lunes, 10 de agosto de 2015

SIMA DE LA HIGUERA (CARCELEN)

La sima de La Higuera se encuentra al Sur de la Sierra del Boquerón, en el mismo cortafuegos que se perfila en dirección al Cerro de los Tres Mojones.
Se accede desde la CM 332 en el desvio hacia las Casas de Juan Gil. Desde aquí se continúa por el camino principal durante 4,60 kms hasta una explotación ganadera denominada Casa de Los Cañizos. Se continúa por la vía de la derecha ignorando el camino que parte hacia la izquierda hasta llegar a un nuevo cruce y la Casa de Perote. Se continúa por la derecha ignorando los caminos que nacen a la izquierda hasta llegar al cortafuegos.
Desde la Casa de Perote se observa a la izquierda el molinar o parque eólico de la Sierra del Boquerón.
La cavidad se encuentra a 60 metros al Sur del camino. Al Norte se alza el primero de estos aerogeneradores para que sirva como referencia.

En medio de un bosque de pinos se encuentra la boca de entrada de grandes dimensiones con una higuera en el acceso. Una rampa descendente con dos resaltes fácilmente franqueables conducen a la cabecera del primer pozo. No obstante hay que ir con cuidado ya que las rocas son muy resbaladizas por la presencia del agua y el musgo que ha crecido en su superficie.




Hay un tronco que corta tranversalmente la estancia sirviendo como barandilla, dando seguridad al mismo tiempo a la hora de hacer la instalación para el descenso.
A la izquierda, donde se apoya el tronco, hay una cubeta o gour con agua permanente procedente de las filtraciones de la pared.
El descenso es una caída en volado de 12 metros que va a parar a una sala con pequeñas formaciones y algunas coladas que nos acompañan en el descuelgue. En este lugar nos llamó la atención la gran cantidad de mosquitos situados en las oquedades de las paredes y revoloteando sobre nosotros.

Pozo de 12 metros
Orientada hacia el Este, una gatera situada a 1.50 metros del suelo conduce al segundo pozo  de 16 metros, que sirve al mismo tiempo de entrada a una sala de grandes proporciones.
Justo en el lugar en que se toca suelo hay una pared húmeda, bellamente concrecionada.

Pozo de 16 metros

Detrás hay un montículo con una instalación prefijada para el ascenso a su parte superior. En este lugar hay gran cantidad de conjuntos estalagmíticos y miles de puntiagudas estalactitas colgadas en toda la estancia.
Hacia el Norte continúa el ascenso donde se pueden observar solitarias estalagmitas con forma de espárrago. Hacia el Oeste el techo y el suelo se juntan. Se observan gours secos y rotos por el continuo deambular de espeleólogos.



---------------

La cavidad no ofrece mas detalles dignos de consideración. Un acceso cómodo y una exploración sencilla hace que sea frecuentada con asiduidad, a juzgar por las señales de pisadas y formaciones rotas comprobadas en esta incursión.

Croquis de la sima:


Miembros de la expedición:

- Sebastián Javier Tornero. Miembro del Espeleo Club Natura de Elda y guía en esta exploración
- Rafael Santacreu.
- Vicente Clarió.
- Sergio Gez.

No hay comentarios :