Buscar este blog

lunes, 20 de octubre de 2014

EL OCASO DE LA FUENTE ANTIGUA

En un informe del Igme elaborado por E. Dupuy de Lôme y P. Novo y Chicarro del año 1917 indican que:

"El caudal de agua con que cuenta Crevillente para el abastecimiento de la población y para el riego, es suministrado por tres galerías abiertas en la falda de la sierra y algunos pozos existentes en la huerta.
La galería llamada de la Fuente Antigua, situada a unos dos kilómetros del pueblo, atraviesa primeramente el terreno mioceno, sin que se presente ningún nacimiento de agua en los contactos de las capas de diversa permeabilidad; cruza después un gran espesor de yesos, y, finalmente, penetra en las calizas triásicas, compactas y magnesianas, que dan un caudal muy constante de 54 litros por segundo. La longitud total de la galería es de 800 metros, con dirección media al Nordeste".
Seguidamente menciona la Mina de la Cata señalando un caudal en esa época de 40 litros por segundo y una tercera cuyo nombre omite diciendo tener escaso caudal.

A pesar de los trabajos de reparación efectuados en la galería y en las conducciones a finales del siglo XIX, el caudal de la Fuente Antigua no solo no aumentó, sino que decreció de una forma paulatina hasta la extinción de las actividades en los años 70 del pasado siglo XX.

En el fondo de documentos de esta Sociedad custodiados en el Archivo Municipal de Crevillente se conservan algunos justificantes de compras y materiales para la conservación de la mina.
Seguramente, por proximidad, frente a la entrada de la galería en la parte baja del barranco cerca dels Pontets, había ubicada en la parte derecha de la rambla una fábrica de cal hidráulica en el lugar ocupado hoy por una vivienda particular.


Archivo Municipal de Crevillente

Aún así, la Sociedad durante estos primeros años del siglo XX continuaba su expansión construyendo acequias con el fin de prolongar el área regable a lugares mas lejanos.
El 15 de Octubre de 1924 el Presidente de la Sociedad emite una instancia solicitando la construcción de un brazal desde el abrevadero situado en la Calle del Carmen, frente al edificio de "Villa Concha". El itinerario continuaba por  las Calles Sierpe, Santa Rita, Camposanto, de la Ermita, atravesaba bajo la boquera del Marchantero y continuaba por los barrios de Planelles, Boquera y Carreta.

Archivo Municipal de Crevillente

El pleito entre la Sociedad de la Fuente Antigua y la Comunidad de regantes de Els Clots

La Sociedad Minera de Els Clots fue creada el 7 de Mayo de 1920 ante el Notario D. Juan Castrillo Santos.
Sobre el terreno, en el Barranco de la Rambla, aún se vislumbran los restos de la expresada Sociedad.
A la altura del pozo del Molino de Juliet, se divisa las ruinas de la caseta de riegos de Els Clots, la entrada a la galería subterránea y la disposición de varios pozos de aireación o lumbreras aguas arriba.

Casa de la Sociedad de Els Clots
Mina y casa de riegos de Els Clots

El 21 de Julio de 1919 D. Augusto Mas Quesada, Presidente de la Sociedad Minera Els Clots, solicita un registro minero designando 45 pertenencias de la mina de lignito La Crevillentina en el Barranco de la Rambla, dentro de la cual se hallaban los acueductos de las aguas de la Font Antiga.
A su vez esta última recelando de las pretensiones de Els Clots solicita la designación de 40 pertenencias de la mina de lignito La Protectora, envolviendo los manantiales de la Fuente Antigua y la cabecera del acueducto.

Plano de demarcación de La Protectora

La siguiente foto es un extracto del plano general realizado a raíz del pleito que nos ocupa, situando las pertenencias mineras de la Protectora y La Crevillentina.
Se puede observar la acequia de la Fuente Antigua y la caseta de riegos y la entrada de la mina de Els Clots

