Buscar este blog

lunes, 19 de enero de 2015

POZO DEL LEGON

Exploración realizada el 3 de Enero de 2.015

Se accede a la excavación por una galería subterránea situada en una vaguada del Barranc dels Chovers en el Municipio de Muchamiel, partida de Tossal Redó (minas de ocre).
Esta cavidad forma parte de los trabajos que se realizaron para la extracción de mineral a finales del siglo XIX en las denominadas minas del "Grupo El Sabinar".
Desde la bocamina el túnel avanza orientado hacia el Suroeste con un perfil irregular y una ligera pendiente descendente.
Tiene una longitud total de 13,50 metros y unas medidas que oscilan entre 1,58 metros de altura y 0,67 de anchura en la entrada, y 1,70 metros de altitud y 0,72 de latitud al finalizar esa distancia.
Medidas que no son uniformes a consecuencia de los sobresalientes de las rocas en paredes y techo ya que la galería esta sin enfoscar.
A 9 metros de la entrada se observa un pequeño tronco insertado entre dos salientes de la roca en el techo como único dato significativo.

Galería horizontal
Al finalizar la galería hay un pozo de 17 metros de profundidad. Realmente se desciende por la cuerda hasta los 14 metros, pudiendo recorrer los 3 restantes sin hacer uso de ella, avanzando por un paso estrecho de 50 a 70 centímetros de anchura con unos pequeños muretes en su lado oriental.

Se instalaron dos anclajes químicos en la cabecera del pozo y un desviador en la zona intermedia para que la cuerda baje limpia y sin roces.

Pozo
A lo largo de la excavación vertical se observan oquedades en las paredes con surgencias y concreciones realizadas por la acción del agua, ya secas.
En el descenso hay que esquivar una viga de madera pasando frente a dos muros de piedra procedente de la misma excavación.
A 14 metros de profundidad encontramos un candil y un legón enterrados entre los escombros que sirvieron como pretexto para bautizar a esta cavidad.

Viga y muro

Legón
Candil
Desde esa posición se puede descender 3 metros mas donde finaliza la excavación.
Es habitual encontrar en estos lugares multitud de huesecillos y cráneos de animales que han caído, huyendo posiblemente de depredadores.

En la siguiente foto se observa el cráneo de un conejo o una liebre.


La impresión general es el escaso rendimiento que tuvieron los trabajos mineros en este lugar ya que no apreciamos apenas restos de mineral, lo que originaría su inmediato abandono.

Vicente

Sergio

Rafael

Croquis de la cavidad realizada en el mismo instante de la exploración por el miembro del equipo Vicente Claríó.


Miembros de la expedición:
- Rafael
- Vicente
- Sergio


Entradas relacionadas
Las minas de ocre de Muchamiel y San Vicente del Raspeig
- Pozo-sima del Farallón

No hay comentarios :