domingo, 27 de julio de 2014

BARRANCO DE LOS AMERADORES (JIJONA)

El Barranco de los Ameradores esta situado en el término Municipal de Jijona, hacia el Oeste, cerca de los terrenos de Tibi. Con independencia de los mapas que se consulten, el barranco adopta el nombre de "La Calina" hasta la unión con el Barranco de la Rabosa que viene del Norte. A partir de ahí se denomina "Barranco del Silim" o "Salinas" hasta su desembocadura en el Río Montnegre.
Los ameradores eran embalses donde se maceraba el esparto o atocha para picarlo posteriormente con mazas de madera con el fin de ablandarlo, hacerlo flexible y poder retorcerlos con las manos para la elaboración de cordeles, tomiza, sogas, esteras, etc..
En las zonas de interior las matas se sumergían en estas balsas, sin embargo en las áreas próximas al mar la maceración podía hacerse en la playa, en los lugares dispuestos para ello.
El esparto estaba clasificado como planta industrial o textil y era el recurso de la gente pobre o que no podían realizar otros trabajos. En Crevillente se crearon muchas e importantes industrias que usaron esta planta junto con la pita para la elaboración de esteras.

Un número de La Nave decía:

"La industria espartera es una industria verdaderamente popular; no se reúnen los operarios en grandes talleres en donde con el oficio se aprende el vicio, sino que cada uno trabaja en su casa, cuidando de su familia unos, y siendo cuidado otros; hombres, mujeres y niños, quien mas y quien menos, todos saben hacer algo de esparto, y cuando hay necesidad, o a ratos perdidos, todos están seguros de ganarse el pan o de aumentar su peculio, estimulándose así el amor al trabajo, a la economía y al orden; sentimientos que deben cultivarse mucho en el pueblo porque alejan la miseria y conservan las buenas costumbres"

Rafael Altamira dice que la gente mas pobre realizaba manojos de fibra de esparto que muchas veces maceraban en su casa y lo utilizaban como moneda en Campello, Muchamiel y San Juan a cambio de artículos de primera necesidad.
El mismo autor indica que uno de los factores que aceleró el ocaso de esta industria alimentada en sus inicios por la libre disposición de los montes públicos, fue la reducción de estos a propiedad privada y la posterior competencia de los espartos argelinos.
Augusto Echevarria alega al descuido de las autoridades permitiendo arrancar las atochas para destinarlas como combustible para los hornos de cal y yeso.

Este es un recorrido por la rambla, aguas abajo, para identificar estos embalses usados para sumergir esparto para su posterior elaboración y para riegos de las tierras.

En las coordenadas 0º32'46.20"W  38º30'41.60"N al borde del camino de Muchamiel a Tibi se encuentra la casa de los Ameradores, antigua casa de Basilio Martinez. Por aquí pasa la vía pecuaria del mismo nombre y nace la que se dirige a la partida de La Alcornia.

Casa Ameradores y corrales

La Casa dels Ameradors fue un importante caserón de tres alturas (en la actualidad expoliado y abandonado), en cuyo entorno existen elementos de gran valor etnológico: Bodega, almazara, corrales, fuente para abastecimiento de agua, antiguos bancales parapetados con muros de piedra en seco y una gran balsa de proporciones considerables.
El estanque tiene 35 metros de largo por 13 metros de ancho y 1.90 metros de profundidad. En su interior han crecido carrizo y arbustos.

Balsa Ameradores

En su vertiente Sur se observa la acequia de riego que se dirige a los bancales colindantes. En el interior de la balsa se puede ver taponando la salida del agua un tarugo de madera  incrustado en la pared y usado con ese fin.
Para continuar con el recorrido observamos una tubería semi enterrada que existe a la misma altura de la balsa. En su trayectoria bordea la ladera del barranco por su vertiente izquierda hasta llegar a otra balsa.
Este estanque tiene una forma extraña, ya que ninguno de sus lados es igual a los demás.


Para dar una idea de sus dimensiones señalamos que su lado mas largo mide 12.70 metros de longitud. De idéntica forma que el anterior tiene su salida de aguas para el riego de los bancales anexos y una acequia que circula pegada a la izquierda donde hay algunos partidores redondos con el asa metálica abandonados.
La reguera unos metros abajo se bifurca:
1. Por un lado nos lleva siguiendo la cota de nivel hasta una pequeña balsa, más moderna que las anteriores, y de aquí, continúa en dirección a una casa abandonada situada encima de una elevación.
Antes de llegar a ella el canal arriba a un pozo de sedimentación desviando el curso del agua para cruzar el Barranco de la Rabosa a través de un acueducto para el riego de unos bancales en su margen izquierdo.
Situados encima de él se observa que los muros que lo sostienen a uno y otro lado del cauce no coinciden, debido quizás a los movimientos del terreno.

Acueducto Barranco de la Rabosa

2. Por otro lado sigue en dirección al punto donde convergen el Barranco de La Calina o Ameradores y el de Rabosa.

Unos metros aguas abajo hay ubicada otra balsa de forma rectangular.

Balsa situada aguas abajo de la unión de los dos barrancos

Detalle de una esquina de la balsa

Sus medidas son 16.56 metros de longitud, 7.06 metros de anchura y 2.50 de fondo.
La salida del agua esta situada en su lado occidental desde donde parte una tubería. Salva una pequeña rambla que viene del Oeste a través de un pequeño acueducto y continua por la vertiente derecha del barranco.

Acueducto

A medida que descendemos por él va apareciendo la tierra rojiza característica de los barrancos próximos al Río y la presencia de adelfas, grandes pinos y algarrobos.
En lo alto circula la tubería sujeta a la pared por medio de abrazaderas, pero que en tiempos remotos el agua tuvo que ser canalizada por una acequia a cielo abierto a juzgar por los restos observados.

Tubería adosada en la ladera derecha del barranco

A 639 metros del estanque salvamos una presa de retención y cuando llegamos a la altura de la Casa de Silim ascendemos por la senda hasta llegar al caserón donde hay ubicada otra gran balsa.

Todo indica que en el pasado existió una conducción desde la Casa de los Ameradores hasta la balsa de la Casa de Silim a juzgar por el itinerario de la canal que se ha seguido.
La casa de los Ameradores tenía una fuente para suministro de la finca, sin embargo y casi con seguridad ,hubo otro manantial independiente de aquel que suministró a las balsas descritas.

Casa, balsas y lavadero de Silim


Fuentes Consultadas.

- Memoria sobre el estado de la agricultura en la provincia de Alicante (1875). Augusto Echevarría
- Derecho consuetudinario y economía popular de la provincia de Alicante. Rafael Altamira

Para saber mas.
 - Ecología del esparto. www.revistaecosistemas.net


No hay comentarios :