Archivo Municipal de Crevillente

Bocamina y caseta de riego de Els Clots

Como invariablemente sucede en Sociedades de este tipo y dada la proximidad de ambas los litigios no se hicieron esperar.
D. Ismael Candela Mas, Presidente de la Sociedad de la Fuente Antigua presenta el 18 de Septiembre de 1929 ante el Gobernador Civil un escrito de denuncia contra la Sociedad Els Clots, acusando a ésta de alumbrar aguas "capturando las de la Fuente Antigua", amparándose en una concesión minera.
En su acusación el Sr Candela asegura que los trabajos de Els Clots se habían aproximado a las acequias y manantiales de la Sociedad que preside habiendo llegado sin permiso al frente de la galería y a pocos metros de sus cauces, abriendo un pozo a seis metros de distancia de la acequia.
El Sr Candela solicita además que por parte del personal de la Jefatura de Minas se realice una inspección a los terrenos de Els Clots y se paralicen los trabajos hasta tanto que la expresada Sociedad preste un fianza equivalente al valor de las aguas.
El 17 de Octubre el Ingeniero Sr Martinez Soriano realizó una visita al manantial de la Fuente Antigua y a los trabajos de La Crevillentina concluyendo que "no teniendo las labores mineras, a su juicio, otras finalidad que el alumbrameinto de aguas, cuando lo consigan será a expensas del manantial Fuente Antigua... debiendo suspenderse las labores que en la mina se están realizando hasta que la Sociedad Els Clots deposite la fianza equivalente al valor de las aguas".

El 30 de Diciembre el Gobernador Civil, de acuerdo con el informe de la Jefatura de Minas dictamina:

"la suspensión de las labores en dicha mina, rellenar aquéllas que se encuentren a menos de 40 metros de las acequias y acueductos de la Fuente Antigua y afianzar el valor de las aguas, antes de solicitar permiso para continuar los trabajos".

Contra esta resolución, el 11 de Febrero de 1930 el Sr Augusto Mas interpuso recurso de alzada fundándose en que los trabajos realizados por la Sociedad que preside habían sido realizados con el consentimiento de la Sociedad Fuente Antigua, "al haber sido presididas ambas por un presidente común; en que a pesar de llevar gastadas en los trabajos de exploración más de 250.000 pesetas, no había disminuido el caudal de la Fuente Antigua y que antes de realizar los trabajos era público y notorio que el caudal de la Fuente Antigua pasó de 72 litros por segundo a los 25 en el momento de estos hechos, siendo absurdo suponer que a otra empresa se le ocurra alumbrar aguas en terrenos en los que su decrecimiento rápido anuncie su próxima desaparición."

El recurso fue desestimado por Real Orden de 12 de Mayo de 1930.

Lumbrera de Els Clots (situada unos metros abajo
del Pont dels Moros)

La Sociedad Els Clots sin haber ejecutado la resolución del Gobernador, vuelve a ser denunciada el siguiente 12 de Julio por la Sociedad de La Fuente Antigua por la apertura de un pozo en unos terrenos recién adquiridos en el Partido de El Castellar, "a una distancia menor de 100 metros de la galería de desagüe de la Fuente Antigua y que al profundizar puede tirar de las aguas y captarlas solicitando por ello, la suspensión de las obras".

La alcaldía de Crevillente nombró al Perito Agrícola D. Joaquin Ruiz Torregrosa para la comprobación sobre el terreno de la existencia del indicado pozo y la distancia a la galería de desagüe de la Fuente Antigua.
En su informe el Sr Ruiz afirma que "en terrenos de la pertenencia de la Sociedad Els Clots se esta abriendo un pozo que medida la distancia a la galería de desagüe de la propiedad de la Sociedad Fuente Antigua es la de SESENTA Y DOS METROS OCHENTA CENTÍMETROS existiendo en la referida galería de desagüe los alumbramientos de aguas para el abastecimiento de esta villa y para el riego de parte de las Fincas rústicas enclavadas en este término municipal".

La vigente Ley de aguas de 1879 mencionaba en los artículos 23 y 24 la prohibición a los dueños de terrenos abrir pozos y socavones a menor distancia de cien metros de otro alumbramiento, fuente, río, canal, acequia o abrevadero público, sin la licencia correspondiente de los dueños o en su caso del Ayuntamiento.
Al no haber obtenido la Sociedad Els Clots el mencionado permiso, el Alcalde con fecha 26 de Julio decretó la suspensión de las labores de la mencionada Sociedad.
El Sr D. Augusto Mas alega en defensa de la entidad que representa que el pozo aludido es un pozo ordinario, sin socavones ni galerías.
Prosigue en su alegato anunciando que el brocal se halla muy por encima del nivel del manantial de la Fuente Antigua, y que las aguas, si se encontrasen, no serían extraídas con artefactos ni con máquinas, sino con la mano del hombre. Añade que por este motivo se podría prohibir la apertura de toda clase de pozos a todos los terratenientes del término de Crevillente y privar de las aguas indispensables para usos domésticos.
En el punto tercero señala que el Alcalde de Crevillente carece de competencia para suspender las obras, siendo una cuestión puramente civil y cuya jurisdicción compete a los Tribunales de Justicia.

