Buscar este blog

domingo, 28 de octubre de 2018

EL SANATORIO NATURISTA DE BUSOT

Antes de comenzar es necesario hacer hincapié en el título del artículo y aclarar que no es del todo correcto geográficamente hablando.
Durante los siglos XIX y XX los cronistas en sus escritos, han incluido el antiguo establecimiento hidroterápico situado en el pueblo de Aguas o Aigües, en el vecino pueblo de Busot. Y se ha hecho y se continúa haciendo, a sabiendas, erróneamente.
Así y salvo en contadas ocasiones siempre hemos leído "Balneario de Busot", "Baños de Busot", "Preventorio de Busot" o "Sanatorio de Busot".
Corrigiendo esta anomalía titulé mi último artículo que habla sobre el balneario y las propiedades del Marquesado del Bosch y de Casa Rojas como El bosque del Balneario de Aigües donde hay plasmada una crónica descriptiva del sitio donde estaban ubicados los manantiales termales y una inspección sobre el terreno.

OMNIUM BARCELONÉS

Durante los años 1897-1931 el conjunto de edificios, junto con el principal levantado a finales del XIX (Hotel Miramar), formaron parte del primer sanatorio de España para enfermos convalecientes y estación de invierno.
El Balneario y parte del bosque que lo rodea, propiedad histórica del Marqués del Bosch, pasa en el año 1915 a manos de una sociedad catalana denominada "Omnium Barcelonés".
La firma estaba representada en la Ciudad de Alicante por Amando Alberola Gomis, antiguo miembro de la logia masónica Alona,  que se convertiría en el nuevo administrador de los "Baños de Busot".
Las circunstancias por las que se produjo ese traspaso están poco claras y la información extraída de la prensa de la época no es muy aclaratoria. Por ese motivo lo dejaremos como simples conjeturas a la espera de revisar la documentación que acredite verazmente las causas.
Según el diario La Correspondencia Alicantina la directiva de Omnium Barcelonés actuaba como falsos agentes de bolsa especulando con el dinero de algunos incautos que con la esperanza de recoger grandes beneficios eran estafados.
Víctimas de este engaño según el diario fueron el Barón de Petrés, que perdió en una sola operación ochenta mil duros y el Marqués del Bosch, con setenta mil duros "y por complicaciones sucesivas el Balneario de Busot".
A continuación la sociedad publicó un comunicado en el Diario de Alicante desmintiendo las calumnias exhibidas, manifestando que la adquisición del Balneario se ejerció por métodos totalmente legales, en pública subasta judicial y sin ninguna relación con las pérdidas o ganancias de su propietario.
La sociedad como nueva dueña mejoró y modernizó las instalaciones, levantando nuevas viviendas y dotando al Hotel Miramar de calefacción central.
La temporada oficial de baños cambió de 15 de Noviembre a 15 de Abril.



En esa época la dirección del restaurante del Hotel Miramar estuvo ostentada por Rafael Samper y mas tarde por Juan Cañadas. Este último fue el encargado de servir el banquete que tuvo lugar en los salones del hotel con motivo de la aprobación del proyecto de ferrocarril Alicante - Alcoy elaborado por el Ingeniero Próspero Lafarga.
En 1921 la dirección ofreció al Gobierno de España 30 camas para los enfermos y heridos del ejército de África durante la temporada de 15 de Noviembre a 15 de Abril, y la disponibilidad de todas las instalaciones pasadas las fechas oficiales.
El hotel-balneario continuó recibiendo visitas por partes de las élites sociales, políticas, médicas, etc.. de la época, del mismo modo que se venia haciendo en años anteriores cuando la propiedad pertenecía a la Casa de Rojas.


