martes, 11 de agosto de 2015

CUEVA DEL POZO DEL TIO VIDAL

La cavidad se encuentra en el paraje denominado "La Unde" (La Hunde), ubicado en el término de Ayora (Valencia). Se denomina popularmente como Cueva del Lago debido a la existencia en su interior de dos lagunas de aguas filtrantes.
Su verdadero nombre es Cueva del Pozo del Tío Vidal a causa del pozo-manantial "Pocico Vidal" situado a escasos metros, compuesto de dos abrevaderos dispuestos en cascada y una balsa.
Desde Ayora por la CV-440 en dirección a Carcelén se recorren 12,30 kms hasta llegar al desvío de La Hunde. Un camino rural conduce al caserío. Giramos a la derecha para continuar por la CV-438 atendiendo a las indicaciones de "Pocico Vidal".
En este lugar hay zona de acampada y las fuentes de La Cadena y La Teja. Viramos alrededor de la Peña de la Zorra y tomamos el camino rural del Pozo Vidal.

Pozo del Tío Vidal

Una senda hacia el Norte conduce al abrigo. En el camino hay multitud de plantas olorosas. La cavidad debió ser conocida desde tiempos remotos ya que hay restos de un muro de piedra en seco que en el pasado tuvo que proteger el acceso a la cueva o como redil para el ganado.


El abrigo es de unas dimensiones considerables y es habitación de murciélagos. Hay dos columnas y muchas formaciones rotas. En su interior, hacia el Oeste hay una gatera descendente con forma de "Z" que conduce a un pozo.

Gatera hacia un nivel inferior

El foso da acceso a una sala casi redonda rebosante de formaciones estalagmíticas. Un gran gour o lago perenne de aguas de color turquesa es el principal reclamo para su visita.


Sobre el techo hay multitud de afiladas estalactitas que gotean sobre el estanque. A su alrededor hay un cúmulo de estalagmitas, banderas y coladas en formación.
La fotografía siguiente es una estalagmita de gran tamaño en cuyo vértice golpea sin cesar agua procedente de lo alto.



En otra época la capacidad del lago alcanzaba mayor nivel a juzgar por la marca de agua reflejada en su perímetro.






Desde la misma sala, justo al lado del ascenso por el pozo hay una pequeña gatera que da acceso a una pequeña estancia, similar a la anterior pero de proporciones mas reducidas.
Aquí también hay un pequeño lago y algunas formaciones dignas de ver.

Gatera de acceso a la sala pequeña
Formaciones en la sala pequeña
---------------

Con el paso de los años, los visitantes estimulados ante la presencia de un lago subterráneo, han dejado huella en su interior por el constante ir y venir. Aún así las formaciones mas interesantes permanecen intocables y respetadas.
Esperemos que en un futuro no lejano la cavidad pueda protegerse.


Miembros de la expedición:

- Sebastián Javier Tornero. Miembro del Espeleo Club Natura de Elda y guía en esta exploración.
- Vicente Clarió.
- Rafael Santacreu.
- Sergio Gez

No hay comentarios :