Buscar este blog

martes, 30 de diciembre de 2014

EL CONJUNTO HIDRAULICO DE LA CORONELA


El Barranco del Infierno tiene su cabecera en la Sierra de San Pascual y finaliza en la partida rural de El Rebolledo. Su relieve es simple y se puede deambular por su cauce sin dificultad en todo su recorrido, no justificando su nombre en ningún punto del trayecto.
En su tramo final, en las proximidades de la Finca Torresella o Coronela como es mas conocida en la actualidad, hay un pequeño pero interesante conjunto hidráulico destinado al abastecimiento de dicha Hacienda.

Finca Torresella o Coronela

Esta espléndida finca perteneció a D. Carlos Coig, mencionado por el historiador Viravens en su crónica sobre la ciudad de Alicante, D. Fernando Alfaya, Dña Maria Manuela Díaz Rubín y Fontela perteneciente a la linajuda asturiana de los Campomanes y a los Marqueses de Jaureguizar Dña Covadonga Cavanilles y de Navia Osorio y Francisco Javier Perez de Rada y Díaz de Rubín.
El casón tiene una almazara, una ermita, un antiguo aljibe posiblemente de origen árabe y dos grandes balsas frente al inmueble en un bosque de pinos y olmos.

Antes de continuar, este imponente caserón y sus alrededores merecen que se le dediquen unas líneas para describir su interior y algunos acontecimientos que hubieron en él a comienzos del siglo XX.
En esos años los propietarios eran D. Carlos Coig O'Donell Mace y su esposa Dña Encarnación Hoyos Escobar.
La mitad de la finca fue adquirida por el Sr Coig por herencia de su abuela Dña María de la Natividad Mace y la otra mitad por venta que le hizo D. Juan Coig y Serrés el 5 de Octubre de 1894 por un precio de 16.000 pesetas. En el documento notarial se describe la finca del siguiente modo: "... 470 tahúllas, 7 octavas y 12 brazas de huerta plantada de árboles, cuya hacienda se denomina Torrosella o Coronela y se riega con aguas que nacen en la misma finca, la cual está situada en la partida del Rebolledo... Una casa habitación denominada torresella a la que va adjunta otra titulada del Labrador y por separado otra del Pastor, dos rajas o presas, dos arcos o acueductos, dos balsas, una boquera y las obras de los dos huertos...".

En su interior se celebraba la función religiosa nocturna de la Fiesta de las Espigas para que "Dios bendiga los campos y sus frutos simbolizados por las espigas de donde procede el pan, base del sustento material de hombre", y otros actos vinculados con la religiosidad como por ejemplo, la toma de la primera comunión de los niños del Rebolledo, donde acudían personas de las partidas colindantes.
Ceremonia que se celebraba en la capilla de la finca y donde acto seguido se procesionaba la imagen por los jardines.

El Semanario Católico describe la fiesta de San Pedro celebrada el 29 de Junio de 1899:

"Galantemente invitados por los Sres de Coig tuvimos el gusto de asistir el día 29 del pasado Junio, festividad de San Pedro, a la preciosa finca  que en el partido rural de El Rebolledo poseen dichos señores.
En Torresella nombre de la referida finca, disfrutamos grandes ratos contemplando el magnífico golpe de vista de su casa-castillo, construcción almenada en todo su perímetro, con bellos torreones volados de un gusto magestuoso, teniendo por remate una altísima torre donde campa enhiesta la heráldica bandera de las casas de los Coig y los Hoyos; y desde donde se vislumbra todo el inmenso campo de tan vasta posesión.
Sus bellísimos jardines, sus seculares pinares, sus fuentes que alimentan los grandes caudales de agua con que Torresella se riega, forman un conjunto encantador que justamente había de llamarnos la atención en un campo donde se destaca Torresella como oasis en el desierto.
Los señores de Coig que a su amabilidad y títulos prestigiosos unen el no menos honroso de la piedad religiosa, celebraron el día de San Pedro con una misa cantada en su bello oratorio particular, la preciosa perla de Torresella como nosotros la llamamos, donde colocada en su camarín esta su patrona la venerada Virgen de Tómalo..."