En el año 1932 el prestigioso doctor en medicina vegetariano - naturista Casiano Ruiz Ibarra llega a un acuerdo con la casa propietaria del balneario: Omnium Barcelonés, para la apertura de un Sanatorio naturista en sus instalaciones.
Los ideales naturistas ya estaban entonces bien arraigados en todo el territorio nacional y contaban con muchos seguidores. En la Ciudad de Alicante se creó en 1919 la Sociedad vegetariana de Alicante compuesta en su mayor parte por militares, siendo presidida por el Teniente Coronel José Miajá y como Presidente honorario por el Doctor D. Enrique Jaramillo.
La dirección de la Asociación se encontraba en los bajos del Hotel Samper en la calle San Fernando, 25.
En 1929 se formó otra Asociación en la capital presidida por D. Mariano Alberich y cuyas reuniones se celebraban inicialmente en la terraza del citado Hotel Samper.

El Domingo 18 de Septiembre de 1932 tuvo lugar la inauguración del sanatorio. A la misma asistieron gentes de buena parte del territorio nacional entre los que se encontraban el Conde de Zaragoza, Paco. S Bonafé; los doctores Antonio Nieto, Alfonso, Nuñez de Losada y el doctor Jaramillo, hijo.



También se contó con la presencia de D. Juan Garcia Giner Director de "Helios", que era la principal revista divulgativa de terapias naturales y medicina homeopática, y la del Sr Humanes, traductor de las obras del prestigioso medico naturista francés Paul Carton.
Todos los asistentes fueron recibidos por el Director del Sanatorio D. Casiano Ruiz Ibarra y por su enfermera Dña  Consuelo Fernandez del Pozo.
La noche del Sábado al Domingo habían hospedados según la revista acción naturista "cincuenta vegetarianos en perfecta paz y silencio delante de una sencilla cena cruda vegetariana".
El Domingo llegaron los miembros de la Asociación vegetariana madrileña y grupos de Murcia, Sax y Alicante, y la presencia del Catedrático Sr Campo de Loma, que aunque no era naturista, simpatizaba con esas ideas.
Esa mañana los invitados tuvieron la oportunidad de visitar las dependencias del complejo, principalmente la instalación hidroterápica "que es completa y de primera calidad en todo su instrumental. A continuación se mostró la instalación del solarium con cinco cabinas individuales "dotada cada una de su ducha elegante".
Después se visitó el pabellón naturista y las salas de masajes, lavado de estómago y colon, las habitaciones para enfermos convalecientes y la biblioteca, que contaba con revistas naturistas de todo el mundo "incluso de la India y de Rusia".
A mediodía tuvo lugar el banquete donde se sirvió una frugal comida vegetariana compuesta de: ensalada, paella vegetariana valenciana, envueltos de Busot, fruta y pan integral.

Por la tarde algunos de los invitados se dedicaron al pasear por el gran bosque "la mejor instalación del establecimiento, donde se hace la mejor aeroterapia, con un aire marino, balsamizado por los pinos y plantas aromáticas, su temperatura ideal y su silencio tan elocuente como sedante".
Finalmente por la noche se ofreció un concierto en el casino del hotel.

Fuente (revista Acción Naturista)

El Doctor Honorio Gimeno Pérez, médico naturista experto en hidroterapia, estuvo presente en la inauguración del Sanatorio y elogió con efusividad tanto el complejo hidroterápico como el entorno donde estaba enclavado:
"Ha costado algo crear una obra semejante en España, pero cuando ha venido ha sido para colocarse de un golpe a la altura de los mejores establecimientos similares del extranjero. En Busot existe lo que falta en muchos de los que he visto o sobre los cuales he leído: Naturaleza acogedora... Lo segundo que hace falta es ser un buen médico naturista. Esto también lo tiene el Sanatorio de Busot... Lo tercero... es un conjunto de instalaciones, donde pueda llevarse a cabo del modo mas perfecto las distintas prescripciones naturopáticas (hidro-helioterapia, alimentación, ejercicio, etc.). En esto sirve de modelo Busot.
En este lugar es, pues, donde van a tener realización gran parte de los sueños que nos han animado a muchos naturistas... La calma del ambiente, la dulce temperatura, el aire balsámico de los pinares, los espaciosos jardines, la comodidad, rayana en lo suntuoso, de la vivienda; la alimentación escogida, la ajustada dirección psíquica, el sol, el agua de Busot, realizarán el milagro".

Instalaciones en el Sanatorio de Busot

A Partir de ese momento las revistas "Helios" , "Acción Naturista", "natura", "pentalfa" o la publicación espírita-naturista "Macrocosmos", iban a ser los principales medios de difusión de la práctica naturista en España.