No me extenderé mas en este asunto ya que ignoro la resolución final de este pleito, pero haciendo un rastreo de la prensa de la época encontramos dos noticias que sirven de ejemplo de que efectivamente la finalidad de la Sociedad Els Clots era aflorar agua para el riego.
El Diario El Día de 18 de Abril de 1928 informa:
"El manantial de Els Clots arroja gran cantidad de agua, efecto de acertados trabajos de minería".

Diario El Día 04/09-1928

Fin del suministro de la Fuente Antigua

"Crevillente ha sido siempre y es en la provincia, el pueblo donde mayores sacrificios se han hecho por el alumbramiento de aguas.
Los sacrificios y dineros gastados en sus minas con este fin, suman mas millones que el valor de su actual patrimonio.
A pesar de plan plausible porfía que para muchas familias representó la ruina, de no haber llegado a tiempo los Riegos de Levante su población hubiera emigrado o convertido en miserable tribu.
Precisamente el origen y formación de esta villa se debe a su pobre y ¡ay! perturbadora Fuente Antigua".

Este es un extracto de una noticia de el Diario El Luchador del año 1930 donde se manifiesta claramente la escasez de aguas para la población.
En adelante la situación no mejoraría. Las captaciones de la Fuente Antigua como las de San José y María pronto se verían amenazadas por otra Sociedad mas moderna denominada "Riegos de la Salud S.A".
En un primer momento la mencionada entidad pretendía excavar un pozo en las inmediaciones de Hondón de los Frailes y extraer un caudal de 5 metros cúbicos por segundo.
Al no satisfacer las previsiones esperadas el proyecto se modificó, realizando una galería horizontal que atravesaba la sierra de Crevillente hasta el valle de Hondón con un recorrido de 2360 metros. Esta galería es conocida popularmente como "Galería de los Suizos" debido a la gran cantidad de personas de esta nacionalidad que intervinieron en el diseño y realización de la mina.
Excavada la galería el agua dejó de manar caballera al exterior y se perforaron en su interior 12 pozos verticales, alguno de ellos de gran profundidad, sobre explotando con ello el acuífero y siendo la principal causa de la desaparición de las aguas por los canales de la Fuente Antigua.
Así mismo la Sociedad de la Fuente Antigua durante los años 1968 y 1969 instaló un transformador eléctrico de 30 Kw y una bomba elevadora provista de un motor de 25 cv al bajar el nivel del agua y no poder fluir por gravedad.
En la galería de captación moderna aún quedan restos abandonados de tuberías y materiales de estos años.



Finalmente el 26 de Enero de 1972 D. Salvador Puig Fuentes emite una instancia a la Delegación Provincial de Trabajo donde expone:
"Que habiéndose perdido el caudal de agua en cantidad tal que se hace imposible su normal utilización, nos vemos en la necesidad de solicitar la reducción de personal, como único medio de mantener por lo menos a un trabajador"

En el expediente de reducción de personal queda reflejado que en los años 1969, 1970 y 1971 eran tres los empleados del Sindicato: un administrativo ejerciendo las labores de secretario del Sindicato y de distribución del agua y dos obreros cuyo cometido era la vigilancia del suministro.
De la Fuente Antigua solo quedaba el edificio donde se realizaba la distribución del agua valorado en 300.000 pesetas; la mina, que sin agua carecía de todo valor y el depósito si ninguna utilidad.
Por resolución de 4 de Julio de 1994 de la Consellería de Industria, Comercio y Turismo se declaró caducada la concesión minera La Protectora.

Este fue el final del funcionamiento de la histórica fuente.


Fuentes Consultadas:

- IGME. Año 1917. E. Dupuy de Lôme y P. Novo y Chicarro.
- Archivo Municipal de Crevillente.
- Archivo Histórico Provincial de Alicante
- Ley de aguas de 1879.
- Diario El Día.
- Simposio internacional sobre el uso sostenible de las aguas subterráneas. (La galería de los Suizos)


No hay comentarios :