Buscar este blog

miércoles, 25 de noviembre de 2015

LA FUENTE DEL MOLÍ PAYA

La Fuente del Molí Payá se encuentra situada entre el paraje de El Salt y los terrenos donde estuvo ubicado el Molí Paya en el margen derecho del río Barchell. El uso de las aguas afloradas debieron ser fundamentalmente domésticas y destinadas únicamente a cubrir las necesidades básicas. 
Alrededor de ella hay bancales de olivos abandonados, alternando con plantaciones de pinos, protegidos con muros de piedra seca. No hay restos de ninguna masía por los alrededores por lo que cabe suponer que los beneficiarios de las aguas fueran los vecinos de El Salt o Molí Paya. 
En las fotografías aéreas de Iberpix de los años 50 y 70 del pasado siglo XX se observa claramente los bancales perfectamente cuidados sin restos de ninguna construcción.

En realidad se trata de un pequeño sistema hidráulico compuesto de dos pequeñas excavaciones situadas a distintos niveles similar al de la Fuente de la Olivera, y de un surtidor construido por debajo de ellas 

Galería superior


Frente a un muro de piedra seca que sostiene un bancal se encuentra la abertura de una pequeña mina, cuya entrada la forma un arco de piedra y ladrillo protegida por una portezuela (hoy desaparecida).
En su interior hay una sala de 3 metros de longitud, agrandada por los derrumbes de las paredes y el techo, y a continuación una bifurcación con dos galerías.

Bifurcación

Orientado a la derecha y en ligera pendiente ascendente hay un túnel de 5 metros de longitud con un suelo elevado por la acumulación de tierra desprendida del techo.
Y en línea recta hay una pequeña galería de 8 metros excavada directamente sobre el terreno. Las paredes todavía conservan las marcas de las picoletas de los mineros. En el suelo hay acumulación de barro fresco y al final hay afloramientos de agua del techo.

Vista desde el fondo de la galería principal

Por sus características cabe pensar que los usuarios penetrasen en el interior y desde allí llenasen los cántaros o recipientes de agua. Los derrumbes han ocultado cualquier vestigio del sistema de recogida o canalización de los caudales.
Aún así no se puede descartar la posible comunicación entre esta galería y la situada a un nivel inferior.

Pequeño afloramiento de agua en el techo

Galería inferior

El acceso a la galería situada a un nivel inferior se realiza a través de una pequeña oquedad practicada sobre el terreno. Esta entrada esta construida con forma de bóveda y bajo ella hay un muro de piedra. En origen, con total seguridad, estuviera cerrada permitiendo al mismo tiempo la aireación del minado.
En este lugar hay perforado un pequeño túnel a la derecha en dirección SO, que era un venero, cuyos aportes engrosaban el caudal de la galería principal que discurre por debajo. El agua iba encauzada por una canaleta hasta un pequeño recipiente que hacía las funciones de decantador o desarenador.
"Como se ha comentado con anterioridad, es posible que el canal solamente fuese una vía de comunicación entre ambos minados".



En un nivel inferior se encuentra la galería de drenaje principal. Desde este lugar el agua se acumulaba y era encañada subterráneamente hasta el surtidor mencionado mas arriba.
Esta galería tiene orientación Sur y una longitud de 19 metros con unas dimensiones casi constantes de 1.60 metros de alta por 0.60 metros de ancha. En el suelo hay pequeños charcos de agua procedente de las filtraciones del techo, y un pequeño canalillo a lo largo de todo su recorrido para facilitar el desagüe al exterior.


La mina esta excavada sobre el terreno sin ningún paramento y al igual que la anterior conserva las marcas de las picoletas en el momento de su construcción.

Galería principal


A 10 metros nace una galería a la derecha y que continúa girando en redondo hacia la izquierda, con un recorrido de 7.70 metros. Esta bifurcación tiene unas medidas que oscilan entre los 0.54 metros de anchura y  1.78 y 1.58 metros de altura.

Galería principal con el canal excavado en el suelo

Fuente del Molí Paya


Adosada a los muros de un bancal situado debajo de la galería inferior anteriormente descrita está instalada la fuente. La construcción esta asentada en una plataforma rectangular cimentada de obra pero que permanece oculta por el follaje y la vegetación.
El conjunto lo componen una pila lavadero, remozado en su interior por cemento hidráulico y adornado en el exterior con un enlucido color bermellón. En un extremo hay una piedra inclinada para el lavado de la ropa.
Se observa el caño metálico de salida del agua en comunicación con el minado inferior, y por encima una hornacina donde seguramente había un icono religioso.
A la derecha, existen ocultos por la vegetación dos poyos o bancos de obra junto al muro.

Fuente del Molí Payá

1 comentario :

Juliana Favetto dijo...

Impresionante!!! Mi marido de pequeño paseaba por estas galerias. yo apenas me atrevo a ver las entradas desde dentro de la finca. Cada año que vamos descubro un espacio nuevo alli.
Gracias por compartirlo.