Un mes después de la inauguración se publicaron poemas sobre Busot y gran cantidad de artículos sobre los servicios prestados y reglas sanatoriales establecidas en el complejo médico.
La revista Acción Naturista afirmaba que "La Dietética individual, la Hidroterapia, La Helio, Foto, Aeroterapia, con el ejercicio y el reposo, serán los agentes principales de tratamiento físico, juntamente con reflexoterapia, masajes y otras manipulaciones".
Indicando a su vez que "el estado psíquico del paciente será objeto de preferente atención, y su actitud mental debidamente orientada por medio de lecturas, conversaciones, y las conferencias mensuales".



LA HIDROTERAPIA Y LOS MÉDICOS DEL AGUA

Para profundizar en el significado de la medicina naturista y sobre la vida de los médicos que la aplicaron desde los inicios del siglo XVIII hasta la primera mitad del siglo XX,  recurriremos al Dr. Alejandro Arteche.
El Sr Arteche fue miembro de la Asociación española de médicos naturistas y autor de varios artículos y libros sobre esta materia.
Según afirma el experto el criterio naturista se basa en primer lugar en el poder curativo de la naturaleza; en segundo lugar en considerar que el cuerpo humano funciona como una totalidad; en tercer lugar la creencia de que la terapia naturista no busca enfermedades, sino personas en las que activar los sistemas generales de respuesta del organismo; y por último, en considerar los agentes físicos naturales (sol, aire, agua, etc..), la dieta vegetariana y las plantas medicinales, como elementos que  sintonizan plenamente con los demás puntos.
En resumen, que la naturaleza humana es la autora principal de la curación.

Revista Macrocosmo. (kuhne, Preissnitz y Kneipp)

En todo lo que rodea a la terapia naturista es particularmente interesante los métodos empleados en los primeros años del siglo XVIII para la curación o sanación del cuerpo solo con el agua, procedimientos ya utilizados con anterioridad desde la mas remota antigüedad.
Según el Doctor Beni-Barde los primeros documentos sobre la historia del agua se encuentran en "El Tratato de los aires, de las aguas y de los lugares" del médico griego Hipócrates, donde afirmaba:
"el primer cuidado del médico, cuando llega a una población, debe ser conocer bien la naturaleza particular de las aguas de que se hace uso; si son pantanosas, finas o gordas; si vienen de lugares elevados o de rocas; si son crudas o salobres".
Hipócrates, considerado el padre de la medicina y el precursor de la hidroterapia, observa la reacción que ejerce el agua fría aplicada de modo racional sobre la piel "obteniendo efectos revulsivos muy manifiestos".