La Voz de Alicante narra la celebración de 1905 del siguiente modo:

"Entre las seis y las siete de la tarde del sábado, marcharon en varios coches a Torresella los Adoradores de esta ciudad en número de unos ochenta... La llegada a la finca fué de magíca sorpresa. Sus alameda y jardines lucían multitud de banderolas, escudos y gallardetes combinados con el mejor gusto. En una de sus entradas por donde había de pasar la procesión se levantó un precioso arco formado de espigas y rosas de diferentes colores...A las diez en punto marcharon todos los adoradores en correcta procesión a la Capilla, entonando el Sacris Solemnis... El Tedeum y el Benedictum cantado solemnísimamente por todos los Adoradores, fueron de efecto indescriptible. A las doce se rezó el Trisagio, cantándolo la Capilla de la Adoración... Terminada la misa se organizó la procesión que recorrió gran parte de la finca y de los jardines; dándose la bendición a los campos en tres distintos puntos, en uno de los cuales, ante una gruta preciosa en que se dá culto a la Virgen de Lourdes, se cantó otro motete... En el solemnísimo momento de la bendición final cantó un sentido y delicado O Salutaris hostia, la señorita Beatriz de Coig, hermana de D. Carlos, acompañándole este a flauta y á armonium el Sr Quilis frente a la Virgen del Rosario, patrona y titular de la Capilla, cuya imagen se venera en lugar preferente..."

Durante la guerra civil española está hacienda sirvió como refugio de niños invidentes contra los ataques antiaéreos.

Los dos párrafos anteriores sirven para darnos una idea de la importancia y el esplendor de la finca en aquellos años.
En la actualidad aunque su aspecto es imponente, sus alrededores y los muros que circundan la propiedad no reflejan la suntuosidad del pasado.

---------------

Una finca y una extensión de cultivos de grandes dimensiones debe estar alimentada de un caudal de aguas importante.
En la parte occidental de la casa hay un pozo con una molineta cuyos caudales se embalsaban en un depósito. Desde aquí se conducía el agua hacia la casa por medio de una tubería aún visible en algunos tramos.
Situada a 760 metros de la casona esta ubicada en el lecho del barranco, ocupando su cauce, la "presa de la Coronela".
La construcción es un dique levantado con grandes sillares de 8,10 metros de ancho. Su función era retener aguas de arroyada y desviarlas por una gran boquera en su margen derecha, hacia los bancales de la finca, hoy plantados de naranjos.

Presa de la Coronela

La boquera tiene una anchura en origen de 3,40 metros y continúa abandonando la rambla separada de ésta por un pretil en todo su recorrido.
En uno de sus lados se observa un ranura para ubicar una compuerta.

Boquera

El dique y la boquera cumplirían además la función de proteger el nacimiento y conducción de aguas de la finca que nos ocupa.
A siete metros de la pared, en la vertiente derecha del barranco, esta situada la "Fuente de la Canaleta".
Las aguas salen al exterior mediante una mina o alcavón y son encauzadas bajo el lecho de la rambla hacia su vertiente izquierda.


Se accede a la fuente por un arco de ladrillos de medio punto. En su interior hay una galería abovedada de una altura de 3 metros y de una longitud de 7,50 metros.
En ese punto comienza el alcavón. En la actualidad aflora agua al exterior. La falta de mantenimiento de la mina ha originado el acumulamiento de lodos y estancamiento del agua en la bocamina.


Sobre el caudal aflorado del manantial podemos saber que en el año 1944 la cantidad estimada era de dos litros y medio por segundo según la valoración del entonces alcalde pedáneo D. Vicente Toledo.
En el proyecto y clasificación de vías pecuarias de Alicante indica en este punto la existencia de un abrevadero público.

Las aguas de la mina continúan por el margen izquierdo del barranco durante 184 metros, para pasar al otro lado de la rambla por un acueducto, reanudando su recorrido durante 240 metros mas hacia una balsa.

Acueducto aguas arriba

Frente al acueducto hay una caseta y un pozo con restos de tuberías y maquinaria para elevar agua.

El acueducto de un solo arco tiene unas medidas de 5 metros de luz y 2,60 metros de flecha.

Acueducto aguas abajo
Balsa

Entre el nacimiento y el acueducto hay dos pequeños saltos de agua y zonas pantanosas con carrizo. En uno de estos saltos se advierte una oquedad en la pared semi tapada por unas cañas.
En su interior se pueden ver dos pequeñas galerías en forma de "Y" naturales, pero donde se observa la acción de la mano del hombre.
A escasos metros de la entrada hay ubicados dos pequeños muretes cortándolas transversalmente.
En los dos túneles corren dos pequeños hilillos de agua, contribuyendo al llenado de la poza que hay en el exterior.



Afloramientos de agua en el barranco
No hay restos de tuberías ni canalizaciones para conducir estas aguas, así que, con toda probabilidad sirvieran en el pasado para abrevar el ganado.
Las aguas continúan por el barranco formando un pequeño riachuelo, cruzando el camino del Fardatxo finalizando en un área pantanosa donde crece un cañaveral.


Fuentes Consultadas

- Diario el Semanario Católico (19/06/1899)
- Diario la Voz de Alicante (26/16/1905)
- Archivo Municipal de Alicante

No hay comentarios :