lunes, 9 de enero de 2017

LAS AGUAS DEL BARRANCO DE SILIM

Ruta realizada el 7/01/2.017

Las lluvias caídas en el pasado mes de Diciembre han estimulado mi regreso de nuevo a los parajes situados en la cuenca del Río Monnegre. Acostumbrados ya a observar un paisaje de extrema aridez causado por la prolongada sequía, el agua recogida ha cambiado por completo esa percepción haciendo mas agradable la caminata a través de las numerosas grietas y barrancadas que desaguan finalmente en el Río abrevadero de Monnegre.
De entre todos ellos destaca por su agreste orografia y tamaño, el Barranco de Silim o Salinas. La cabecera de la rambla se prolonga hasta mas arriba de la Casa y Fuente de los Ameradores y desemboca en el Río Monnegre, unos metros aguas abajo del Molino de Capeta.
Tanto la Casa de los Ameradores como el Molino de Capeta pertenecieron a finales del siglo XIX y comienzos del XX a Basilio Martinez Barrachina, que fue el impulsor de un sonoro pleito con el Sindicato de Riegos de la Huerta en el año 1877.
A lo largo de su recorrido, en el barranco hay levantados cuatro diques que sirven de barrera de retención de sedimentos y control de las aguas en tiempos de avenidas. El primero de ellos se encuentra a 300 metros aguas arriba de la gran balsa de los Ameradores. El segundo a 360 metros por encima del camino de acceso desde la Casa de Silim. El tercero a 480 metros aguas abajo de la confluencia con el torrente que baja desde Las Mascunas. Y el cuarto situado a 320 metros de su desembocadura.
Aparte de estas construcciones, aún permanecen sobre el terreno obras vinculadas al agua, como son: Fuentes, acequias, acueductos y balsas.
En mi artículo sobre los Ameradores viene reflejado el estanque y fuente del mismo nombre; acequias que parten desde este lugar y se prolongan por el margen izquierdo del barranco; balsas situadas casi en el mismo cauce, y un pequeño acueducto que salva un torrente, cuya misión era sostener un canal que avanza por la ladera derecha hasta la balsa de la Casa de Silim.
El azagador de Monnegre denominado también cañada de San Vicente a la Carrasqueta pasa justo al lado de la casona y desciende hacia el barranco, vadeándolo, continuando su camino hacia el Norte y finalizando en el término municipal de Alcoy.
En el punto donde la vía pecuaria cruza la rambla comienza el itinerario mas interesante, si lo que queremos es deambular entre altos riscos erosionados de margas y arcillas vinculados al período triásico. La geología los llama badlands o tierras malas, compuestos de materiales con una variedad cromática muy provocativa: ocres, azules, verdes, blancos y sobre todo rojos.



Siguiendo el trayecto aguas abajo se pueden observar antiguos campos de cultivo y árboles típicos de la zona: algarrobos y olivos. En el lecho crece el baladre y el esparto medra por toda el área.
El Barranco de Silim a esta altura no es difícil encontrarlo sin agua, pero solo en algunos lugares. En algunos sectores se puede apreciar como fluye, desapareciendo de inmediato y volviendo a surgir mas adelante.
La violencia del agua en tiempos de arroyada ha horadado y erosionado la ladera, formando cárcavas, dándole un aspecto sugerente y misterioso. La composición de estas tierras favorece la formación de interesantes formaciones yesíferas presentes a lo largo de todo el recorrido.
Otro aspecto que hace único este rincón es la presencia de un pajarillo llamado Camachuelo Trompetero, que tiene aquí un núcleo de nidificación muy importante en las oquedades de las peñas y escarpas.

Camachuelo trompetero (fuente: www.seo.org)

A lo largo de su trazado el Barranco de Salinas tiene dos ramblas tributarias por su margen izquierda que normalmente llevan agua, convirtiéndose en afluentes del cauce principal: Uno es el Barranco de Las Mascunas, que es un desfiladero rocoso, estrecho y prieto; y el segundo, descrito mas adelante, situado entre el tercer y cuarto dique.