Con posterioridad Galeno hace uso del agua fría para el tratamiento de muchas enfermedades, resultando particularmente interesante según B. Barde "lo que escribió acerca del empleo de los baños calientes y de la manera de practicar las afusiones frias sobre la cabeza, mientras que el resto del cuerpo esta sumergido en agua caliente o tibia".
A mediados del siglo XVIII el Doctor español Vicente Pérez Garrido, denominado como "el médico del agua" afirmaba que el agua tiene todas las virtudes como todas las medicinas: "el agua aplicada al cuerpo humano en bebida, en cristeles, en apósitos, con esta, o la otra preparación accidental, es tan varia en su modo de obrar, que tiene virtudes ella sola, quantas se conocen en todas la medicinas: pues ella es Purgante, Temperante, Diluente, Dulcificante, Nutrientes, Estomática, Emética, Sudorífica, Diurética y Cordial".
"si se busca una panacea para todos los males, no se encontrará otra mas natural ni tampoco mas universal que el agua".
De parecida opinión era el experto en hidrología médica Pedro Gomez de Bedoya cuando afirmaba: "el agua es el principal medicamento siempre.. pues solo, y acompañado produce en nuestros cuerpos maravillosos efectos, libertándonos de muchas y peligrosas enfermedades; el agua goza sola de la virtud de insinuarse, o entrometerse por los mas escondidos, y delicados vasos, y poros de nuestro cuerpo... en los enfermos es el medicamento mas simple, y mas útil, pues alivia la sed, restituye el sueño, aplaca el ardor, ayuda a la cocción, mitiga los dolores y serena las inquietudes".
En la segunda mitad del XVIII el Doctor inglés James Currie asienta las verdaderas bases de una doctrina científica y establece las reglas de la hidroterapia racional. A él, según Beni-Barde, es a quien debe considerarse como verdadero fundador de la Hidroterapia.
Entre otros méritos Currie logró curar a 153 enfermos atacados de fiebre contagiosa por afusiones de agua fría.
A continuación por orden de importancia se encuentra Vincent Priessnitz en la primera mitad del siglo XIX. Según el Doctor Honorio Gimeno "fue uno de los cerebros mas privilegiados que en el mundo han existido y la máxima figura, después de Hipócrates, que se registra en los fastos de la medicina natural".
Priessnitz estudio nuevos procedimientos y aplicó nuevos métodos del uso del agua en el cuerpo humano. Muchos enfermos tratados con la medicina oficial adoptaron las ideas de Priessnitz alcanzando notable fama incluso entre los miembros del Gobierno austriaco, que permitió la construcción del primer establecimiento hidroterápico en el año 1830.
En Francia fue notable el médico Louis Joseph Désiré Fleury. Fleury  defendió la hidroterapia bajo un punto estrictamente científico a diferencia en muchos aspectos a las prácticas de su coetáneo Priessnitz. Según B.Barde Fleury "llegó con la ayuda de experiencias sabiamente organizadas, a universalizar una práctica racional y a crear una doctrina basada en la acción revulsiva del agua fría".

Duchas (Método Fleury)

Por último y para no extendernos demasiado se hace preciso mencionar a Sebastian Kneipp y su método sobre la aplicación del agua como remedio a las enfermedades y dolencias corporales.
Kneipp fue sacerdote y médico, llamado también "el médico del agua" y demostró las bondades del líquido elemento sobre el cuerpo humano en diversidad de formas. Escribió varias obras como la "enseñanza sobre la fuerza y efectos del agua fresca en los cuerpos de las personas"; "Mi cura de agua" o "Vivid así", entre otras. Además ejerció notable influencia en el médico español Honorio Gimeno citado con anterioridad, y como no, a Jaime Santiveri Piniés.
Al Sr Santiveri le diagnosticaron una enfermedad pulmonar que la medicina oficial trataba de incurable, no quedándole otro remedio que acudir a la medicina natural.
Por ese motivo acudió al balneario de Sebastian Kneipp en Wörishofen (Alemania) donde pasó una temporada haciendo curas de agua; tomando una dieta estrictamente vegetariana; dando paseos al aire libre; y tomando tisanas de plantas medicinales, regresando finalmente sano a España.
Una vez asentado de nuevo en Barcelona en el año 1885 fundó una fábrica de productos dietéticos y naturistas con la marca "Santiveri".



Durante esa centuria del 1700 en España se editaron multitud de libros sobre los remedios de sanación mediante el agua, ya sean estas minerales, naturales, termales, ingeridas o su aplicación mediante baños, etc...
Muchos médicos apoyaron la teoría de los citados Perez y Gomez de Bedoya de que el agua era el remedio universal a todos los males y otros, no pocos, los que rechazaron tajántemente esa práctica redactando sus propias teorías y practicas ridiculizando en no pocas ocasiones a sus colegas.
Esa diversidad de opiniones y pareceres se conoció como "la polémica del agua" según Luis Sánchez Granjel.


LOS MÉDICOS NATURISTAS ESPAÑOLES A COMIENZOS DEL SIGLO XX



Aunque hubieron muchos de notable prestigio, mencionaremos a cuatro que de alguna u otra manera estuvieron vinculados al sanatorio-balneario de Aigües: Enrique Jaramillo y Guillen, Eduardo Alfonso y Hernan, Casiano Ruiz Ibarra y Honorio Gimeno Pérez.

