del barranco la conducción de aguas potables de Alicante. El talud de la rambla, desde la pedanía del Verdegás hasta el punto donde lo cruza el acueducto del Canal de la Huerta de Alicante, está cubierto de escombros, cascotes de obra y brozas. Oculta y escasamente elevada del lecho del barranco hace su recorrido la Mina de la Deseada. Por su trayectoria y al encontrarse precisamente en una rambla torrencial de gran caudal en tiempos de avenidas, el canal debe permanecer hermético y las lumbreras o pozos de registro tapados.

En una inspección sobre el terreno he encontrado cinco registros o accesos al canal situados en la vertiente derecha de la rambla. En el lado opuesto hay dos pozos (6 y 7) con agua, donde no se vislumbra ninguna galería horizontal en el fondo, y por ese motivo no se puede asegurar que sean la continuación del canal que nos interesa.
Los dos primeros están abiertos y están situados a escasos centímetros de la superficie. En su interior se observa circular el agua hacia la balsa.
Los tres siguientes están protegidos con un murete de ladrillo y hormigón. La lumbrera nº 4 tiene una abertura y en su interior se observan las paredes del pozo bien rematadas y al fondo una galería.

Pozo nº 4

El pozo nº 6 tiene una abertura con agua estancada en el fondo. Por encima de él se observa un canal tapado procedente de la acequia existente en el camino superior y que desaguaba en su interior.
El pozo nº 7 y último esta abierto en la superficie y también tiene agua en el fondo.

En el recorrido realizado por el barranco hasta el acueducto del Canal de la Huerta y terrenos adyacentes no se ha localizado ninguna lumbrera mas.

Pozo nº 7


Hay un documento del año 1957 donde el Alcalde de la partida D. Vicente Pastor Gomis eleva una reclamación al Ayuntamiento de la Ciudad denunciando a la Sociedad La Deseada de utilizar como cauce para el paso del agua de riego el camino vecinal a la altura de las Casas del Poll.
Por su parte el entonces Presidente de la Sociedad D. Manuel Gomis Torregrosa manifestó de infundadas las razones de la reclamación ya que la acequia de riego solo llegaba hasta la Casa de Máximo, cuyo límite era anterior al paso por el camino vecinal.


Diques y boqueras en la Rambla de Pepior

A escasos metros de la balsa hay dos diques que cortan el barranco, separados entre sí por una distancia de 43 metros. Del primero de ellos nacen dos boqueras que se extienden a ambos lados de la rambla. La reguera que avanza por el margen izquierdo junto con los brazales en los que se ramificaba regaba los terrenos que median entre la presa y las Casas del Poll. Y la boquera de la derecha (hoy seccionada por la carretera comarcal y por la autovía) se dirigía hacia las Casas de España.


Las boqueras de este primer azud avanzan a una cota de nivel superior a las del segundo dique. En dos puntos del recorrido las aguas del primero pasaban sobre las aguas del segundo a través de unos pequeños acueductos para continuar paralelas.


El segundo dique es de planta semicircular construida con grandes sillares, escalonada hasta el lecho del barranco. Tiene una compuerta en su parte central de 220 cms de anchura. Por su lado izquierdo, justo donde nacía la boquera (en la actualidad ocupado por un camino), hay otra compuerta de 224 cms de anchura, y por su lado derecho hay un desaguadero en el mismo lugar desde donde parte la acequia.
Las regueras que se extienden por el margen izquierdo se entrelazan con las del primer dique a distintos niveles hacia las mencionadas Casas del Poll; y las que avanzan por el lado derecho lo hacen de idéntico modo rodeando las Casas de España y llegando hasta la ermita de la Santísima Trinidad.
La autovía y la apertura de nuevos accesos han ocultado parte de esta infraestructura y la balsa que había situada al lado de las Casas de España.
En el margen izquierdo del barranco parte de los canales han desaparecido a consecuencia de la construcción en su lugar de una pista de motocross, degradando y afeando si cabe aún más el paisaje.



La Fuente del Verdegás

El trazado de la autovía ha originado además que la antigua fuente pública de la pedanía haya sido apartada y permanezca arrinconada y olvidada en un tramo de camino sin salida. Esta vía es la que unía sin obstáculos el caserío con las Casas del Poll.
El día 10 de Enero de 1912 una representación de vecinos compuesta por D. Andrés Antón, Francisco Llopis, Antonio Amat, Ramón Aliaga, José Aracil y Melchor Gomis de las partidas del Verdegás y Moralet, elevan una solicitud al Ayuntamiento de Alicante para la construcción de una fuente pública en el trazado de las Aguas de Sax, como sigue (click para ampliar):

Archivo Municipal de Alicante

La petición fue aprobada y el siguiente 25 de Mayo los Alcaldes del Verdegás y Moralet, D. Vicente Carbonell Pastor y D. Joaquín Bernabeu Martinez junto con el Teniente de Alcalde y Presidente de la Comisión de Aguas D. Vicente Ripoll se procedió a la señalización del lugar para la instalación del surtidor en terrenos cedidos gratuitamente por los comparecientes.
Unos años mas tarde concretamente el 5 de Febrero de 1940 el Arquitecto Municipal de Alicante tras una inspección comprueba la existencia de encharcamientos en las proximidades de la fuente y falta de presión, instando por ello a su emplazamiento a un lugar mas alto o al saneamiento de los alrededores.
Por motivos económicos se optó por lo segundo dejando la fuente en su lugar de origen.

Fuente del Verdegás

La torreta y el refugio

Por último y aunque no está relacionado con el agua, quiero reflejar también en este artículo dos construcciones ubicadas en las proximidades que se hayan en ruinas. 
Están situadas al Oeste de la balsa entre las vías del ferrocarril y el Barranco de Pepior. Se trata de una torreta y de un refugio para el ganado. Este último está instalado en una pequeña loma y en la lejanía puede confundirse con un aljibe abovedado.

Torreta y refugio para el ganado

--------------

Situación de la Balsa de La Deseada, diques, boqueras y fuente del Verdegas sobre una foto del vuelo americano de 1957 (click en la foto para ampliar)

Iberpix

Fuentes consultadas:
- Archivo Municipal de Alicante.

No hay comentarios :