En el siguiente enlace figura la crónica sobre los Barrancos de la Mascuna y Silim realizado en el año 2.012
Barranco de Silim y La Mascuna

La tercera presa es de reciente factura (año 2008), y fue motivo de protestas de algunos grupos ecologistas y propietarios de la zona, ya que para su construcción se abrieron caminos para el tránsito de la maquinaria, modificando el cauce y poniendo en peligro el valor paisajístico de este lugar.
Sin embargo, es a partir de aquí desde donde podemos contemplar el agua realizando un recorrido de poco mas de 2 kilómetros hasta la confluencia con el Rio Monnegre, siempre y cuando se den las condiciones meteorológicas favorables, como es este caso.

 Dique (7/01/2.017)
Agua congelada en el dique (5/02/2.012)

Desde la tronera de la presa sale un caño de agua hacia el lecho de la rambla. A continuación serpentea continuamente. pasando de un lado a otro del cauce, originando pequeños saltos donde el desnivel del suelo es mayor.
La velocidad con que avanza el agua ha excavado un sinuoso reguero que solo desaparece brevemente a la altura del cuarto dique, donde se filtra por debajo del carrizo y vuelve a aparecer seguidamente al otro lado.



En los últimos metros el Barranco de Silim se convierte en un estrecho desfiladero, ondulante y rocoso, de paredes altas. En el suelo se han formado pozas a distintos niveles donde el agua discurre entre ellas. El cauce culebrea abriéndose a medida que avanza hasta su desembocadura en el Monnegre y el inmenso cañaveral que ha crecido en él.

 Dique aguas abajo

Desfiladero

FUENTE DE SALINAS

A 400 metros aguas abajo de la tercera represa se encuentra la Fuente de Salinas en el margen derecho de la rambla. Tiene forma cónica con un pequeño cráter de agua salada y limpia remansada, y con una brecha de sal excavada en toda su altura.
Mas abajo existen unos bancales abandonados, elevados con muros de piedra seca, plantados de olivos. Algunos muretes aún conservan los saltadores o sangradores que permitían al agua de riego rebosar al bancal inferior.
Muchos árboles tienen el tronco enterrado en la tierra roja debido a los corrimientos de tierra.
En la parte mas meridional del terreno hay una pequeña garganta donde rezuma y gotea agua de las paredes.





LAS AGUAS DEL BARRANCO DE SILIM from Rutas y Vericuetos on Vimeo.


Barranco tributario de Silim frente al Camino de Agost

A 400 metros de la Fuente de Salinas se encuentra el cruce del antiguo Camino de Agost, actualmente es el SL-CV 151 que conduce a la pedanía de Monnegre de Arriba.
En este punto a la izquierda desagua a la izquierda otro barranco que baja desde el Cabezón Negro y que, como he comentado anteriormente, también lleva agua.
El barranco se dirige hacia el Norte avanzando en zig zag. Durante los 600 primeros metros el cauce tiene una masa vegetal bastante densa, principalmente esparto y algunas adelfas.
Por el suelo corre un hilillo de agua muy limpia, quedando estancada momentáneamente en algunas pozas. Mas adelante el cauce se estrecha invadido de grandes arbustos y ramas secas dificultando el paso.
Para avanzar hay que continuar por la ladera e ir sorteando los obstáculos. Unos metros mas arriba se puede descender, no sin dificultad de nuevo al lecho de la rambla y seguir durante un tramo para llegar a un paredón donde no es posible continuar.
Desde lo alto cae un sonoro chorro de agua frente a un arbusto de baladre. Del mismo modo de las paredes de los alrededores también gotea agua, haciendo que haya merecido la pena llegar hasta este lugar.



El barranco tiene mayor extensión que la explorada ya que se prolonga por una distancia igual que la recorrida.
Se intentó acceder a la parte superior a través de la ladera, pero debido a su verticalidad e inestabilidad hace que sea muy poco prudente intentarlo desde este lugar.



RAMBLA TRIBUTARIA DEL BARRANCO DE SILIM from Rutas y Vericuetos on Vimeo.

No hay comentarios :