Los tres primeros se pueden considerar los promotores del naturismo español.
Enrique Jaramillo y Guillén (1860 - 1926). Es considerado el primer médico naturista. Por una tragedia personal abandonó la versión de la medicina oficial y comenzó a estudiar magnetismo y homeopatía.
Utilizaba el agua, el sol, el aire, la electricidad, el ejercicio, el magnetismo y la sugestión como cura naturista.
Falleció antes de la inauguración del sanatorio de Aigües. Su hijo, Enrique Jaramillo Gomez continuó con su obra y fue uno de los miembros asistenciales de la apertura del Sanatorio.

Casiano Ruiz Ibarra (1878 - 1961). Estudio la carrera de medicina y se especializó en toco-ginecología y cirugía. En el año 1916 se hizo vegetariano tras comprobar la mejora experimentada por un hermano con este tipo de alimentación. A continuación estudió y estableció correspondencia con médicos naturistas y vegetarianos extranjeros llegando a ser Presidente de la Sociedad Vegetariana Española.
Mas tarde ingresa en la masonería y funda la revista "Acción naturista" junto con los doctores Enrique Jaramillo y Eduardo Alfonso, siendo los tres directores y propietarios de la publicación.
Poco tiempo después el doctor Ruiz compra su parte de la revista a sus dos socios y funda "La Fisiatría".

Eduardo Alfonso y Hernan (1894 - 1991). Médico de profesión, entro en la masonería siendo apadrinado por Mario Roso de Luna y por Casiano Ruiz Ibarra.
Fundó con Mariano Macé una revista vegetariano-naturista llamada "Kosmos". Tiempo después aconsejado por D. Enrique Jaramillo se cambió el título de la revista por el de "Acción Naturista" siendo la tríada de Doctores comentada con anterioridad sus directores.
El Doctor Alfonso fue muy prolífico ya que dejó escritos gran cantidad de obras y artículos, muchos de ellos en la revista "España Médica" cuyo director era D. José de Eleicegui.

Honorio Gimeno Pérez (1907 - 1991). El doctor Gimeno, apodado el Dr Hidrófilo, estudio medicina obteniendo once matrículas de honor en su carrera. Fue admirador de los métodos de V. Priessnitz y de S. Kneipp llegando a ser uno de los mejores médicos naturistas y el mayor experto en hidroterápia de su tiempo.
Visitó los sanatorios naturistas de Europa y se entrevisto con los mejores médicos suizos y alemanes.
Desde joven comenzó a practicar en sí mismo la hidroterapia siguiendo la terapia de Kneipp y a los 18 años se hizo vegetariano.
Fundo una clínica naturista en Barcelona (la única que existía en España), en la que estuvo trabajando atendiendo a pacientes durante 61 años.

Revista La Fisiatría del Dr Ruiz Ibarra


LA ASAMBLEA NATURISTA DE BUSOT

Durante los días 16, 17, 18 y 19 de Mayo de 1933 se celebró la III Asamblea Naturista Española cuya organización se llevó a cabo por los Doctores Honorio Gimeno, Juan García Giner y Casiano Ruiz Ibarra.
Esta reunión cuyo lema era "por la decencia y el progreso del naturismo" pretendía ser el primer paso para la defensa, progreso y desarrollo de los ideales naturistas en España.
La asamblea apenas tuvo eco en la prensa, tan solo lo anunció el Diario de Alicante malinterpretando los términos, anunciando la reunión de Busot  como una asamblea de desnudistas "donde no ha de faltarles a los amantes del desnudo integral un espléndido sol vivificador".
El Doctor Ruiz Ibarra aclaró esas insinuaciones manifestando que el verdadero carácter de la asamblea era el estudio científico del naturismo y la moral, indicando que las aseveraciones del diario eran totalmente opuestas al criterio naturista.
Y es que desnudismo y naturismo no son lo mismo, son términos opuestos. Los naturistas definen el naturismo como una escuela médico-higiénica donde priman tres aspectos esenciales: la integridad física, moral e intelectual, dirigida, explicada y vigilada por mentes ecuánimes y preparadas.
Por otro lado el desnudismo era una exhibición de desnudeces, anti-higiénica y primitiva.

-------------

Reunión de asambleístas

Entre los asistentes se encontraban los Doctores, Eduardo Alfonso, Jaramillo Gómez, Jose Conde Andreu, Laguna Serrano, Roberto Remartinez y Angel Vidaurrázaga entre otros.
El mismo Juan García Giner asistió también en representación de la Sociedad Vegetariana naturista de Valencia; Antonio Nieto, Jaramillo, y Cándido Ramirez por la Sociedad Naturista Madrileña; Jesús Giménez y José Galián Cerón por el Grupo Regeneración de AlbaceteRafael Alfaya por el Grupo de Isla Cristina y muchos otros en nombre de Sociedades repartidas por el territorio nacional.
También hubieron representantes de las revistas vegetariano naturistas: "Naturismo" de Barcelona; "Acción Naturista" de Madrid y "Helios" de Valencia.

Menú ofrecido en la Asamblea de Busot

Los actos programados para el primer día fueron las ponencias de los Doctores Gimeno y Alfonso.
Honorio Gimeno leyó una exposición titulada "tres indicaciones fundamentales en medicina naturista: Indicación psicoterápica, indicación dietética e indicación hidroterápica".
Eduardo Alfonso expuso su ponencia: "Ética profesional médico naturista".
Finalmente los Doctores Remartinez, Laguna, Conde y Ruiz Ibarra pronunciaron un mitin sobre el naturismo y el vegetarianismo.

Reunión de asambleístas

El día 17 por la mañana se realizó un concurso de natación en la piscina termal, y por la tarde el Doctor Galían Cerón leyó su ponencia: "Publicaciones naturistas".
El día 18 a las cinco de la mañana se realizaron excursiones a la playa y a la montaña "desde la que se descubren maravillosas perspectivas, reinando en el seno de todos ellos la alegría mas contagiosa, el mas saludable buen humor y la camaradería mas franca y leal", según la crónica de la revista Helios.
A las diez de la mañana el Doctor Ruiz Ibarra leyó su exposición sobre "El diagnóstico y sus métodos en Medicina Natural". Y por la tarde el Doctor Rico leyó su ponencia sobre "Asociaciones naturistas".
El viernes día 19 tuvo lugar una reunión de todos los asambleístas para aprobar las conclusiones de todas las ponencias y tomar acuerdos para la asamblea del siguiente año.

Baño en la piscina termal

Al finalizar la asamblea se llegó a la conclusión de que el orden psíquico y la dietética en defensa del vegetarianismo y la toma de alimentos en crudo, excluyendo la ingesta de carne, eran los dos principios básicos de la medicina naturista. Y en tercer lugar la Hidroterapia como medio terapéutico de mayor amplitud y energía.
Por su parte el médico naturista debe de dar ejemplo de vida sana y una conducta personal de acuerdo con una moral espiritual basada en leyes naturales; y la intensificación del estudio filosófico, moral y técnico como disciplina diferenciada respecto de la medicina oficial.
Se llegó al acuerdo de unificar las ideas fundamentales de todas las asociaciones naturistas creando una unidad central donde se diera a conocer a los verdaderos médicos naturistas y fomentando la comprensión, la tolerancia, la disciplina y el amor.

A partir de este momento se fundaron muchas asociaciones naturistas por todo el territorio nacional y se organizaron congresos en otras ciudades.
Al año siguiente (1934) se organizó el IV Congreso naturista en Manzanares el Real; en 1935 el V Congreso celebrado en la Ciudad de Sevilla; y el VI Congreso en Santander en el año 1936.
En la asamblea que tuvo lugar en la ciudad hispalense se creo la "Federación Naturista Española" siendo su presidente el Doctor Eduardo Alfonso y Hernan.
En esa asamblea se aprobó su reglamento y fue ratificado por el Gobierno Civil el 19 de Octubre de 1935. (el reglamento fue publicado en la revista Helios nº 211).

La evolución del vegetariano-naturismo en España se paralizó a consecuencia de la guerra civil española, o como diría el Doctor Eduardo Alfonso "la guerra civil (mejor dicho incivil) nos deshizo el edificio con tanto tesón levantado en tantos años de laboreo entusiasta y fervoroso".
Según el Doctor Juan Fernando Jiménez Diaz los cuatro elementos que iba a sufrir el movimiento naturista a consecuencia del conflicto armado eran: el silencio; la desaparición de las revistas naturistas; la represión y la cárcel; y la paralización de las sociedades vegetariano-naturistas.
A todo esto hay que sumarle la persecución de muchos médicos y simpatizantes del criterio naturista que pertenecían a la masonería a raíz del decreto de Septiembre de 1936 ordenando por Franco.
"La francmasonería y otras asociaciones clandestinas son declaradas contrarias a la Ley: Todo activista que permanezca en ellas tras la publicación del presente edicto será considerado como reo del crimen de rebelión".
El Doctor Eduardo Alfonso fue encarcelado por pertenecer a la masonería en el año 1942. Estuvo encerrado durante tres años donde tuvo tiempo y ánimo de escribir un libro titulado "problemas religiosos e historia comparada de las religiones".

Durante la posguerra, como apunta J.F. Jiménez el movimiento vegetariano naturista era inexistente, aunque poco a poco los médicos que estaban en libertad comenzaron de nuevo su actividad discretamente.
Los Doctores Ruiz Ibarra, Eduardo Alfonso, Honorio Gimeno y Jose Conde Andreu reiniciaron su trabajo lentamente pero dejando paso a otros, entre los que cabe destacar a los Doctores Pablo Saz Peiró o Silverio Palafox Marqués entre otros muchos.

-------------

CONCLUSIÓN FINAL

El corto periodo de vida que tuvo el sanatorio naturista de Aigües, desde su inauguración en Septiembre del año 1932 hasta su ocaso a consecuencia del estallido de la guerra civil española, es un episodio no demasiado conocido pero que forma parte de la historia y debe ser difundido.
Casi inmediatamente las instalaciones se usaron como preventorio infantil antituberculoso a cargo de las Madres Mercedarias, hasta su cierre definitivo en el año 1967.
Como bien es sabido existieron otros proyectos para darle uso a las instalaciones, como la propuesta de Luis Diaz Alperi como Presidente de la Diputación de Alicante de instalar un centro para "subnormales profundos".
En parte el objetivo era trasladar a los residentes del Sanatorio de El Vergel dadas las pésimas condiciones en que se encontraban. Según el Diario Información la situación era "insostenible" y "donde se habla de monstruosidad del centro, de los tratos infrahumanos y de la terapéutica similar a la de los campos de concentración nazi".
La propuesta consistía en habilitar la primera planta del hospital y cederla al Patronato San Francisco de Borja para su utilización como centro de deficientes, acogiendo a los internos del Sanatorio de  el Vergel.
Unos años mas tarde, en 1987, el balneario recibió un visita japonesa para ubicar una residencia de la tercera edad, proyecto que finalmente no se realizó.
A partir de ahí el conjunto de edificios que componían la estación invernal y mas tarde el sanatorio naturista fue degradándose inexorablemente hasta su casi completa desaparición. Tan solo queda en pie tristemente, el otrora llamado Hotel Miramar.

Aspecto actual del Balneario de Aigües.

Fuentes Consultadas:

- Revista Helios
- Revista Acción Naturista
- Revista Macrocosmos
- Revista Medicina Naturista. 2000 nº1: 24-27. Pablo Saz Peiró.
- Revista Natura Medicatrix.
- Diario La correspondencia alicantina.
- Diario de Alicante.
- Diario Información.
- Biblioteca virtual de prensa histórica.
- La Medicina española del siglo XVIII. Luis Sanchez Granjel
- Manual médico de hidroterápia. Dr Beni-Barde
- Vivid así. Sebastian Kneipp
- Hidropathia o cura por medio del agua fria. Vincent Priessnitz
- El naturismo médico español. Alejandro Arteche García
- Plantas medicinales. Medicina naturista fitoterapia. Juan Fernando Jiménez Díaz.
- La medicina en el agua ó sea la hidropatía. Dr. D. José Nogueras.
- Historia universal de las fuentes minerales de España. Pedro Gomez de Bedoya y Paredes.

No hay comentarios :